LA VENTANA › MEDIOS Y COMUNICACIóN

A no confundirnos

Las expresiones de Diego Maradona al término del partido con Uruguay han dado lugar a todo tipo de comentarios. Aquí Gustavo Bulla y José Garriga Zucal advierten acerca de las vinculaciones de algunas de esas reacciones con intereses mediáticos y políticos.

 Por José Garriga Zucal *

A no confundirnos

Las palabras de Diego Maradona luego del encuentro de la Selección de fútbol de Argentina contra su par de Uruguay posibilitan una reflexión más profunda sobre las lógicas de los medios de comunicación.

Tres puntos para esta reflexión:

1 Las palabras de Maradona fueron agigantadas y desfiguradas. El destinatario de las mismas estalló en ira y exageró un exabrupto a tal punto de convertirlo en cuestión de Estado. Y todo esto sucedió porque Maradona insultó a los periodistas. Nada hubiese pasado si los insultos hubiesen tenido otro destino. Recordemos que hace unos días un senador de la Nación, posible candidato a presidente, hizo públicas declaraciones más que subidas de tono, en las que aconsejaba a sus colegas-competidores que se recontrametan en el medio del... Obviamente las palabras de Reutemann no tuvieron tanta repercusión porque no estaban dirigidas al corazón de los medios de comunicación. Corazón que parece ensañarse con Maradona por sus palabras pero también por sus acciones. La figura del técnico de la Selección Nacional de Fútbol es vapuleada por los medios de prensa por sus posiciones políticas ante la ley de medios y el cambio en las formas de televisación del fútbol. Lo contrario sucede con el automovilista devenido en político que es socio de todos los intereses de las grandes corporaciones mediáticas. Los dueños de los medios no perdonan y quieren hacer tronar el escarmiento sobre el “pibe de oro” por su rebeldía.

2 La confusión de los medios sostiene que las palabras de Maradona son un exabrupto, pero si se evalúan fríamente los dichos no se puede negar que sus usos no son muy distintos a los que hacen todos los actores del contexto del fútbol: jugadores, espectadores y hasta los mismos periodistas. Los exaltados periodistas que sostienen que a Maradona “se le salió la cadena” tienen, en muchas ocasiones, salidas similares. No son ejemplo de nada. Además, no para salvar la figura de Maradona sino con el único objeto de ponerlo en contexto, debemos decir que los dichos fueron hechos en una conferencia de prensa luego de un partido de fútbol. No era ni un concurso docente ni una presentación de la Argentina ante la OEA. No confundan.

Los mismos medios que se rasgan las vestiduras ante las palabras de Maradona son los que exaltan la falta de modales y de formas aduciendo que ése es el “folklore” del fútbol; y avalan, en la reproducción, los insultos de los espectadores. Otra vez la evaluación con doble estándar.

3 La desfiguración de las palabras de Maradona se basa en equivocar a un técnico con un embajador. Muchos medios de prensa, motivados por la constitución del fútbol como importante mercancía, equiparan al deporte con la Nación y sostienen que cuando habla un futbolista o un técnico habla un representante de la Nación. No hay que confundir, la patria y el fútbol son dos cosas distintas, muy distintas, estúpidamente confundidas desde el hecho de que se entona el Himno Nacional antes de un partido de fútbol. Aunque se las construya, son distintas.

A modo de reflexión final cabe decir que resultan tan desmesuradas las críticas como las palabras del técnico. Y que ambas son el resultado, excedido y dramatizado, de la defensa de intereses personales. Por un lado, los intereses de Maradona pasan por la defensa de su nombre, de su trayectoria y del cargo que ahora ocupa. De la vereda de enfrente, están algunos periodistas que reaccionan con vehemencia para defender sus inestables puestos de trabajo –luego de los cambios en el mercado televisivo– y los intereses de sus patrones. El fútbol no es sólo un deporte, es un gran negocio, donde confrontan intereses en pugna, pero no podemos confundir ese deporte, por más importante que sea, en términos culturales y económicos, con la Nación.

* Conicet/Unsam-Esc. Humanidades.

Compartir: 

Twitter
 

 
LA VENTANA
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.