SOCIEDAD › LA PRETENSIóN DEL GOBIERNO PORTEñO EN PARQUE LEZAMA PONE EN PIE DE GUERRA A LOS VECINOS

En alerta para impedir el enrejado

La asamblea vecinal pidió una reunión con el gobierno porteño y la Defensoría del Pueblo, ante el anuncio oficial de que habían acordado el enrejado con la Comisión Nacional de Monumentos. Su titular lo desmintió. Los vecinos anunciarán medidas.

Los vecinos de Parque Lezama están en alerta y preparan medidas de resistencia ante recientes anuncios del gobierno porteño, que confirmó su pretensión de colocar las rejas. Desde hace más de un mes, los vecinos están en pie de guerra por esa cuestión. El sábado, el subsecretario de Uso de Espacio Público de la Ciudad, Patricio Di Stéfano, apareció anunciando que había acordado con la Comisión Nacional de Monumentos la colocación de las rejas, que en realidad no figura en ningún acuerdo. Su presidente, Jaime Sorín, lo desmintió. Pero bastó el anuncio para provocar la reacción vecinal. Desde la asamblea de vecinos dijeron a este diario que esperan ser convocados por la Defensoría del Pueblo y reunirse con el gobierno porteño mañana, y llamaron a una conferencia de prensa para anunciar medidas. Para colmo, denuncian que las rejas fueron compradas sin orden de colocación.

“En el acuerdo nunca se habló del enrejado. Sí se contemplaron algunos puntos, como sostener el anfiteatro, que desde el Gobierno querían reemplazar por una fuente de agua, una acción que, nosotros consideramos, implica sacar del parque un espacio de reunión y encuentro de gran valor social y cultural. Además nunca aceptamos las rejas”, contó Jaime Sorín, titular de la Comisión Nacional a Página/12.

La semana pasada, la Defensoría del Pueblo porteña logró que se llegara a un acuerdo entre el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y la Comisión Nacional sobre algunos aspectos de la obra en el parque, que comenzó hace nueve meses y estaba estipulada en cinco. Según Di Stéfano, el acuerdo incluyó la colocación de las rejas.

El titular de la comisión explicó que “también se acordó trabajar sobre las obras que estaban mal hechas y estaban arruinando estatuas que son patrimonio histórico, por lo que se auditará para mantenerlas”.

Además, según contó a este diario Sorín, “otro tema que se habló fue el de la iluminación y el cuidado del yacimiento arqueológico que es el parque. Tratamos los espacios verdes y pedimos el compromiso de que no se avance sobre ellos, pero lo referido a las rejas es un tema controvertido porque nunca se autorizaron desde la comisión”, amplió Sorín.

“En ningún momento se habló sobre las rejas. Lo que intentamos es buscar los puntos en los que sí hay acuerdo para poder ir avanzando, y en este sentido fue que sólo convocamos a los organismos locales y nacionales que están involucrados”, indicó la arquitecta Bárbara Rossen, subsecretaria de Derechos Urbanos, Espacio Público y Medio Ambiente, de la Defensoría del Pueblo. Rossen señaló que “lo que hicimos fue reunirnos con ellos y buscar los puntos en común, el anfiteatro, por ejemplo, es valioso para todos”.

Por otro lado, los vecinos reunidos en la Comisión Vecinal Parque Lezama convocaron a una conferencia de prensa para el próximo jueves para “desmentir y repudiar los dichos del gobierno porteño, reclamar por la reapertura ya del parque y exigir que se cumplan todas las instancias administrativas de acuerdo a las leyes vigentes”.

“Tanto la comisión como la defensoría desmintieron haber llegado a este acuerdo, por lo que estamos en una situación confusa. Nosotros quedamos afuera de las reuniones, que eran a nivel institucional, pero las rejas aún no están resueltas y eso es lo que nosotros queremos frenar. Además, no pueden avanzar con las rejas si está demostrado que hubo irregularidades en su implementación”, dijo a este diario Blas Martínez, miembro de la Comisión Vecinal y del Consejo Consultivo de la Comuna 1. Estos dos espacios que nuclean a vecinos y organizaciones trabajan el tema desde el principio de las obras.

“Este acuerdo se firma nueve meses después del comienzo de la obra, cuando ya ha sido destruido gran parte del patrimonio que tenía el parque sin posibilidad de volver atrás”, denunció Mauricio García, otro integrante de la Comisión Vecinal.

En 2013, el Gobierno de la Ciudad había enviado un pliego con el plan de obra a la Comisión Nacional pero ésta, que era presidida por una administración diferente a la de Sorín, respondió que “necesitaba más tiempo para evaluar la propuesta”. Sin una respuesta sobre qué podía o no hacer, la administración porteña realizó una licitación para la obra y otra para las rejas, ambas ejecutadas desde el año pasado pero presentadas en el Boletín Oficial hace un mes, a pocos días de iniciadas las medidas de los vecinos para frenar las obras de las rejas. O sea, mandó comprar las rejas sin la seguridad de que se fueran a aplicar.

“Nosotros lo que hicimos fue detener el proceso de enrejado, en ningún momento buscamos interferir en las obras”, aclaró Martínez a este diario.

“Para revertir esas licitaciones habría que recurrir a la Justicia, lo que frenaría las obras y demoraría aún más la reapertura del parque, por lo que la decisión es difícil”, explicó Sorín a Página/12. “Aun así, hay que dejar en claro que el Gobierno de la Ciudad cometió una irregularidad al licitar cuando todavía no tenía el visto bueno de la comisión, es decir, que lo que hizo fue ilegal”, cerró.

La conferencia de los vecinos del Parque Lezama se realizará el jueves a las 18 en la esquina de Defensa y Brasil.

Informe: María Fernanda Rezzano.

Compartir: 

Twitter
 

Las rejas fueron compradas por la Ciudad sin que hubiera autorización de colocarlas.
Imagen: Guadalupe Lombardo
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.