EL PAíS

“Si quieren apretar, que aprieten”, desafió Kirchner en Jujuy al FMI

Fue en un acto en donde el Presidente entregó subsidios por cinco millones de pesos para construcción de viviendas. Criticó a quienes proponen flexibilizar los pagos a los deudores.

 Por Fernando Cibeira

En el ambiente se palpaba un clima anti-Fondo. Las consignas del entusiasta grupo de jóvenes de la CTA ubicado frente al escenario en la humilde barriada de Altos Comedero, en los suburbios de Jujuy, lo demostraban: “Olé, olé, olé olá, yo sé que Kirchner no va a aflojar/ni una moneda para el Fondo Monetario Internacional”. Y el Presidente, que no necesita que lo empujen mucho para inflamar la verba, cerró su discurso con un desafío. “Si quieren apretar que aprieten, acá está el pueblo argentino para construir una nueva realidad”, lanzó.
Fue el fin de la corta visita que hizo el presidente Néstor Kirchner a la provincia de su buen amigo, el gobernador Eduardo Fellner, para llevar subsidios por casi 5 millones de pesos como inicio de un plan de construcción de viviendas. Kirchner dijo que deseaba que el país “pueda decirle al mundo que no importa que aprieten, sabemos qué es la Argentina y qué Argentina queremos”.
Las coplas de las hermanas Cari, estrellas de la fiesta carnavaleña del Tantanakui, se encargaron de ponerle color al cierre del acto. “A estas tierras queridas, ha llegado el Presidente/ trayendo buenas noticias, para toda nuestra gente.” Las coplas hacían de banda de sonido del ya habitual baño de calor popular con que Kirchner termina sus actos, mezclado en medio de la gente. Fueron a verlo unas tres mil personas.
Además de las buenas noticias de las que hablaban las hermanas Cari, el Presidente llevó también sus enojos a cuestas. “No sólo tenemos los problemas que tenemos por la deuda, sino también por los corruptos que gobernaron la Argentina y entregaron el país.” Y siguió: “Muchos de ellos son los que hoy nos dicen que hay que ser racionales, como si fuéramos irracionales. Para algunos ser racional es seguir quitándoles el techo y el trabajo a los argentinos”.
Kirchner centró sus recriminaciones en un sector de la prensa que no individualizó. “Tengo lágrimas en los ojos cuando veo a algunos argentinos con plumas amarillas que escriben y tienen miedo de defender la integridad nacional haciéndonos ver fantasmas por todos lados”, sostuvo. Luego agregó: “Algunos dicen que sobreactúo y que soy verborrágico, yo sólo hablo y digo lo que siento. A los que dicen esto les pido que salgan de los cómodos sillones donde escriben sus notas y análisis y recorran esta querida patria llena de pobreza”.
Los muchachos de la CTA, con banderas con la imagen del Che Guevara y Tupac Amaru, se entusiasmaban. “Fuera ingleses de Malvinas/ fuera el Fondo de América Latina”, cantaban. Otra consigna fue “Pan, trabajo, el Fondo al carajo”. Kirchner no hizo comentarios pero se notó que los cantitos le gustaron.

Ayudita a los amigos

El Presidente viajó junto a su hermana, la ministra de Desarrollo Social, Alicia Kirchner; el ministro de Planificación, Julio De Vido: el secretario de Obras Públicas, José López, y el vocero Miguel Núñez. En el aeropuerto lo esperaba Fellner, uno de los gobernadores que lo apoyó desde el vamos en la elección contra Carlos Menem. Kirchner venció en las elecciones presidenciales en Jujuy y hoy Fellner es el titular de la CAP –el órgano de conducción del PJ– y quien le organiza todo el armado partidario al Presidente.
Kirchner ya fue dos veces a Jujuy desde que está en la Rosada. Ayer visitó un barrio muy pobre en el que viven más de 50 mil personas y donde es fuerte la Corriente Clasista y Combativa que conduce el Perro Santillán. Justamente, la CCC, la CTA y la prelatura de La Quiaca que maneja el padre Pedro Olmedo estuvieron entre los beneficiados de la ayuda que llevó ayer el Gobierno.
Los subsidios se enmarcan dentro del Programa Federal de Emergencia Habitacional. Luego del primer anticipo de ayer, están previstos varios pagos más para las próximas etapas hasta completar una inversión de la Nación por un monto de 36 millones y medio de pesos con los que se construirán 1824 viviendas.
Las viviendas se construyen mediante un sistema de cooperativas de 16 integrantes, que en su mayoría deben ser beneficiarios del Plan Jefas y Jefes de Hogar. A la larga, explicaban luego los funcionarios a bordo del Tango 01, la intención del Gobierno es suplantar los planes por estos nuevos puestos de trabajo que consideran “genuinos”.
De las cooperativas armadas ayer 116 pertenecen a municipios, 55 a la CCC, 50 a la CTA y 7 al padre Olmedo. Al Perro Santillán no se lo vio, pero sí al padre Olmedo. Cuando le tocó hablar justo empezaron a caer algunas gotas desde el cielo, lo que para el padre era señal de “la bendición del Señor”.
El gobernador Fellner le agradeció a Kirchner que ahora “nuestra voz se escucha en Buenos Aires”. También le reiteró su apoyo en las negociaciones por la deuda externa –Fellner impulsa una iniciativa para que los gobernadores expresen su apoyo públicamente al Presidente– pero advirtió que “la tarea no va a ser fácil”. “Ya que desde afuera algunos quieren impedir el crecimiento y desde adentro algunos les hacen el caldo gordo.”
Antes de subirse al avión de vuelta, el Presidente tuvo una última postal jujeña gracias a una bandera colgada en el balcón del aeropuerto. Perico, otrora capital nacional del menemismo, ahora se proclamaba “la capital del cooperativismo”. Signo de los tiempos que corren.

Compartir: 

Twitter
 

Kirchner, como en cada salida, se dio un baño de gente. Esta vez fue en las afueras de Jujuy.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.