EL PAíS › MACRI ANUNCIO QUE NO ACOMPAÑARAN LOS PROYECTOS DEL OFICIALISMO

El PRO vota todo negativo

El macrismo votará en contra de la iniciativa que establece a Buenos Aires como lugar de pago de los bonos reestructurados y de las modificaciones a la Ley de Abastecimiento. “Nosotros no vamos a aplaudir otro default en el Congreso”, dijo Macri.

 Por Werner Pertot

Como parte de su estrategia para posicionarse para las elecciones presidenciales, Mauricio Macri salió ayer a anunciar que sus bloques en el Senado y en Diputados votarán en contra de la iniciativa que anunció la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en cadena nacional por la que se le dará la opción a los bonistas para cambiar la ruta de pago. Sus legisladores también se opondrán a las otras iniciativas que presentó el oficialismo, tanto las modificaciones a la Ley de Abastecimiento como las referidas a los derechos de los consumidores.

Al día siguiente de la cadena nacional de CFK, el todavía procesado jefe de Gobierno picó en punta para plantear su postura en una conferencia de prensa por la mañana. El líder del PRO afirmó: “Nosotros no vamos a aplaudir otro default en el Congreso, como hicieron muchos en 2002”. Macri anunció así que su bloque de 3 senadores y sus 18 diputados se van a oponer a la iniciativa que enviará el gobierno nacional. Antes, la senadora del PRO Gabriela Michetti había anticipado a este diario el rechazo de los proyectos en defensa del consumidor. El rechazo absoluto de todos los proyectos lo ubica a Macri frente a una posición más intransigente que la de Sergio Massa, quien –a su vez– acusó al líder del PRO de hacer “seguidismos de Griesa”.

Sobre la disputa con los buitres, Macri ya había fijado su posición hace un mes: “Ahora hay que ir, sentarse en el tribunal de Griesa y lo que él termine diciendo hay que hacerlo”. Por si quedaban dudas, el jefe de Gobierno advirtió: “Si hay que pagar al contado, se pagará al contado”. No dio pistas sobre qué propondría hacer con la cláusula RUFO y con la consecuente caída de la reestructuración de la deuda en los canjes de 2005 y 2010 que habría sobrevenido en ese escenario.

Consistente con esa posición, Macri anunció que se opondrá a cualquier otro camino que no sea pagar a los buitres. “Lamentablemente, significaría volver a quedar en el lugar de los países no confiables y no creíbles. Esto va a agudizar los problemas que tenemos hoy en términos de recesión económica y relaciones con el mundo”, dijo. Para graficar su posición, Macri recurrió a una curiosa comparación: “Es como si nosotros ahora dijéramos que la final del Mundial no vale, porque el arquero de Alemania hizo penal y entonces los invitamos a jugar otro partido en Argentina y ponemos a Oyarbide como juez”.

Sobre los cambios en la Ley de Abastecimiento, Macri afirmó: “Ya sabemos que este tipo de medidas y situaciones son pan para hoy y hambre para mañana. Esto no va a traer trabajo para los argentinos ni va a traer el financiamiento que necesita YPF para desarrollar Vaca Muerta. No es cuestión de eslóganes o de consignas. Lo importante es la realidad y esto agrava la recesión, el desempleo y el problema inflacionario”.

“¿Griesa vendría a ser mejor que Oyarbide sólo porque nació en EE.UU? ¿Eso sería lo que nos dice Macri?”, se preguntó la legisladora de Nuevo Encuentro Gabriela Cerruti. Sobre la comparación con la final de Mundial, acotó: “Y, además, fue penal”.

Por su parte, Aníbal Ibarra advirtió que “Macri opina sobre una deuda que el gobierno nacional no generó, pero no sobre el grosero endeudamiento que él generó en la Ciudad: en abril de 2015, la Ciudad tendrá que pagar 475 millones de dólares por vencimientos de deuda externa generada por Macri”. En el mismo sentido, el legislador sabbatellista José Cruz Campagnoli indicó que “Macri manifiesta su esencia. No le importa el futuro de la patria, sino los intereses de un grupo de buitres amparados por un juez neoyorquino que intenta saquear a la Argentina”.

“Macri agita el fantasma del default para intentar convencer a los argentinos de que tenemos que someternos a las extorsiones de un grupo de especuladores financieros con inmenso poder de lobby en la Justicia norteamericana”, advirtió Campagnoli, quien dijo: “Como día a día lo demuestra la Presidenta, no vamos a permitir que los destinos de la patria los definan los poderes económicos concentrados ni sus voceros en nuestro país”.

Compartir: 

Twitter
 

Macri fijó posición contra el Gobierno y Massa lo acusó se hacer “seguidismo” de Griesa.
Imagen: DyN
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.