ESPECTACULOS › IMPRESIONANTE HOMENAJE FRANCES A LA HISTORIA DEL CINE ARGENTINO

Buenos Aires, según sus cineastas

El ciclo, el más completo del que se tenga memoria, se llama “Retratos de Buenos Aires, un viaje en 70 films por el Buenos Aires de ayer y de hoy”, acaba de comenzar en París y se prolongará hasta fines de julio.

 Por Luciano Monteagudo

En un momento en el que la crisis nacional parece no tener fin y se profundiza la disgregación social, el cine argentino sigue dando cuenta de su capacidad para expresar la identidad del país, el imaginario de sus habitantes, la topografía de su territorio, en este caso de la ciudad de Buenos Aires. Durante casi dos meses, que comenzaron el miércoles y se extenderán hasta el 28 de julio, el Forum des Images de París presenta una impresionante muestra denominada “Retratos de Buenos Aires, un viaje en 70 films por el Buenos Aires de ayer y de hoy”. Estos portraits integran la que quizá sea la retrospectiva más exhaustiva que se haya hecho sobre la ciudad, un enorme abanico que va desde el primer cine mudo hasta las expresiones más recientes del llamado “nuevo cine argentino”. De Nobleza gaucha (1915), de Eduardo Martínez de la Pera y Ernesto Gunche hasta Mundo grúa (1999), de Pablo Trapero, Bolivia (2001), de Adrián Caetano, y Un día de suerte (2002), de Sandra Gugliotta, pasando por films fundamentales de Manuel Romero, José Agustín Ferreira, Leopoldo Torre Nilsson, David Kohon, Leonardo Favio, Hugo Santiago, Edgardo Cozarinsky, Adolfo Aristarain y Fernando Solanas, casi un siglo de cine cabe en la muestra curada por el programador Gilles Rousseau, que contó con la colaboración local de la Fundación Cinemateca Argentina, el Instituto Nacional de Cine y de la embajada de Francia en Buenos Aires.
“Descubrir una ciudad es un poco como hojear el programa de una retrospectiva”, escribe Rousseau en la introducción al catálogo. “Uno tiene primero la necesidad de afirmarse y parte al encuentro de valores seguros. Y luego, poco a poco, uno acepta la posibilidad de perderse, de dejarse guiar por el instinto para satisfacer otras pulsiones y, finalmente, construye un camino singular.” La muestra dedicada a Buenos Aires le sigue a otros retratos que el Forum des Images (anteriormente conocido como la Videoteca de París) le ofreció antes a Moscú, Roma, Praga, Tokio, Berlín y México D.F., pero es la primera seguramente que se realiza en condiciones tan difíciles de producción. Cuenta Rousseau de su viaje: “Mi primer encuentro con Buenos Aires fue el 13 de diciembre del 2001, un jueves, día de paro nacional. Seis días más tarde, el 19 de diciembre, los supermercados y los negocios de la capital y de varias ciudades del interior eran asaltados por una población hambrienta. El presidente en ejercicio, Fernando de la Rúa, decretaba esa misma tarde el estado de sitio. Con un fervor espontáneo, que sólo la energía de la desesperación puede suscitar, millares de mujeres, de hombres, de niños, todo un pueblo, sin distinción de clases sociales, salió a la calle. Al improvisar el más grande concierto de cacerolas jamás organizado, llevaron al jefe de Estado a su dimisión”.
Esta impresión de primera mano de la situación argentina en el momento de su estallido le dio al programa una fuerte marca política y social. El Forum decidió hacer la jornada de apertura con la proyección de Piqueteros, un documental de urgencia realizado por Malena Bystrowicz y Verónica Mastrosimone, que participaron de un debate con el público, al que le siguió la exhibición de Pizza, birra, faso (1997), de Bruno Stagnaro y Adrián Caetano. La muestra le dedica, a su vez, todo un foco temático a los desaparecidos, con una serie de films que van desde La historia oficial (1985), de Luis Puenzo, hasta Figli-Hijos (2000), del italoargentino Marco Bechis, aún inédita en la Argentina. Por su parte, Pino Solanas (que presentará personalmente varios de sus films, entre ellos La hora de los hornos, El exilio de Gardel, Sur y La nube) dará dos charlas sobre cine documental y mostrará algunas de las imágenes de su nuevo proyecto, Argentina: estado de asamblea (Memorias, testimonios y debates sobre el modelo neoliberal en Argentina 1976-2001), que viene filmando desde diciembre en cacerolazos y los piquetes. Otro foco temático muy nutrido es el dedicado al tango, empezando por el primer largometraje sonoro del cine argentino, Tango! (1933), de Moglia Barth, y siguiendo, entre otros clásicos, por Tango bar (1935), con Carlos Gardel, y Carnaval de antaño (1940), de Manuel Romero. El grupo Quintet Tiempo Sur interpretará en vivo temas de Astor Piazzolla y el pianista de jazz argentino (radicado en Europa) Blas Rivera acompañará la proyección de los films mudos Juan sin ropa (1919), con Camila Quiroga, y Perdón viejita (1927), del Negro Ferreyra. Por su parte, Hugo Santiago –que viene de disfrutar de una retrospectiva completa de su obra en el Festival de Buenos Aires– presentará Invasión (1969) y Las veredas de Saturno (1985), protagonizada por Rodolfo Mederos. Para los organizadores, la concreción de estos portraits “tiene un sabor indescriptible y nuestro primer pensamiento va para todos aquellos que –aún en los momentos en que los puestos clave de la cultura argentina estaban vacantes– contribuyeron, día tras día, por su obstinación y su pasión, a darle vida a esta muestra, a pesar de la incertidumbre del mañana”.

Compartir: 

Twitter
 

Una imagen de “Mundo grúa”, un film que los franceses adoraron.
 
ESPECTACULOS
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared