ECONOMíA › EL FMI APLAUDE EL PLAN, AUNQUE “ALGUNAS MEDIDAS SEAN DIFICILES DE DIGERIR”

El dolor estomacal por el ajuste

“Algunas medidas serán difíciles de digerir, pero este gobierno está poniendo la casa en orden”, dijo el titular del Comité Financiero del FMI, Agustín Carstens, sobre las políticas de ajuste de Macri. Admitió que provocarán una “suave recesión”.

 Por Raúl Dellatorre

“Las nuevas autoridades económicas de Argentina iniciaron un proceso para poner la casa en orden”, evaluó el titular del Comité Financiero del FMI, Agustín Carstens, “pero, en el corto plazo, algunas medidas serán difíciles de digerir”, advirtió. El titular del Banco Central mexicano, permanente candidato del establishment financiero mundial para convertirlo en el primer director gerente latinoamericano del FMI, elogió el durísimo ajuste aplicado por Mauricio Macri en sus primeros cien días, con una devaluación superior al 50 por ciento, aumentos en el transporte, la electricidad y el gas domiciliario que elevaron hasta en tres veces el costo de estos servicios, y la ola de despidos en el sector público seguida de cesantías y suspensiones que ya afectan a más de 80 mil trabajadores en el sector privado. “Algunas medidas podrán ser difíciles de digerir, pero este gobierno está tratando de establecer una base muy sólida que lleve a una mayor estabilidad, a estándares de vida mucho mejores en Argentina”, se ilusionó el mexicano, que no es la primera vez que se erige en firme defensor de las más duras recetas de ajuste neoliberales.

Este año, la Asamblea conjunta del FMI y el Banco Mundial resultó un espacio por demás propicio para las autoridades argentinas. El encuentro en Washington coincidió con el cierre del acuerdo para pagarles a los fondos buitre en las condiciones extravagantes dispuestas por el juez Thomas Griesa. El costo de las medidas de ajuste implementadas y la puesta en el primer plano de prioridades al pago a los fondos buitre y la “vuelta al mercado financiero”, mereció, lógicamente, expresiones de euforia del establishment internacional. No obstante, el FMI admitió los “costos” que tendrán en materia económico y social dichas políticas en el corto plazo, aunque auguró, como lo viene haciendo desde hace casi medio, siglo, que sus recetas siempre conducen. “Aunque sea difícil de digerir en el corto plazo, creo que los argentinos serán los principales beneficiados”, pontificó otra vez ayer Agustín Carstens.

“Estamos muy alentados por lo que hemos visto en los últimos meses”, dijo el director del Comité Financiero del FMI sobre los cambios en Argentina. Destacó también “el importante trabajo” del Ejecutivo de Mauricio Macri para “aumentar la transparencia” en el plano económico. Según las últimas previsiones del FMI, publicadas esta semana, las reformas en marcha para corregir los desequilibrios en Argentina han mejorado las perspectivas para el país, aunque reconoció que el ajuste generará una “suave recesión” económica en 2016, con una contracción prevista del uno por ciento. “Estamos mal pero vamos bien”, decía el ex presidente Carlos Menem hacia fines de los 90 para justificar el mal momento provocado por algunas políticas de sus ministros de Economía, y las brillantes perspectivas que auguraba una vez que pasaran las primeras etapas.

Carstens puso énfasis también en elogiar los avances del gobierno de Mauricio Macri en sus esfuerzos para recomponer las relaciones con el mercado de capitales e instituciones financieras como el FMI. “Todos los países integrantes (del Comité Financiero) saludaron el enorme progreso que el gobierno está logrando en poner punto final a un período muy difícil en sus relaciones con los mercados de capital; es un enorme paso adelante, y como latinoamericano es bueno ver a un país como Argentina tratando de poner la casa en orden”, apuntó.

Compartir: 

Twitter
 

Christine Lagarde, directora gerente, y Agustín Carstens, titular del Comité Financiero del FMI.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.