EL PAíS › POLEMICA POR LA RUTA QUE SIGUIO EL “LADRILLO” DE FELISA MICELI

Cruce entre Cuenca y el fiscal

Los directivos de la financiera Cuenca, denunciada por el fiscal Marijuán como el lugar de donde salió en negro el fajo con 100 mil pesos encontrado en el baño de Miceli, se defendieron en conferencia de prensa. Sobre la financiera pesa otra denuncia del Banco Central.

Los directivos de la Caja de Crédito Cuenca, de donde el fiscal Guillermo Marijuán sospecha salió en negro el fajo de 100 mil pesos después encontrado en el baño de la ex ministra Felisa Miceli, declararon ayer para defenderse. “Somos totalmente ajenos al hecho investigado sobre el ‘ladrillo’ de dinero hallado en el baño de la ministra, ya que no existe constancia del ingreso a la entidad del ‘ladrillo identificado con el número 38.057,” afirmó Miguel Rutenberg, titular de la entidad financiera. Sin embargo, el fiscal ratificó que “no cabe ninguna duda de que el lote 38.057 fue a esa financiera” desde el Banco Central el 21 de mayo, dos semanas antes de ser hallado por casualidad, el 5 de junio, en una bolsa en el despacho de Miceli. Sobre Cuenca ya pesa una denuncia anterior del Banco Central por supuestas operaciones irregulares, radicada en el Juzgado Federal en lo Criminal y Correccional de Tres de Febrero.

Visiblemente consternados por el tenor de las denuncias, tanto Rutenberg como el vicepresidente de Cuenca, Teodoro Londner, buscaron ayer desacreditar el esquema sobre la ruta del dinero que construyó en su dictamen el fiscal Marijuán. Según los dueños de Cuenca, el famoso “ladrillo” de 100 mil pesos encontrado en el baño de Felisa nunca pasó por la financiera. Para ello, explicaron que “no existe constancia del ingreso a la entidad del ladrillo identificado con el número 38.057”. Y sostuvieron que “tampoco existe identificación expresa de la numeración en los remitos de las remesas enviadas por el Banco Central”.

En una rueda de prensa realizada en la sede de Cuenca en la localidad de Villa Lynch, en el partido de San Martín, Rutenberg dijo, además, que “no tenemos nada que ver, porque en el período del 21 de mayo al 5 de junio, investigado por la Justicia, no existen retiros de fondos en efectivo iguales o superiores a 100 mil pesos”.

Esto último ya había sido declarado por los directivos de Cuenca ante el fiscal. Sin embargo, como Marijuán está convencido de que el fajo que apareció en el Ministerio de Economía es el que viajó a Cuenca, la imputación de la fiscalía es que ese dinero fue retirado de la financiera en una “operación ilegal” o en negro.

“Todas las operaciones de ingreso y egreso de fondos realizadas por la entidad en su operatoria están debidamente documentadas y se ajustan a las leyes vigentes y a las normas del Banco Central”, aseguró Rutenberg, quien contó además que Cuenca, creada originalmente como cooperativa, opera desde 1961.

En contraposición, el fiscal Marijuán, que habló en distintas radios, ratificó lo que escribió en la solicitud de declaración indagatoria a Miceli. “No cabe ninguna duda de que el lote 38.057 fue a esa financiera. Desde el Banco Central salieron 5 lotes de 100 mil pesos, 500 mil en total, que se mandaron en un camión de caudales, el 21 de mayo. Uno de esos fajos llevaba el número 38.057”, explicó. “El Central tiene el remito respectivo en una bolsa precintada y al único lugar que fue el camión de caudales fue a esa financiera”, agregó.

En su escrito, Marijuán narra que se había detectado otro lote con el mismo número que había salido del Central el 26 de abril rumbo al Banco Ciudad. Pero lo descartó porque era un lote con billetes usados: “No era un lote intervenido por el BCRA y por ello no fue termosellado ni etiquetado”, explicó.

“Nosotros sí tenemos el ingreso de dinero (los 500 mil pesos, el 21 de mayo), pero no hay constancia de que se trate de ese lote, como tampoco hay en la empresa de caudales Prosegur, porque nunca se anota el número de fajo”, insistió Rutenberg.

Los funcionarios de Banco Central que declararon en la causa ratificaron que el 21 de mayo salieron 5 ladrillos de 100 mil pesos hacia Cuenca. Y explicaron que, si el camión de Prosegur sólo realizó ese viaje hasta Cuenca, entonces uno de los ladrillos que recibió Cuenca tenía que ser el que tenía impreso el lote 38.057. Para comprobar que el camión 930 de Juncadella/Prosegur sólo había realizado ese viaje, Marijuán incorporó en el expediente un informe de la propia empresa de caudales, además de los remitos del Banco Central.

Por otro lado, los directivos de Cuenca calificaron la sospecha como “demencial” y relativizaron las denuncias por manejo de dinero en negro que pesan sobre la entidad. “El fiscal nos citó como testigos para reconstruir la ruta del dinero, no como imputados”, señalaron.

“Dejaron de ser testigos para ser imputados, porque cuando nos dicen que no registraron una operación por ese dinero, pero hay evidencia de que el dinero salió de allí, se desprende que esa operación fue realizada en negro”, respondió Marijuán.

En su dictamen, el fiscal pide al juez Daniel Rafecas, que subroga el juzgado de María Servini de Cubría, se libre oficio de todo lo actuado al Juzgado Federal de Tres de Febrero, a cargo de Carlos Culotta. En dicho tribunal hay una denuncia por supuestas operaciones de dinero en negro y lavado radicada por el Banco Central contra Cuenca. En la acusación, los abogados de la autoridad monetaria describen que Caja de Crédito Cuenca “se habría constituido en un medio por el cual fondos de terceros, depositados en el sistema financiero, serían efectivizados mediante la utilización de la cuenta corriente que el intermediario financiero que nos ocupa tiene abierta en este Banco Central”. Y destacan que “dicho mecanismo tendría a su vez como finalidad ocultar la verdadera identidad de los presentantes de los cheques y/o los beneficiarios del retiro de los fondos, así como también la licitud de estos últimos; tomando en cuenta que habría registrados –en algunos casos– como titulares de esas operaciones personas que incluso llegaron a desconocer la existencia de la propia entidad o de la documentación proporcionada por el intermediario financiero”.


El destino del dinero

El fiscal Guillermo Marijuán acusó a Felisa Miceli de tres delitos, pero podrían sumarse más. Para pedir la indagatoria, la fiscalía habló de encubrimiento, incumplimiento de los deberes de funcionario público y sustracción de un documento público. Ahora la investigación se encamina a buscar la respuesta a un interrogante crucial: ¿qué destino tenía la plata encontrada en el baño de la ex ministra de Economía? Para completar la ruta del dinero, Marijuán está concentrado en desentrañar si la firma Sustentarq y el Banco Hipotecario tuvieron algo que ver en ese circuito. Sustentarq es una empresa de “investigación, desarrollo y construcción”, cuya titular es la arquitecta Adriana Miceli, hermana de la ex funcionaria. La firma fue elegida por el BH para construir las viviendas del Plan Casa Propia. Dos directores que representan al Estado en esa entidad fueron nombrados por Miceli el año pasado. Uno de ellos, Jaime Grinberg, había sido socio de la arquitecta Miceli. El otro, el contador Jorge Luis March, tiene relación a través del sector farmacéutico con Horacio, hermano de las mujeres Miceli. March fue la última persona a quien la ex ministra vio en su despacho antes de dejar allí la bolsa con 100 mil pesos y 31.670 dólares. Marijuán busca determinar si los billetes encontrados corresponden –o no– a alguna participación en ganancias, devolución de gentilezas o coimas.

Compartir: 

Twitter

Titular de Cuenca, Miguel Rutenberg, y Teodoro Londner, vicepresidente de la entidad.
 
EL PAíS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.