EL MUNDO › CIENTOS DE ISLAMISTAS PARTICIPARON EN EUROPA DE MISAS CATOLICAS EN REPUDIO AL TERRORISMO

Musulmanes y católicos rezaron juntos

En todas las ciudades en las que los musulmanes asistieron a misa fueron recibidos con respeto y en silencio. El ministro de Exteriores de Italia difundió un mensaje en el que agradeció “a todos los italianos de religión islámica” el coraje contra el fundamentalismo.

 Por Elena Llorente

Página/12 En Italia

Desde Roma

No es muy común, al menos en Roma, capital del cristianismo, que musulmanes y católicos recen juntos por la paz. Siguiendo la invitación realizada por la comunidad musulmana de Francia, ayer cientos de musulmanes residentes en Italia decidieron participar de la misa dominical en iglesias de todo el país, como un modo de manifestar su repudio al llamado “terrorismo islámico” y su solidaridad hacia los católicos después de los asesinatos en la iglesia de Rouen.

En Roma, Nápoles, Bari, Turín, Palermo, Florencia, Bolonia y Verona, entre otras ciudades, se hicieron presentes, dijeron, para rezar juntos ante el único Dios que los une a los cristianos y por la paz. Había un camión del ejército en los alrededores de la Iglesia de Santa María in Trastevere, en pleno centro de Roma, donde al menos cinco imanes y numerosos musulmanes se hicieron presentes.

No tuvieron problema en conversar con los periodistas que los esperábamos en la plaza del mismo nombre, frente a esta iglesia considerada una de las más antiguas de Roma, fundada en el siglo III. “Antes que nada expreso las condolencias de la comunidad musulmana por lo que sucedió en Francia. Y afirmo nuestra solidaridad y nuestra disponibilidad a colaborar en un camino constructivo e unitario de la sociedad. Este es nuestro mensaje”, dijo a los periodistas Ben Mohamed Mohamed, de la Asociación Cultural Islámica en Italia e imán de la mezquita de Centocelle, un barrio en las afueras de Roma. Algunos dicen que las mezquitas son los lugares donde se forman los extremistas... “Absolutamente no. El terrorismo no sale de las mezquitas –aseguró el imán de Centocelle–, se difunde a través del Internet y otros modos. Las mezquitas hacen todo lo contrario del proyecto terrorista. Difunden la cultura de la pez, la convivencia, el diálogo. El Islam está siendo instrumentalizado por los terroristas. Ellos dicen que hacen algo de bueno para el Islam y en cambio hacen todo lo contrario. Nosotros como comunidad musulmana los consideramos enemigos del Islam”. “Cuando el profeta Mohamed llegó a Medina lo primero que hizo fue manifestarse a favor de la paz. Estamos acá siguiendo a nuestro profeta y para expresarnos a favor de la paz. Las palabras del papa Francisco a favor de la paz son bienvenidas. Nosotros tenemos el mismos sentimiento”, dijo a Página/12 por su parte Amr Saleh, profesor de Estudios Islámicos, que acompañaba a los imanes. “El terrorismo es un fenómeno que nace por el poder, no por la religión”, comentó por su lado Sami Salem, imán de la mezquita de la Magliana, un barrio de Roma cerca de Trastevere. “Hay varios modos de enfrentar el terrorismo –continuó–. A nivel interno debemos explicar que los que han hecho estos atentados son personas ignorantes, han estudiado el Islam a través de Internet, no son musulmanes practicantes, no van a la mezquita. Por eso nosotros debemos explicar a nuestra comunidad qué es el Islam.”

Salem advirtió asimismo que no hay que enfrentar al terrorismo generando “racismo” o discriminación dentro de la sociedad, como ha ocurrido y sigue ocurriendo en varios países de Europa. “Ese racismo será una recarga para el terrorismo. En cambio nosotros debemos evitarlo y también el sentimiento de inferioridad entre los musulmanes”, agregó. A nivel exterior, en cambio, concluyó Salem, hay que tratar de “conseguir la igualdad y la justicia en todos los países. Los atentados en Bruselas, París, Medina, Estambul son todos iguales. Todas esas personas muertas son iguales. En el Islam, matar un inocente es matar a la entera humanidad. Para combatir el terrorismo debemos conseguir la justicia en todo el mundo, la igualdad para todos los seres humanos”. Fue muy extraño ver a todos los imanes sentados en la primera fila dentro de esta maravillosa iglesia del 1200, decorada con mosaicos y dorados de estilo románico. Ellos vestían sus túnicas largas y su taqiyah (sombrero). Apenas entraron en la Iglesia, saludaron al párroco y hasta se dejaron hacer una foto junto a él frente al altar. El sacerdote que celebraba la misa empezó pidiendo a Dios que “liberara al mundo de todo odio y toda violencia” y poder crear así “uno bueno y fraterno para todos los hombres, sin importar la religión”, dijo mientras el coro y el órgano lo acompañaban desde un costado de la Iglesia.

Como en Roma, en todas las ciudades en las que los musulmanes asistieron a la misa fueron recibidos con respeto y en silencio. Al concluir la mañana, el ministro de Exteriores de Italia, Paolo Gentiloni, se hizo presente a través de un mensaje en el que agradecía “a todos los italianos de religión islámica que indican a sus comunidades el camino del coraje contra el fundamentalismo”. El gobierno italiano de Matteo Renzi, en efecto, está tratando con las mezquitas y asociaciones musulmanas para que colaboren con la Justicia y denuncien a personajes sospechosos o presuntos terroristas.

Compartir: 

Twitter
 

Durante la misa, los imanes leyeron mensajes de paz y solidaridad con las víctimas del terrorismo.
Imagen: AFP
 
EL MUNDO
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.