EL PAIS › ACUSACION CONTRA LA DERECHA ISRAELI EN LA CAUSA AMIA

D’Elía ratificó su hipótesis

El ex secretario de Hábitat Social, Luis D’Elía, insistió ante el fiscal Nisman en que el atentado contra la sede de la AMIA fue provocado por la derecha israelí. Los investigadores consideran que no aportó pruebas.

 Por Raúl Kollmann

Como era previsible, Luis D’Elía no aportó nada sobre la causa AMIA, en especial respecto de la hipótesis que esbozó en las últimas semanas: que el atentado fue obra de la derecha judía israelí. En su larga declaración, D’Elía contestó “no sé” a la mayoría de las preguntas, básicamente porque no conoce el expediente. Su único punto fuerte es el que en forma reiterada han planteado las autoridades iraníes: que la prueba que sirve de base a la acusación contra Teherán está basada en informes de inteligencia de la CIA, el Mossad y la SIDE, mientras que los testimonios son únicamente de opositores a Irán y ni siquiera se trata de declaraciones directas sino de los llamados testigos de oídas. De todas maneras, el dictamen de los fiscales Alberto Nisman y Marcelo Martínez Burgos fue convalidado por el juez Rodolfo Canicoba Corral, quien libró nueve órdenes de captura, tres desechadas por Interpol y seis que deberán ser tratadas en el congreso de noviembre de esa organización. En esa oportunidad, Interpol decidirá si se les da la categoría de alerta roja.

En la declaración de ayer, ante Nisman y las organizaciones de familiares, D’Elía dejó bastante claro que su planteo es centralmente político. Cuando se le preguntó por qué no hizo la denuncia mucho antes, contestó que la situación geopolítica actual es distinta. En otras palabras, manifestó que hoy en día Estados Unidos, tras el fracaso en Irak, tal vez utilice el argumento de la AMIA como uno más de los fundamentos a una invasión a Irán. Desde ese punto de vista, resulta llamativo que las órdenes de captura vayan contra Alí Rafsanjani, hoy el líder moderado que se opone al durísimo presidente Mahmud Ahmadinejad, al punto que Rafsanjani es el portavoz de la postura más negociadora respecto del plan nuclear. El otro que figuraba en las órdenes de captura es el ex canciller Alí Velayatti, también moderado, quien hilvanó el acuerdo para que fueran puestos en libertad los marinos ingleses capturados recientemente en Irán.

Respecto de la hipótesis sobre que quien perpetró el atentado contra la AMIA fue la derecha israelí, D’Elía sólo pudo exhibir como pruebas que un joven derechista asesinó al primer ministro Yitzhak Rabin y que otro fanático ingresó a una mezquita en Hebrón asesinando a 40 creyentes islámicos. Como se ve, la metodología no tiene ninguna relación con lo ocurrido en la AMIA y tampoco D’Elía pudo citar ni a un testigo ni una pista concreta, nada que lleve hacia su “hipótesis”.

El líder de la Federación de Tierra y Vivienda (FTV), que fue acompañado por un grupo de militantes hasta la puerta del edificio de la fiscalía, volvió a poner sobre el tapete la vieja polémica sobre la existencia o inexistencia de una Trafic en el atentado. El tema llevó meses de análisis y testimonios en el juicio oral del caso AMIA, se evaluó una decena de peritajes y en el fallo del Tribunal –al que curiosamente D’Elía no se refiere– se da por probada la existencia del coche-bomba. Aunque hoy sigue habiendo quien cuestiona esa conclusión, lo cierto es que ni los defensores de los policías acusados en el juicio usaron ese argumento.

Los argumentos de D’Elía ya fueron debatidos largamente en el juicio oral. Aprovechó lo que consideró gruesas y evidentes lagunas de la investigación respecto de la autoría de Irán, pero su defensa tuvo casi todo de política y casi nada de judicial.

Compartir: 

Twitter
 

El ex dirigente piquetero Luis D’Elía declaró ayer en el marco de la causa AMIA.
 
EL PAIS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared