EL PAíS › LOS PROXIMOS PASOS DE LA INVESTIGACION DEL CASO GEREZ

Con la lupa en el expediente

Podrían ordenar nuevas testimoniales. Siguen indagando sobre el círculo del ex subcomisario Luis Patti. Un testigo habló sobre un auto poco usual en el lugar donde secuestraron a Gerez.

 Por Alejandra Dandan

Los investigadores del secuestro de Luis Gerez pondrán la lupa ahora en lo que ya está en el expediente. Los fiscales sostienen que tienen “muchísima” información acumulada de la que puede surgir las conexiones con la hipótesis del secuestro político. Entre la información, revisarán nuevamente las declaraciones de los vecinos del barrio y del entorno político de Gerez. Creen que podrán pedir nuevas testimoniales. Y no dejan de tener en la mira al círculo del ex subcomisario Luis Abelardo Patti. A esta altura siguen buscando pistas: “No sobre qué paso –dijo uno de ellos a este diario– sino sobre cómo pasó”.

A diez días del secuestro de uno de los testigos claves de las causas de derechos humanos contra el ex intendente de Escobar, los tres fiscales del caso buscan volver al expediente como si volvieran a las fuentes. A partir de hoy, se sentarán literalmente con la información que recogieron hasta ahora para analizarla. Entre otros datos, creen que ahí encontrarán la suma de indicios y elementos para sostener una de las dos hipótesis principales que está en juego.

A grandes rasgos, una de ellas conduce a la eventual responsabilidad del entorno político del ex comisario Luis Patti en el secuestro. La otra, apunta al PJ y al secuestro como producto de una interna de la que no estarían excluidos sectores antiguamente ligados al pattismo. Hasta ahora los fiscales dijeron una y otra vez que no hay elementos en la causa que vinculen el secuestro directamente con alguna de estas dos opciones, pero nunca se animaron a descartarlas completamente.

En diálogo con Página/12 una fuente estrechamente ligada a la investigación ayer mismo volvió a decirlo en estos términos: “El testigo y su familia atribuyeron desde el primer día el secuestro a su intervención en la causa judicial como testigo contra el ex intendente Patti, de momento nosotros no tenemos nada para descartarlo”.

Lo que la causa recogió luego de esos testimonios es poco relevante por ahora, y siempre según la información de la fiscalía. Uno de los nuevos datos es el relato de un testigo que certificaría la existencia de un rodado poco frecuente en el barrio Lambertucci, donde ocurrió el secuestro. El testigo es nuevo, no pertenece ni al barrio ni al entorno Gerez. Su relato arroja alguna certeza sobre un punto oscuro del que hasta ahora nadie habló, pero los investigadores sostienen que los datos aportados fueron inespecíficos.

Fuera de esto, y pasado el fragor de los primeros días, de las corridas y de las presiones resultadistas, los fiscales se disponen a abandonar el terreno de lo urgente para concentrarse en lo necesario. “Lo urgente fue –dijeron– los 70 allanamientos, las citas a los testigos del barrio; la búsqueda del galpón; los testimonios del entorno, los 1100 llamados del 911.”

En esa línea, las opciones que tomaron son dos. La primera, vinculada al famoso galpón o garaje, aquel lugar donde Luis Gerez pasó 48 horas retenido y que describió con muchísimos detalles gracias a su condición de albañil. Según los fiscales, el lugar sigue siendo buscando “intensamente” pero ellos se corrieron de la parte operativa. Delegaron la tarea en las comisarías y dependencias policiales de cada distrito y cada barrio. Pese a que esto los aleja del monitoreo personal del trabajo y que la localización del galpón se supone esencial para dar con datos reales sobre la locación del secuestro, los fiscales sostienen que la decisión es meramente operativa: “No hay nadie que conozca mejor el sitio –dicen– que los oficiales de cada uno de los lugares”.

Fuera del tema del galpón, la otra decisión es sobre el trabajo en el expediente y marcará el rumbo de los próximos días. Hasta ahora, dicen, la “urgencia de los datos nos obligaba a tomar decisiones, salir corriendo detrás de pruebas y estar metidos todo el tiempo entre las 50 personas que estaban trabajando en la causa en un espacio de dos metros cuadrados”. Ahora, aclaran “vamos a empezar a analizar finalmente todos estos elementos que existen para desmenuzar cada cosa. Elaborar y ver qué datos faltan y cuáles se contradicen”.

Compartir: 

Twitter

Luis Gerez, testigo en una causa contra Luis Abelardo Patti.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.