EL MUNDO › DURAS CRITICAS A UN CANAL BRITANICO POR PASAR UN MENSAJE DEL PRESIDENTE IRANI

Las navidades negras de Ahmadinejad

El Canal 4 muestra cada año un “mensaje de Navidad alternativo”, el mismo día en que se emite el de la reina. Este año llovieron las críticas por mostrar el del mandatario de Irán, donde se persigue a los cristianos.

 Por Marcelo Justo

Desde Londres

El gobierno británico criticó duramente al Canal 4 por transmitir un mensaje navideño del presidente de Irán, Mahmoud Ahmadinejad. La cancillería británica señaló que otorgarle una plataforma a un líder que ha negado el Holocausto y ha realizado comentarios abiertamente antisemitas era ofensivo. “Los medios británicos tienen todo el derecho del mundo a adoptar sus propias decisiones editoriales, pero este mensaje va a ofender tanto a británicos como a aliados extranjeros”, indicó una portavoz del Foreign Office.

En su mensaje en farsi con subtítulos en inglés, el presidente iraní felicitó a los británicos por el nuevo aniversario del nacimiento de Jesucristo y recordó el lugar de los profetas en la voluntad divina. Este mensaje religioso adquirió rápidamente tintes políticos. “En momentos en que la humanidad se enfrenta a una miríada de problemas y crisis, la causa de fondo se debe encontrar en el rechazo del mensaje de los profetas, en particular en la indiferencia de ciertos gobiernos y poderes hacia las enseñanzas de los profetas divinos, en especial Jesucristo”, dijo Ahmadinejad. Para que no quedaran dudas, el presidente iraní añadió que “si Jesucristo viviera, lucharía al lado de los que se oponen a las tiranías y a las potencias expansionistas, oponiéndose a belicistas, ocupantes y terroristas en el mundo entero”.

El mensaje produjo una lluvia de críticas al Canal 4, que defendió su decisión de emitir el mensaje navideño de Ahmadinejad. “Como líder de uno de los más poderosos estados de Medio Oriente, el presidente Ahmadinejad es muy influyente a nivel internacional. Nos estamos acercando a un momento crítico de las relaciones internacionales y por eso decidimos ofrecerle una perspectiva diferente a nuestros espectadores”, indicó la directora de Noticias del canal, Dorothy Byrne.

Nadie pareció verlo así en el mundo político y diplomático. Entre los más escandalizados estaba el diputado conservador Mark Pritchard, miembro del Comité de Asuntos Mediáticos de la Cámara de los Comunes, quien pidió sanciones contra el canal. “El canal le ha dado espacio a un hombre que quiere aniquilar a Israel y persigue cristianos hasta en la época navideña. No veo por qué se le tiene que conceder un incremento del subsidio público para sus programas”, declaró a la BBC.

En una vena similar, se pronunció el embajador israelí, Ron Prosor. “En Irán los conversos al cristianismos pueden ser ejecutados. Es perverso que un déspota pueda especular sobre el mensaje de Jesús cuando su gobierno manda a los cristianos a la horca”, dijo Prosor. Por su parte, la diputada laborista y presidenta del Movimiento Judío Laborista, Louise Ellman, se preguntó si el próximo mensaje navideño se lo darían al presidente de Zimbabwe, Robert Mugabe, o al historiador británico que negó el holocausto, David Irving.

Canal 4 emite mensajes alternativos de Navidad desde 1993. En quince años, una galería variopinta de personajes estuvieron en esta versión paralela y alternativa al tradicional mensaje de la reina Isabel II. Ahmadinejad se sentiría un tanto incómodo al saber que fue precedido por el símbolo gay Quentin Crisp, que inauguró la serie Brigitte Bardot y Jamie Oliver, un chef británico con status de celebridad. El canal decidió no emitir el mensaje de Ahmadinejad a la misma hora que el de la reina, previendo que sería un escándado “sugerir una equivalencia entre ambas figuras”.

Compartir: 

Twitter
 

Ahmadinejad dijo que las guerras y enfrentamientos se deben a que se “rechaza a los profetas”.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.