SOCIEDAD › CRITICAS A UNA DESIGNACION DE MAURICIO MACRI EN EL DIRECTORIO DEL HOSPITAL DE NIÑOS

Humos de tabaco en el Garrahan

El contador Galleano, que hizo su carrera en compañías tabacaleras, fue propuesto por Macri para el directorio del Garrahan. Ante las críticas de la oposición, el postulante quiso dar un paso al costado, pero desde el Ejecutivo lo ratificaron.

 Por Werner Pertot

La gestión PRO se superó a sí misma: tuvo dos marchas atrás en un día. Primero dio de baja la candidatura de Daniel Domingo Galleano, el ex gerente de las tabacaleras que propuso el jefe de Gobierno, Mauricio Macri, como director del Hospital Garrahan en representación de la Ciudad, pero después la confirmó. Los jefes de bloque de toda la oposición porteña presentaron una carta a Macri, en la que le exigieron que retire el pliego del contador Galleano. El legislador kirchnerista Diego Kravetz había revelado en la sesión del miércoles que Galleano tiene un extenso currículum en la industria tabacalera: pasó por diversos tipos de gerencias de Massalin Particulares entre 1976 y 2003 y fue vicepresidente de la Cámara Argentina del Tabaco. El jefe del bloque de PRO, Oscar Moscariello, aseguró a media tarde que el contador pedía retirarse de la postulación. Tras un día de silencio tenso, en la gestión PRO aseguraron que Macri –que está de vacaciones en París– va a ratificar el pliego.

La designación salió a la luz en el informe semestral que presenta el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Kravetz le preguntó a Larreta con qué criterio se lo había elegido a Galleano y el ministro coordinador omitió responder. En cambio, eligió defenderlo ayer en algunas radios: “Cuestionan que es contador. Son casi graciosos, lo que buscan es hacer política, cuestionar por cuestionar, pero nosotros seguimos adelante más allá de estas críticas ridículas”.

La resolución que presenta el pliego de Galleano está firmada por Macri, Rodríguez Larreta y por el ministro de Salud, Jorge Lemus. Con pasar la página, salta a la vista el currículum del contador y licenciado en Administración que, tras un breve paso por Odol, formó parte de Massalin Particulares entre 1976 y 2003. Detalla que fue gerente de administración de sucursales del interior, gerente de Costos, de Presupuesto y Control de Gestión, Controller, director de Logística y Exportaciones de Philip Morris-Brasil y general manager. “Este desarrollo de carrera me posibilitó coordinar y liderar equipos, operativos con Dealers Internacionales”, remarca Galleano en su currículum, donde asegura que también tiene experiencia en “reestructuración y cierres de procesos y plantas fabriles”. En los mentideros políticos se dice que su nombramiento viene directo de Macri, quien sería habitual compañero de golf de Galleano.

La carta que presentaron ayer los jefes de los bloques opositores le recuerda al líder de PRO que Galleano “no posee la idoneidad necesaria para ejercer el cargo para el que usted lo propone”. La suscribieron, además de Kravetz, Sergio Abrevaya (Coalición Cívica), Eduardo Epszteyn (Diálogo por Buenos Aires), Martín Hourest (Igualdad Social), Patricia Walsh (Nueva Izquierda), Gonzalo Ruanova (Espacio Plural), Alejandro Rabinovich (Autonomía con Igualdad), Raúl Fernández (Encuentro Progresista) y Gabriela Cerruti (Nueva Democracia).

Galleano fue designado para representar a la ciudad en el directorio del Garrahan, que tiene una administración mixta entre los Estados nacional y porteño. Su pliego tiene que tratarse el próximo martes en la Comisión de Etica de la Legislatura. “De ninguna manera vamos a aprobar al frente de un hospital como el Garrahan a un señor que tiene como mayor antecedente haber sido vicepresidente de la Cámara Argentina del Tabaco”, planteó Kravetz.

“Le están entregando el Estado a los amigos. En Transporte pusieron al hijo de una empresa concesionaria de autos y en el Garrahan a un hombre de las tabacaleras”, advirtió Cerruti, en referencia a Guillermo Dietrich, hijo del dueño de una de las agencias de venta de automóviles más importantes del país, designado en lugar del subsecretario de Transporte Braulio Norverto.

Con Macri de vacaciones, en el Gobierno porteño no hubo definiciones sobre el nombramiento durante sobre todo el día. Lo que sí circuló fue la versión de que Galleano pidió retirar su pliego para no verse envuelto en una polémica pública. A la tarde, el titular del bloque de PRO en la Legislatura, Oscar Moscariello, confirmó que Galleano “pidió no continuar” con su designación, aunque –advirtió– “Macri será el que decida”. Todos dieron el pliego por caído.

Sin embargo, en el atardecer de un día agitado, en la gestión PRO afirmaron que, cuando vuelva de su descanso invernal, Macri lo ratificará. Y remarcaron a Página/12 que “la posición oficial sigue siendo que está designado y estamos esperando que asuma”. Las cosas no parecen ser tan fáciles. Todavía le queda un extenso camino que recorrer al contador: la oposición lo espera el martes que viene en la Comisión de Etica, donde es probable que todos los bloques repitan el rechazo, y luego deberá pasar por una audiencia pública. “No tienen los votos para aprobar el pliego”, repetían los opositores. “En Tránsito, ubicaron a un hombre que vende autos, así que está de los dos lados del mostrador, –planteaba Kravetz–. En el Garrahan están poniendo a un hombre que dedicó toda su vida a enfermar gente. Sólo falta que pongan al Gordo Valor en la Metropolitana.”

Compartir: 

Twitter
 

El pliego de Galleano tiene que pasar previamente por una audiencia pública.
Imagen: EFE
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2018 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.