ECONOMíA › SUBAS DE HASTA EL CIENTO POR CIENTO EN VERDURAS POR LAS INUNDACIONES

Inflación que cayó del cielo

Las precipitaciones de las últimas semanas afectaron la producción y el traslado de verduras, lo que derivó en fuertes aumentos de precios. Lechuga, tomate, cebolla, zapallito, acelga y papa, entre las más afectadas. También hay problemas en los tambos.

 Por Federico Kucher

Las intensas lluvias de las últimas tres semanas generaron problemas en el abastecimiento normal de las verdulerías y distintos productos empezaron a registrar subas relevantes en los precios. Acelga, rúcula y papa son algunas de las mercaderías con dificultad para conseguirse, mientras que en el caso de la lechuga se anotaron remarcaciones de más del ciento por ciento en pocos días. La cebolla y el tomate fueron otras verduras con importantes variaciones de precios. En los tambos, en tanto, se observaron problemas para mantener el ritmo de producción normal. Esto agrega presiones para sostener el valor final de la leche en las góndolas. Las lluvias aportaron así un elemento extra de tensión para la inflación de abril, un mes en que las consultoras del mercado estimaron un piso de alrededor del 7 por ciento.

“Tengo 49 años, desde los 12 que trabajo en la quinta y nunca vi algo igual”, dijo Mario Bevilacqua, el titular de la asociación de Horticultores de Entre Ríos. El referente recordó que en febrero pasado se fijaron las metas de producción para el año con el área de Agricultura provincial. “Esa escala era medianamente aceptable. Pero hoy no está quedando nada”, alertó. En las distintas regiones del país la lluvia está afectado fuerte la producción de las quintas de verduras y se espera que en los próximos días continúen registrándose aumentos en los precios de muchos productos de verdulería. Al granizo de hace unas semanas, según el horticultor, se le sumaron lluvias casi ininterrumpidas, un fenómeno que terminó de arruinar los cultivos verdes. “Me llegan noticias de puras inundaciones. Es una situación de emergencia hortícola, hídrica y apícola”, aseguró Bevilacqua.

En el área metropolitana el temporal también aumenta las tensiones con los precios para el consumidor final. “Las lluvias afectan a los pequeños productores de Escobar, La Plata, Florencio Varela, las localidades que abastecen a la Capital y el conurbano bonaerense. No sólo son las inundaciones sino que la tormenta complica mucho la capacidad de los productores para sacar las verduras de las quintas. Muchas veces son caminos de tierra y no cuentan con las camionetas necesarias para mantener los canales de abastecimiento sin interrupciones. Por ejemplo, el fin de semana pasado en muchas de las ferias de consumo popular no tenían verduras. Este problema es una fuente más que genera aumentos de precios”, indicó la economista Lorena Putero, especialista en economía social del Centro Cultural de la Cooperación.

En el Litoral, una de las zonas del país con mayor producción de verduras, el efecto de la lluvia ya comenzó a generar fuertes distorsiones de precios. Las inundaciones impiden abastecer a los centros urbanos con productos locales y se comenzó a traer mercadería de Mendoza. Comerciantes de Santa Fe detallaron que hay productos que no se consiguen, por ejemplo la rúcula, que no puede viajar porque la planta no aguanta. El zapallito ya tiene un valor 150 por ciento más caro del precio normal, en tanto que la lechuga pasó de 15 a 35 o 40 pesos el kilo según la variedad (mantecosa, crespa o repollada). “Hay poca cantidad de verdura y de baja calidad. La mayoría de los productos están llegando de zonas como Mendoza, por lo que los precios también son más caros por el efecto del transporte. Todo lo verde se pudrió. Va a llevar tiempo recuperar la producción local y encima ya se viene el frío, así que no va a haber tanta verdura”, resumieron.

La actividad lechera, que atraviesa fuertes problemas financieros con más de 10 mil pequeños y medianos tambos que producen a pérdida, es otra de las economías regionales perjudicada por las precipitaciones de las últimas semanas. “Las lluvias afectaron la producción de los tambos. Por lo general las precipitaciones limitan en forma temporal el abastecimiento de leche y estas lluvias han sido más fuertes de las normales”, dijo a este diario un empresario de una reconocida marca láctea. Agregó que “por ahora no hubo traslado a los precios finales y es prematuro adelantar si lo habrá en los próximos días. Es necesario esperar a ver si esta semana se despeja y descomprime un poco la situación en los tambos. Pero siempre las lluvias pueden ser fuente de presión para los precios”, aseguró. Algunos referentes del sector especulan que la leche tendrá un incremento estas semanas por la disminución de la oferta provocada por las lluvias.

Abril es un mes que registrará importantes incrementos de precios. El consenso de consultoras considera que la inflación se ubicará en torno del 7 por ciento, debido a la suba del transporte (colectivos y trenes) y otros tarifas públicas. Orlando Ferreres indicó que los precios al consumidor avanzarán en torno del 8,5 por ciento, al tiempo que desde el Estudio Bein ubicaron el alza en 7 por ciento, con un salto que se explica principalmente por las correcciones tarifarias. Las lluvias de las últimas semanas agregan un nuevo elemento de presión sobre la inflación de este mes.

Compartir: 

Twitter
 

“Llevará tiempo recuperar la producción local y encima se viene el frío”, advirtieron los productores.
Imagen: AFP
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.