EL MUNDO › EL FLAMANTE MONARCA ESPAÑOL AFIRMA QUE QUIERE HACER MAS PRESENTE LA CORONA EN ESA COMUNIDAD

Primera visita a Cataluña del nuevo rey

La presencia de Felipe VI en Gerona cobró relevancia, ya que se trata del primer viaje que hace a una comunidad autónoma desde que fue proclamado. Artur Mas pretende celebrar un referéndum independentista en noviembre.

Felipe VI realizó ayer su primera visita a Cataluña como rey horas después de que el Parlamento regional pidiera celebrar un referéndum sobre monarquía o república y la independencia de España. El flamante monarca, de 46 años, tenía previsto visitar Cataluña incluso antes de su proclamación, para asistir a un foro de una fundación de la que es presidente honorífico y entregar una serie de premios anuales, así como presidir una cena junto al presidente y líder independentista catalán, Artur Mas. En su discurso resaltó el papel de la monarquía en la vida de los catalanes.

Sin embargo, su presencia en la ciudad de Gerona cobró mayor relevancia, ya que se trata del primer viaje que hace como rey a una comunidad autónoma, y precisamente a Cataluña, donde Mas pretende celebrar un referendo independentista el próximo 9 de noviembre. La semana pasada, durante su discurso de proclamación en el Congreso de los Diputados –que Mas presenció pero no aplaudió–, Felipe VI ya había expresado su “fe en la unidad de España, de la que la corona es símbolo” y puntualizó que esa unidad no es “uniformidad”. En España “cabemos todos; caben todos los sentimientos y sensibilidades; caben las distintas formas de sentirse español”, agregó entonces, en un mensaje para mantener la unidad territorial y política.

Ayer, en su primera intervención pública en tierras catalanas, el monarca mostró su conocimiento de la lengua local hablando en catalán, además de elogiar a Cataluña y su gente, a la que dijo entender y comprender mejor gracias a sus frecuentes visitas a la región. Felipe VI destacó las “cualidades que han caracterizado a los catalanes a lo largo de la historia”, como el “amor a su tierra, y en especial a la lengua y la cultura que los caracteriza”, así como “el sentido emprendedor, la capacidad de iniciativa, el espíritu reflexivo y crítico o la mirada hacia el exterior”. La llegada del rey a Gerona se da en momentos en que la imagen de la corona es cuestionada por escándalos de corrupción en medio de una crisis económica.

Asimismo, subrayó que sus visitas a Cataluña tenían como objetivo “hacer más presente a la corona en esta tierra” con el fin de “transmitir mensajes de respeto, entendimiento y convivencia” como “consustanciales a nuestra monarquía parlamentaria”. Pese a la coincidencia del rey y Mas en Gerona, no estaba previsto ningún encuentro formal entre ambos, más allá de un saludo de cordialidad y el intercambio de palabras que propicia un evento de estas características. Entre los asistentes a la cena del foro figuraban algunos de los principales empresarios de España, unos con posiciones claramente contrarias a la independencia y otros con posturas más ambiguas, que contemplan una mayor autonomía para la región.

Antes de la visita del rey, el Parlamento catalán aprobó una moción impulsada por la izquierda ecosocialista y los independentistas del partido CUP, con apoyo de ERC –Esquerra Republicana–, para exigir un referéndum consultivo para elegir entre la monarquía o la república. También reclamaron poder decidir sobre el modelo de Estado, ya que aseguran que el “pacto constitucional” sobre el que se sustenta la sucesión del rey Juan Carlos I y la proclamación de Felipe VI se “ha roto desde el punto de vista territorial, social y democrático”.

Compartir: 

Twitter
 

El rey Felipe VI y el gobernante catalán Artur Mas se saludaron cordialmente.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.