CIUDAD › A TRES AñOS DE LA EXPLOSION DEL EDIFICIO DE CALLE SALTA 2141

Vísperas de otro aniversario trágico

Los familiares de las 22 víctimas fatales del estallido organizan un acto que renovará el reclamo de justicia y la expropiación del predio para construir donde estaba la torre un espacio de contención para víctimas de tragedias similares.

 Por Lorena Panzerini

Cuando se cumplan las 9.38 de la mañana de este sábado, la sirena de los bomberos retumbará en Salta y Oroño para recordar el momento exacto de la explosión del edificio que terminó con la vida de 22 personas, el 6 de agosto de 2013. Aquella mañana será difícil de olvidar por los rosarinos que fueron parte de la dolorosa jornada, y las posteriores, cuando fueron apareciendo uno a uno los cuerpos de las víctimas debajo de una montaña de escombros. Sus familias, las mismas que acamparon durante esa fría semana a un costado del edificio, sobre el bulevar Oroño, los recordarán como cada año con un acto por la memoria, con música en vivo de Cecilia Petrocelli y Los Nocheros. Los reclamos, a tres años, siguen siendo los mismos: la expropiación del predio para poder construir allí un espacio de acompañamiento para víctimas de pérdidas insuperables y que se tomen decisiones sobre el servicio público del gas. "Nada cambió desde aquel día. Hubo otros casos como los de Balcarce 23 bis y el laboratorio Apolo, pero nadie hizo nada", lamentó Eleonora López, hermana de Carlos, una de las víctimas de Salta 2141. El juicio está previsto para el año que viene, con once imputados en el banquillo de los acusados.

La semana pasada, un grupo de familiares fue recibido por el gobernador Miguel Lifschitz. Aunque no se llevaron una respuesta, se esperanzaron con el compromiso del mandatario de analizar la cuestión de la expropiación. "Tenemos un proyecto en la Legislatura, que sin voluntad política ya nos dijeron que no va a avanzar. El nos dijo que comparte algunas cosas con nosotros pero que le diéramos un tiempo. Para nosotros es muy importante el sentido de expropiar el inmueble, ya que lo que tenemos proyectado ayuda a formar memoria para que no vuelva a ocurrir lo que les pasó a nuestros seres queridos", dijo Eleonora, quien agregó: "No nos sentimos acompañados por el gobierno, no hay información pública ni hubo política pública pos tragedia que se haya instalado para que no vuelva a ocurrir", lamentó. "Nos dijo que la expropiación no es el único camino".

El proyecto que los familiares planean apunta a construir en Salta 2141 un edificio de contención. Se trata de un salón donde puedan funcionar varias organizaciones que trabajan con víctimas de tragedias. "Donde hubo tanta muerte, no puede funcionar otra cosa", lamentaron los familiares.

Las quejas van más allá: "No vemos que los gobiernos provincial o municipal hayan hecho algo para que esto no vuelva a ocurrir. Entendemos que esa gente está en manos de la misma empresa (Litoral Gas) y nadie se mete. El Estado está ausente", dijo Eleonora, quien además reveló que desde lo que pasó "hay una cuadrilla especial de la empresa para tocar la llave de corte, porque antes lo hacía cualquiera. Sin embargo, los que van a juicio de la empresa por lo que pasó en calle Salta no son los que toman decisiones, los responsables, pese a las promesas que nos hizo el procurador de la Corte, Jorge Barraguirre. Además, hace un tiempo se pidió desde el Concejo un informe sobre las llaves de corte de la ciudad, porque queremos saber dónde estamos parados con respecto al gas, pero no hubo nada. No se aprende en esta ciudad, porque ya hubo otros dos casos", recordó. "Esto no es una pelea entre privados, sino un servicio público que hace lo que quiere".

Para esta fecha, el dolor no se apacigua con los años. "Para mí siempre es un 6 de agosto. Ese día se fue la mitad de mi vida, pero tengo que tener fuerza para seguir, porque tengo una hija a la que amo tanto como amo a Santiago (Laguía). Hay que insistir en el pedido de justicia que no voy a dejar. Me acuerdo de aquel día como el peor de mi vida: el teléfono no nos dejaba de sonar. Eran los amigos de Santi que me escribían para preguntar cómo estaba él", rememoró Claudia Vaio, desde el patio de su casa en Pergamino. "No entendíamos nada. No sabíamos qué había pasado. Santi tenía dos materias y se recibía. El primero que fue a Rosario fue su papá. Desde la administración nos dijeron por teléfono que solo había un poco de fuego hasta el segundo piso. Nos mintieron", dijo. El de Santiago fue el último cuerpo en ser hallado, casi una semana después de la explosión. "No nos van a arreglar con plata. Vamos a luchar para que haya justicia", insistió la mujer.

En tanto, la causa judicial avanza lentamente. Desde Tribunales descartaron que el juicio se realice este año. La semana pasada se completó la presentación de pruebas por cada una de las partes y aún resta sortear a los tres jueces que presidirán las audiencias orales y públicas. En la causa hay once imputados y varios querellantes. Quienes llegarán al banquillo, el año que viene --aunque sin fecha estimativa--, son los procesados en el expediente 1027/13: los gasistas Carlos García y Pablo Miño, que estaban trabajando en el regulador de gas del edificio el día del suceso; los administradores del complejo habitacional, Mariela Calvillo, Norma Bauer de Calvillo y Carlos Repupilli, que contrataron a los trabajadores y ordenaron qué materiales usar para el cambio de regulador; cinco personas de Litoral Gas: los inspectores Gerardo Bolaños, Guillermo Oller y Luis Curaba; el jefe técnico, Claudio Tonucci; y la gerenta técnica, Viviana Leegstra; y el técnico José Luis Allala, quien estuvo trabajando en el sistema de gas del edificio unos diez días antes del siniestro.

Este año, la fecha del tercer aniversario del hecho se conmemora el sábado 6. La jornada de Memoria y Justicia, que organizó la mamá de Débora Gianángelo -otra de las víctimas- comenzará poco antes de las 9.38, cuando así lo marque la sirena de los bomberos rosarinos, los de Villa Gobernador Gálvez, Paraná y otros que participaron en las tareas de rescate tras la tragedia. Los familiares invitaron a todos los rosarinos a participar y adelantaron la presencia del diputado porteño cercano al papa Francisco, Gustavo Vera, con distintos referentes de las tragedias de Buenos aires, como Cromañón, Once y de las inundaciones de La Plata. Estarán también los ex combatientes de Malvinas, que todos los años ofrecen un plato caliente para todos los que acompañan el acto. Al cierre, el grupo de folclore Los Nocheros cantará a los presentes. "Lo único que buscamos es que nunca se olviden de lo que pasó en calle Salta", pidieron.

Compartir: 

Twitter
 

Los deudos de las víctimas expresan disconformidad con la actitud del Estado desde entonces.
Imagen: Sebastián Granata.
 
ROSARIO12
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.