EL MUNDO › LUZ VERDE DE LA UNIóN EUROPEA PARA LA ASISTENCIA FINANCIERA A GRECIA

Alemania y Holanda aprueban el rescate

El Mecanismo Europeo de Estabilidad aprobó el programa financiero del rescate a Grecia y autorizó liberar un primer tramo de 26.000 millones de euros después de que los parlamentos de Alemania y Holanda votaran a favor de la medida.

El fondo de rescate europeo autorizó hoy el desembolso de miles de millones de euros de asistencia financiera para Grecia, luego de que el Parlamento alemán aprobara el nuevo rescate para el país y justo a tiempo para que Atenas cumpla mañana con un importante vencimiento de deuda.

El una doble decisión, el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) dio luz verde al programa financiero del rescate a Grecia, el tercero que recibe el país desde 2010, y autorizó liberar un primer tramo de 26.000 millones de euros para el endeudado país del sur de Europa, anunció la junta de supervisores del MEDE.

El MEDE “dará hasta 86.000 millones de euros en asistencia financiera para Grecia durante tres años”, dijo la junta de supervisores del fondo en un comunicado en el que anunció la decisión, una mera formalidad puesto que el rescate ya había sido acordado la semana pasada entre Atenas y sus acreedores europeos. El primer desembolso de 26.000 millones estará dividido en un tramo de 10.000 millones de euros que serán transferidos a una cuenta especial del MEDE en Luxemburgo para la recapitalización y liquidación de bancos, y en otro de 13.000 millones de euros que Atenas recibirá mañana por la mañana, agregó la nota.

Con esos 13.000 millones, Atenas podrá hacer frente a la devolución de 3400 millones de euros al Banco Central Europeo (BCE), que vence mañana, reembolsar el crédito puente de 7160 millones de euros que recibió en julio de la Unión Europea (UE) y saldar facturas domésticas atrasadas.

El MEDE recordó que la suma total del rescate dependerá del “éxito” de Grecia en la aplicación de reformas y ajustes atados al rescate que fueron aprobadas la semana pasada por el Parlamento griego, y que se espera traigan mayores penurias a una población sometida a cinco años de recortes y austeridad. El dinero que se consiga mediante un vasto programa de privatizaciones incluido en el acuerdo de rescate también podría reducir el monto necesario en créditos de los acreedores de Grecia, la Comisión Europea (CE), el BCE, el MEDE y el FMI.

El Fondo participó de los dos anteriores rescates y de las negociaciones que llevaron al tercero, pero por ahora no se sumará a este último programa mientras la Eurozona no acepte una quita de deuda para Grecia, algo a lo que se oponen varios países del euro y que no será vuelto a tratar hasta octubre próximo. Jeroen Dijsselbloem, presidente del Eurogrupo, el foro de los ministros de Finanzas y Economía de la zona euro, dijo en un comunicado que Grecia tiene un duro camino por delante.

“Tenemos mucho trabajo por delante en los próximos años. Vamos a supervisar el proceso de cerca. No va a ser fácil. Estamos seguros de encontrar problemas en los años venideros, pero confío en que seremos capaces de lidiar con ellos”, señaló, luego de presidir la reunión de la junta de supervisores del MEDE.

Horas antes, en Berlín, el Parlamento alemán removió un gran escollo para la decisión del MEDE al aprobar el rescate para Grecia por 453 votos a favor, 113 en contra y 18 abstenciones. La votación terminó con especulaciones de que la canciller alemana, Angela Merkel, podía tener complicaciones para que su bloque conservador acompañara el programa de asistencia financiera para Grecia, del cual Alemania será el mayor contribuyente, con 23.200 millones. El rescate también fue aprobado ayer por el Parlamento de Holanda.

El apoyo alemán nunca estuvo en duda, pero en una votación similar celebrada el mes pasado, 60 miembros de la coalición conservadora de Merkel votaron en contra. Medios locales habían especulado con que ayer podían rebelarse el doble de diputados que aquellas vez, en medio de creciente escepticismo entre los alemanes sobre si conviene seguir prestando plata a Grecia, aunque finalmente sólo se opusieron 63 legisladores de los 311 del bloque de Merkel.

En el debate, el ministro de Finanzas alemán, Wolfgang Schauble, miembro del Partido Demócrata Cristiano (CSU) de Merkel y uno de los mayores críticos de Grecia, dijo a los demás diputados que, aunque aprobar el rescate era difícil para él, creía que éste estaba “en el interés de Grecia y de Europa”. Schauble destacó que el gobierno griego del primer ministro Alexis Tsipras dio grandes pasos en las últimas semanas para recuperar la confianza de los acreedores.

En Holanda, el Parlamento también aprobó el rescate en una sesión en el que el primer ministro, Mark Rutte, enfrentó duras críticas por haber renunciado a su promesa de que nunca más respaldaría otro programa de ayuda financiera para Grecia. En la misma sesión, el gobierno de Rutte sobrevivió a una moción de censura presentada por los sectores antirrescate.

Compartir: 

Twitter
 

El ministro de Finanzas habla en el Bundestag durante el debate por el rescate griego.
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.