EL PAíS

El presidente uruguayo sabría quién asesinó a la nuera de Gelman

El senador uruguayo Rafael Michelini declaró ante el juez Urso que el presidente Batlle le dijo que “María Claudia Irureta Goyena fue asesinada por personal policial uruguayo”. Podrían citar a Batlle.

 Por Victoria Ginzberg

“María Claudia fue asesinada por personal policial uruguayo. La información me la dio el actual Presidente de la República (Jorge Batlle) en junio del año 2000 en una entrevista personal”, aseguró Rafael Michelini. El senador uruguayo relató este hecho ante el juez Jorge Urso, al dar su testimonio en la causa en la que se investiga el Plan Cóndor. María Claudia es la nuera del poeta Juan Gelman, secuestrada en Buenos Aires cuando estaba embarazada de ocho meses y llevada en un viaje clandestino a Uruguay para apoderarse de su hija. Este testimonio podría provocar la citación de Batlle.
Michelini es parte de una familia atravesada por el Plan Cóndor, sobre todo por la colaboración represiva que hubo entre la Argentina y Uruguay durante las dictaduras de ambos países. Es hijo del también senador Zelmar Michelini, quien fue secuestrado en Buenos Aires en la madrugada del 18 de mayo de 1976 y cuyo cuerpo, con heridas de bala en la cabeza, fue abandonado en el interior de un auto cuatro días después. Y es hermano de
Margarita Michelini, quien fue secuestrada el 13 de julio de 1976 en Buenos Aires y llevada del Centro Clandestino de detención Automotores Orletti a Montevideo con otros 21 ciudadanos de su país. Margarita estuvo desaparecida durante cuatro meses hasta que fue procesada por la justicia militar uruguaya. En octubre de 1976, poco antes del “blanqueo”, el entonces coronel oriental Nino Gavazzo apareció en un auto de color blanco en la casa de Michelini. En el asiento de atrás estaban Margarita y su esposo. El objetivo de la “visita” era mostrarle, al ahora senador, a sus parientes aún con vida.
El dato de que el presidente de Uruguay le dijo el año pasado a Michelini que María Claudia García Irureta Goyena de Gelman fue asesinada por policías uruguayos había trascendido hace unos meses, pero nunca había sido confirmado públicamente por el senador, y mucho menos éste lo había afirmado ante un juez. Esta declaración podría provocar la citación de Batlle. Investigadores de la causa afirmaron que están evaluando la posibilidad de enviar un escrito a Uruguay para pedir el testimonio del primer mandatario de ese país. Por ahora, el expediente está a estudio de la Cámara Federal, que la semana próxima confirmaría el procesamiento del dictador Jorge Rafael Videla por su participación en el Plan Cóndor. Con el objetivo de reconstruir cómo asesinaron a su padre y saber quiénes fueron los responsables, Michelini recolectó datos y testimonios sobre compatriotas suyos que fueron secuestrados aquí. De hecho, fue quien obtuvo la información que permitió llegar a Simón Riquelo, el hijo de la ex detenida uruguaya Sara Méndez que recuperó su identidad hace dos meses, luego de que su madre intentara ubicarlo durante 26 años.
En su declaración ante Urso, Michelini puntualizó que, además de los 22 uruguayos que fueron trasladados en julio de 1976 de Orletti a Montevideo, entre septiembre y octubre del mismo año otras 27 personas de esa nacionalidad salieron del reducto donde mandaba el represor Aníbal Gordon hacia el centro clandestino del Servicio de Inteligencia y Defensa (SID), en la otra orilla del Río de la Plata. Aportó, además, un dato hasta ahora inédito: luego de que la fuga de dos detenidos provocara el cierre de Orletti, Gordon le pidió a Gavazzo que retuviera a cinco argentinos en Uruguay. Entre ellos estaría Beatriz Saes, quien podría haber estado embarazada. El senador uruguayo también relató un encuentro que tuvo con Martín Balza en 1995. El ex jefe del Ejército admitió la existencia de una coordinación entre las dictaduras del Cono Sur durante la década del 70. Le aseguró que Zelmar Michelini no era un “blanco” de los represores argentinos pero que “debió haber una zona liberada para que se actuara con la impunidad con la que se actuó”.
La revista uruguaya Brecha publicó ayer dos testimonios hasta ahora desconocidos que indican que hubo una reunión –de la que habrían participado el entonces presidente de ese país, Juan María Bordaberry, los ministros de Interior y Defensa, los tres comandantes en jefe y un coronelargentino– en la que se habría decidido por votación la muerte de Michelini y de Héctor Gutiérrez Ruiz, presidente de la Cámara de Diputados de Uruguay. Bordaberry y el jefe de la Fuerza Aérea habrían sido los únicos que votaron a favor de que siguieran con vida.
Bordaberry negó esta información. “Las fuerzas armadas uruguayas no tuvieron nada que ver. Había en la Argentina un gran odio contra la guerrilla porque habían pasado cosas espantosas. Ese sentimiento se canalizó no sólo contra los que estaban directamente vinculados con la guerrilla sino también contra todos los exiliados. Fue en ese momento que murieron Michelini, Gutiérrez Ruiz, el general chileno (Carlos) Prats y un general boliviano.” Hablaba de Juan José Torres. Todas estas personas fueron asesinadas dentro del Plan Cóndor.

Compartir: 

Twitter
 

El presidente de Uruguay, Jorge Batlle, podría ser citado por la Justicia argentina.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.