ECONOMíA › EL GOBIERNO LES PROMETIó A GOBERNADORES REDUCIR EL IMPACTO DEL TARIFAZO SOBRE JUBILADOS, ASALARIADOS Y PYMES

Vienen cambios para la planilla de Aranguren

El ministro de Energía ya no podrá sostener el tarifazo en toda su dimensión para cumplir los objetivos de su planilla Excel. Así lo admitió el Gobierno durante una reunión con gobernadores patagónicos. Hoy haría los anuncios.

El Gobierno ofrecerá nuevas concesiones para mitigar el impacto del tarifazo. Jubilados que cobran hasta 11 mil pesos y trabajadores con sueldos inferiores a los 12 mil pesos podrían ver reducido el golpe tarifario y las pymes también obtendrían un tope en el porcentaje de incremento. El anuncio se concretará en las próximas horas, según resolvieron ayer el ministro de Interior, Rogelio Frigerio, y su par de Energía, Juan José Aranguren, en una reunión con los gobernadores patagónicos. El Ejecutivo intenta dar una respuesta política a la presión social y al avance de las medidas cautelares, que ayer sumó el caso de San Luis, en donde se ordenó a las empresas distribuidoras recalcular las boletas con un tope de aumento del 70 por ciento. En la Justicia el Gobierno intenta llegar hasta las últimas consecuencias: le pidió a la Corte que intervenga para restablecer el tarifazo en Chubut.

“La situación de las tarifas es algo que no es sencillo de resolver. Estamos evaluando ponerle un tope a los aumentos del sector pyme”, admitió ayer el jefe de Gabinete, Marcos Peña, durante su informe de gestión en el Senado. Las asociaciones de consumidores critican que el Gobierno estudia cambios sobre la marcha con un alto grado de improvisación con medidas que llegan tarde y son insuficientes.

Los primeros en poner el grito en el cielo a partir del tarifazo fueron los usuarios patagónicos, para quienes la quita de subsidios fue mayor que en el resto del país. Ayer los mandatarios de esas provincias fueron recibidos por el Gobierno y hoy harán lo propio los gobernadores de las provincias del centro y el norte del país. Luego se harán anuncios.

Algunos de los cambios que propondrá el Gobierno fueron anticipados por el gobernador de Chubut, Mario Das Neves. A la salida de la reunión con Frigerio y Aranguren, dijo que “se va reducir el aumento tarifario en gas a jubilados y pensionados que cobren hasta 11 mil pesos, discapacitados, beneficiarios de planes sociales, empleadas domésticas y trabajadores que perciban salarios de hasta 12 mil pesos, además de una baja del porcentaje de aumento para las pymes y comercios”. Detalló que “31.857 familias de Chubut tendrán aumento cero de gas”.

También se refirió al encuentro el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck: “hemos avanzado muchísimo de lo que eran las semanas anteriores a esta reunión. Avances concretos y notorios sobre las personas que no van a ser alcanzadas por el incremento del gas, algunos aspectos que tienen que ver con las pymes, el comercio y las industrias”, señaló. Además de Das Neves y Weretilnek, asistieron a la reunión en Casa Rosada el gobernador de Neuquén, Omar Gutiérrez, y de La Pampa, Carlos Verna; junto al secretario de Energía de Tierra del Fuego, Omar Nogar; el ministro de Economía mendocino, Enrique Vakuie, y el vicegobernador de Santa Cruz, Pablo González.

El Gobierno trata de encauzar políticamente los reclamos en contra del tarifazo pero hasta ahora fueron intentos frustrados. Días atrás anunció que las pymes podrían pagar en cuotas una parte de su boleta de gas, aunque ni siquiera efectivizó la medida, ante el evidente rechazo de los usuarios. En el caso de la electricidad, anunció un incremento del umbral para acceder a la tarifa social en Formosa, Chaco, Corrientes y Misiones. También el Gobierno propuso un tope del 400 por ciento para las subas en la región patagónica que los propios gobernadores definieron como insuficiente. Un aspecto complejo de la instrumentación de descuentos para los usuarios no residenciales es que el 99 por ciento de las empresas del país son pymes, con lo cual un fuerte descuento para esos establecimientos iría directamente en contra de la voluntad inicial de Aranguren de reducir drásticamente los subsidios.

La premura del Gobierno por dar alguna respuesta satisfactoria a los reclamos también tiene que ver con la gran cantidad de presentaciones de recursos de amparo que se están realizando en contra de la suba de los servicios públicos. Días atrás, un juez de La Plata ordenó suspender los aumentos en las tarifas eléctricas en el interior de la provincia de Buenos Aires, al igual que lo decidido por la Justicia en Santa Cruz, Chubut y la ciudad de San Carlos de Bariloche. En tanto, ayer en San Luis la Justicia Federal hizo lugar a una medida cautelar presentada por el Gobierno provincial por la cual estableció que las empresas distribuidoras de gas recalculen las boletas con un tope de hasta el 70 por ciento de aumento e impidió que se corte el suministro a los usuarios que no hayan pagado la última factura con incrementos tarifarios. Además están los casos puntuales de la fábrica recuperada Renacer en Ushuaia y un hospital en la localidad Tres de Febrero. Con esas perspectivas favorables en los tribunales, instituciones sociales, cooperativas, municipios e incluso estados provinciales continúan presentando recursos de amparo.

Compartir: 

Twitter
 

Encuentro de los ministros Frigerio y Aranguren con mandatarios patagónicos. Habrá recortes en los aumentos, les prometieron.
 
ECONOMíA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.