EL PAíS › LOS CANCILLERES DEL BLOQUE SE REUNIERON CON MADURO EN CARACAS

La Unasur arrancó su misión

Como se había resuelto en la reunión del bloque, los cancilleres de la Unasur comenzaron en Caracas sus gestiones para tratar de recrear el diálogo entre el gobierno y la oposición. Maduro denunció un intento de golpe.

 Por Nicolás Lantos

Los ministros de Relaciones Exteriores de los países miembro de Unasur comenzaron ayer, en una reunión privada con el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, la misión para analizar la situación política que vive ese país desde que comenzaran, hace un mes y medio, una serie de protestas opositoras que el mandatario denunció como “golpistas” y que dejaron un saldo de al menos 35 muertos. Durante el encuentro, Maduro les anunció su decisión de detener a tres oficiales de la Fuerza Aérea que “pretendían causar un golpe de Estado” (ver página 23).

La misión de los cancilleres continuó por la tarde con reuniones donde se entrevistaron con miembros de la Conferencia de Paz convocada por el gobierno a fines de febrero y con representantes de diferentes cultos religiosos. Por la noche mantuvieron un encuentro con miembros de la Mesa de Unidad Democrática, el principal conglomerado opositor venezolano. Durante el día de hoy los diplomáticos completarán su cometido, aunque la agenda aún no fue anunciada. Se espera que antes de abandonar suelo venezolano den a conocer un documento con las conclusiones que sacaron durante la visita.

“Para nosotros es muy importante que la Unasur nuevamente se haya activado para acompañar el proceso de defensa de la democracia en uno de nuestros países”, agradeció Maduro a los diplomáticos en un breve mensaje que dio antes de comenzar la conferencia, que se llevó a cabo a puertas cerradas. Maduro recibió a los cancilleres en el Palacio de Miraflores con un discurso en el que agradeció que la Unasur respondiera a la “invitación formal” que hizo su gobierno a los ministros de relaciones exteriores de la región el pasado 12 de marzo, durante la cumbre que tuvo lugar en Santiago de Chile para tratar la situación venezolana.

En su mensaje, el Presidente destacó que el propósito de la visita es que la comisión conformada por los diplomáticos “pueda sacar conclusiones que ayuden a Venezuela a fortalecer el clima de paz, a fortalecer aún más la democracia e ir consolidando todos los mecanismos de diálogo” para dejar atrás la precaria situación política en la que se encuentra ese país.

El conflicto, que comenzó con protestas estudiantiles el 6 de febrero en dos estados del oeste venezolano y una semana más tarde se contagió a todo el país, consiste en protestas persistentes que, según Maduro, configuran un intento de “golpe de Estado continuado” con el apoyo de sectores de la oposición política, medios de comunicación y los Estados Unidos. En ese contexto, ya se registraron 36 víctimas fatales vinculadas a las protestas callejeras y a la respuesta del gobierno venezolano.

En ese sentido, Maduro pidió a Unasur que apoye la Comisión de la Verdad conformada hace una semana para investigar “todos los acontecimientos de este golpe de Estado continuado”. Según el mandatario, cuando se establezca “la verdad verdadera de cada uno de los hechos de violencia” se demostrará que “todos, caso por caso, están vinculados y son responsabilidad directa de estos hechos violentos que se han dado en llamar guarimbas”, los piquetes que se levantaron durante las protestas.

Tras el encuentro con el jefe del Estado, los ministros se reunieron en la sede de la Cancillería venezolana con miembros de la comisión política de la Conferencia Nacional por la Paz, convocada por el gobierno el 27 de febrero pasado y de la que participan políticos, empresarios y otras figuras públicas.

También se entrevistaron con representantes de diversas religiones y, por último, con dirigentes de la MUD, que reúne a 29 partidos opositores, según anticipó el canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, en su cuenta de Twitter: “Somos optimistas respecto del proceso de diálogo político en Venezuela; esperamos que haya amplia disposición para alcanzar acuerdos y paz”, manifestó a continuación el representante del gobierno de Rafael Correa. Aunque algunos opositores venezolanos habían denunciado que la agenda de la misión diplomática los excluía, esto fue desmentido por fuentes de la Cancillería argentina.

La comisión de ministros de Relaciones Exteriores que viajó a Caracas fue conformada por acuerdo de los cancilleres durante la cumbre extraordinaria que mantuvieron el pasado 12 de marzo en Santiago del Estero por pedido del gobierno de Maduro. En esa oportunidad, acordaron realizar el viaje para “acompañar, asesorar y apoyar el diálogo político amplio y constructivo” y prometieron “respaldar los esfuerzos del gobierno de Venezuela para propiciar un diálogo entre el gobierno, todas las fuerzas políticas y actores sociales con el fin de lograr un acuerdo que contribuya al entendimiento y a la paz social”.

Compartir: 

Twitter
 

El canciller Héctor Timerman, de espaldas, participó del encuentro de la Unasur con Nicolás Maduro.
Imagen: Télam
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.