EL PAIS

Descubren un centro clandestino de detención ubicado en Campana

La subsecretaria de Derechos humanos bonaerense corroboró testimonios de ex detenidos y comprobó la existencia de un centro de detención. Cómo llegó al hallazgo. Lo que falta investigar.

La Secretaría de Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires confirmó que en el Tiro Federal de la ciudad de Campana funcionó durante la dictadura un centro clandestino de detención. “Hicimos un recorrido por el lugar en el que comprobamos que las construcciones coinciden punto por punto con la descripción que hicieron tres sobrevivientes. Acreditamos que los militares tuvieron allí una cárcel clandestina”, dijo la subsecretaria Sara Derotier. Ayer, por segundo día, un equipo de empleados municipales encontró huesos en el predio, pero no hay confirmación de que se trate de restos humanos. El material fue retirado del lugar y llevado al juzgado para que lo analice el equipo de antropólogos forenses.
La investigación se inició a partir de una denuncia anónima recibida por la secretaría, según la cual en el Tiro Federal habían sido arrojados cuerpos de desaparecidos. Los terrenos, que están ubicados junto a las instalaciones de Siderca, habían sido loteados y pasado a manos privadas. Cuando se recibió la denuncia una empresa había comenzado a construir allí canchas de tenis y de rugby. Las topadoras removieron la tierra y los huesos asomaron a la superficie.
El juez federal de Campana Federico Faggionato, quien recibió la denuncia de la secretaría y abrió la investigación, allanó el predio y dispuso que una cuadrilla de la municipalidad desagotara un bañado que existe en el lugar, donde se sospecha que se enterraron los cuerpos. Una vez que el desagote esté terminado comenzarán las excavaciones.
Campana estuvo durante el gobierno militar bajo la jurisdicción del Comando de Institutos Militares, cuyo comandante fue el represor Santiago Omar Riveros.
En el año 2001, durante las audiencias del Juicio por la Verdad que se llevan adelante en La Plata, José María Iglesias, quien estuvo detenido durante la dictadura, aportó información sobre el funcionamiento del centro de detención en el Tiro Federal de Campana.
Iglesias contó que había sido secuestrado el 27 de marzo de 1976 en el partido bonaerense de Zárate por personal de Prefectura Marítima y llevado más tarde al Arsenal de Artillería de Marina. Desde esa guarnición militar lo trasladaron al Tiro Federal. Allí, declaró el ex detenido, había otros presos, entre ellos la doctora Marta Escobar, quien continúa desaparecida.
En el juicio por la Verdad declararon también otros sobrevivientes que dieron una información coincidente, que ahora podría servir para orientar la investigación.
El jueves pasado, cuando los investigadores judiciales comenzaron a trabajar en las tierras, se encontraron restos de huesos que despertaron expectativas, pero luego se determinó que correspondían a animales y no a personas. Ayer hubo otro hallazgo similar que disparó nuevas especulaciones. Un médico local que observó los restos opinó que se trataba de una falange humana, pero los investigadores aclararon que se trató de una opinión que debe ser corroborada por los estudios específicos.
La subsecretaria de Derechos Humanos volverá a recorrer el sitio en el día de hoy acompañada por sobrevivientes de ese campo, mientras que los integrantes del equipo de antropología forense iniciarán su trabajo sobre los restos hallados.

Compartir: 

Twitter
 

Una topadora trabajando en el Tiro Federal de Campana. Hallaron construcciones y restos humanos.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.