EL MUNDO

El juicio criticado en el que Perù mandó a prisión a cuatro chilenos

La Justicia peruana condenó con penas entre 15 y 23 años de cárcel a cuatro acusados de pertenecer al Movimiento Túpac Amaru. Los familiares arguyen que esos juicios han estado viciados.

 Por Carlos Noriega

Cuatro ciudadanos chilenos, acusados de pertenecer al guevarista Movimiento Revolucionario Túpac Amaru (MRTA), fueron condenados ayer por la Sala Nacional de Terrorismo del Perú a penas de prisión que oscilan entre los 15 y 23 años. Se los acusa de haber integrado un grupo especial del MRTA encargado del secuestro de empresarios peruanos y de haber cometido actos terroristas. El fiscal había pedido 25 años de prisión para cada uno de ellos. Los familiares de los cuatro condenados consideraron el fallo de “absurdo” y criticaron el sistema procesal peruano. Según sus abogados, los cuatro presentaron recursos de nulidad.
Los chilenos sentenciados son Jaime Castillo Petruzzi, Lautaro Mellado, María Concepción Pincheira y Alejandro Astorga, quienes se encuentran encarcelados en el Perú desde 1993, año en el que fueron detenidos y sentenciados a cadena perpetua por el Consejo Supremo de Justicia Militar por el delito de “traición a la patria”. Los chilenos denunciaron ante laCorte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que su juicio en los tribunales militares era ilegal y que no se les permitió ejercer el derecho de defensa. También argumentaron que ellos no podían ser condenados por “traición” en Perú ya que eran chilenos. La CIDH les dio la razón y comunicó al Estado peruano que debía realizar un nuevo juicio en los tribunales civiles con todas las garantías legales del caso.
Al igual que en este caso, los centenares de juicios sumarios en tribunales militares realizados durante el régimen de Fujimori han sido anulados luego de que, a solicitud de la CIDH, se declararan ilegales las leyes antiterroristas del fujimorismo que dieron sustento a esos procesos. En este nuevo juicio, Jaime Castillo Petruzzi fue encontrado responsable de haber dirigido un grupo especial del MRTA encargado del secuestro de empresarios y fue condenado a 23 años de prisión. Dos “arrepentidos” del MRTA y un ex jefe policial atestiguaron que Castillo era el jefe del grupo encargado de los secuestros, una práctica común del MRTA para financiar sus actividades armadas. Lautaro Mellado y María Concepción Pincheira fueron sentenciados a 20 y 18 años de prisión, respectivamente, por haber participado en el secuestro del empresario Raúl Hiraoka en julio de 1993.
Durante el plagio los emerretistas mataron al guardaespaldas de Hiraoka, quien fue conducido a una de las llamadas “cárceles del pueblo”, de donde fue rescatado por la policía. En el operativo policial fue detenida María Concepción Pincheira. En su testimonio ante el Tribunal, el que dio a través del video por estar delicado de salud, Hiraoka señaló que reconocía a Pincheira y Mellado como dos de sus secuestradores.
Castillo, Mellado y Pincheira deberán pagar en forma conjunta una reparación civil de 250 mil soles (algo más de 71 mil dólares) a favor del Estado. Aunque también estaba acusado por su supuesta participación en el secuestro de empresarios, Alejandro Astorga fue condenado únicamente por haber cometido en enero de 1993 un atentado contra el local del Instituto Peruano Norteamericano. Se le impuso una sentencia de 15 años y una reparación civil de 10 mil soles (poco menos de tres mil dólares).

Compartir: 

Twitter
 

Jaime Castillo Petruzzi, Lautaro Mellado, María Concepción Pincheira y Alejandro Astorga.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared