EL MUNDO

Sendero tenebroso para 60 trabajadores de Techint

Aproximadamente 60 técnicos y obreros de Techint fueron secuestrados ayer en Perú, en una acción atribuida a la organización Sendero Luminoso, pero que también podría obedecer a la acción de campesinos opuestos a la construcción de un gasoducto.

 Por Carlos Noriega

Un campamento de la empresa argentina Techint –ubicado en la provincia de La Mar, en el departamento andino de Ayacucho, a unos 350 kilómetros al sudeste de Lima– fue atacado en la mañana de ayer por un grupo armado, al parecer una columna de Sendero Luminoso, que secuestró a los aproximadamente 60 técnicos y obreros que en ese momento se encontraban en ese lugar trabajando en el tendido de tuberías de un gasoducto que va desde los yacimientos de gas de Camisea en el Cuzco, en el sur andino del país, hasta la costa, y que está a cargo de la empresa argentina. Entre los secuestrados hay un argentino y otros seis extranjeros, entre colombianos y chilenos. El resto son todos peruanos.
El ataque se produjo en el campamento de Toccate, una zona aislada de los Andes, que está a unos 120 kilómetros y cinco horas de viaje por estrechas pistas de tierra en muy mal estado de la ciudad de Huamanga, capital de Ayacucho. Toccate es un campamento satélite de uno mayor, San Antonio, en el que trabajan unas 400 personas. Un funcionario de Techint señaló a Página/12, a condición de no ser identificado, que inmediatamente conocida la noticia del ataque se ordenó evacuar el campamento de San Antonio y que en las próximas horas se haría lo mismo con otro campamento cercano, en el que también trabajan unas 400 personas. En todo Ayacucho Techint tiene aproximadamente 3000 trabajadores. Este funcionario también confirmó que los atacantes se llevaron dinamita en gran cantidad, medicamentos y víveres.
La noticia trascendió alrededor del mediodía y tanto las autoridades peruanas como los funcionarios de la empresa y de la embajada argentina confirmaron los hechos, pero se negaron a dar detalles de lo ocurrido. “Todavía no tenemos muy claro lo que ha pasado”, señaló a Página/12 un funcionario del Ministerio del Interior. “La embajada no tiene más información que lo poco que está saliendo en la prensa. Nosotros no tenemos injerencia en este caso, aunque obviamente lo seguimos con interés”, dijo a este diario un miembro de la delegación diplomática argentina.
En medio de la confusión y la ausencia de información oficial, la versión que rápidamente cobró fuerza es que el secuestro fue perpetrado por una columna del grupo maoísta Sendero Luminoso. Esta versión fue respaldada de manera informal por fuentes de la policía de Ayacucho. Sin embargo, la prefecta de esa ciudad, Edelmira Núñez, declaró a la prensa que el ataque podría haber sido realizado por “obreros descontentos” o “comuneros que protestan contra el tendido del gasoducto”, pero no presentó información para respaldara su versión.
Ayacucho es el lugar donde nació Sendero Luminoso y en el que inició sus acciones armadas en mayo de 1980. Fue el centro de la violencia política que sacudió el Perú y, según la Comisión de la Verdad, el 50 por ciento de los más de 30.000 muertos que dejó la violencia política ocurrieron en ese departamento del país. Desde que su líder Abimael Guzmán fuera capturado en 1992, Sendero entró en un progresivo declive, hasta quedar bastante debilitado. Guzmán ha llamado a los senderistas que aún siguen operando en el campo a que depongan las armas y el gobierno asegura que Sendero actualmente está reducido a pequeños grupos aislados sin mayor capacidad de acción. Si se confirma que Sendero es el autor de este ataque, sería la mayor acción de este grupo guerrillero en varios años y constituiría un duro golpe al gobierno de Alejandro Toledo.
Al final del día y en medio de la desinformación que rodea este hecho, comenzó a circular la versión de que los secuestradores habrían pedido un rescate en dinero –se especulaba con la cifra de un millón de dólares– yen medicamentos. “No tengo ninguna información de que se haya pedido un rescate. Lo único que puedo decir es que ha habido un hecho de violencia que involucra a un grupo de nuestros trabajadores y que estamos analizando en este momento lo ocurrido”, señaló en diálogo con Página/12 Daniel San Martino, vicepresidente ejecutivo de Techint, quien se encontraba en Lima al momento de ocurrido el ataque y que es quien coordina todas las acciones de la empresa frente a esta crisis. Esta versión –no confirmada, por cierto– de que existe un pedido de dinero a cambio de la libertad de los empleados de Techint ha hecho que algunos duden de que Sendero sea el autor del ataque, ya que este grupo nunca antes había secuestrado personas para pedir un rescate a cambio. Pero no se descarta que Sendero, que se encuentra en un proceso de cambios internos, haya estrenado con esta acción una nueva forma de operar.
Se sabe que los secuestradores se han dirigido hacia la selva y que una patrulla militar ha salido en su búsqueda. A raíz de este hecho el presidente Toledo llamó de urgencia a su primer ministro, Luis Solari, con quien mantuvo una reunión de varias horas para analizar lo ocurrido y las graves repercusiones que podría traer. Pero el silencio oficial se mantuvo. De fuentes ligadas a Palacio de Gobierno, Página/12 supo que en el gobierno lo ocurrido ha sido “una gran sorpresa” que ha generado “mucha preocupación”.

Compartir: 

Twitter
 

Pobladores del campo peruano bloquean una ruta, en una protesta por erradicación de cultivos.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.