SOCIEDAD › EN MAR DEL PLATA, POLICIAS ESPECIALIZADAS PATRULLARAN LAS CASAS DE VICTIMAS DE VIOLENCIA

Una experiencia de prevención local

Desde el lunes, la división de agentes especializadas en violencia contra las mujeres recorrerá los hogares de las 60 marplatenses que cuentan con botón antipánico para verificar que los agresores no violen la orden de restricción de acercamiento.

 Por Soledad Vallejos

Desde el lunes, en Mar del Plata, la policía local patrullará los hogares de las 60 mujeres víctimas de violencia machista que disponen de un botón de alerta (equivalente al botón antipánico) y orden de restricción de acercamiento contra su agresor. Las oficiales, en principio cinco, que conforman la división especializada en violencia de género, patrullarán los domicilios como parte de un equipo interdisciplinario, que apunta “a la contención integral, no solamente policial”, detalló a este diario el secretario de Seguridad de Mar del Plata, Fernando Telpuk. “Planteamos que estas mujeres no pueden estar más de 72 horas sin haber sido visitadas por el móvil policial, con personal y asistente social o psicólogo, según caso, por lo menos los primeros tres meses inmediatamente después de formalizada la denuncia”, agregó el funcionario, quien aseguró que la cantidad de efectivos de la división podría ampliarse “a medida que se incremente la demanda de botones de alerta, cuando se vea que este esquema es efectivo”. En la experiencia, inédita en Argentina, cada uno de los dos patrulleros asignados a la división cuenta con “una tableta que tiene mapa georreferenciado con los domicilios de las víctimas” y referencias de la denuncia, además de una fotografía reciente del agresor, para que pueda ser identificado en caso de violar la restricción de acercamiento.

La aplicación del programa sobrevino luego de que el Centro Municipal de Análisis Estratégico del Delito y la Violencia (Cemaed) analizara, durante casi un año, las cifras específicas de este tipo de violencia en el distrito. “Para pensar cómo abordar este delito, necesitábamos tener estadísticas concretas de violencia de género, porque no hay estadísticas oficiales. Investigamos cuáles podían ser fuentes estadísticas, y la primera con la que pudimos contar, y que analizamos en profundidad para detallar qué pasó durante el período 2014 –que terminamos de investigar a principios de 2015–, fue la base de datos de la policía de la provincia de Buenos Aires. Específicamente, trabajamos con las denuncias formalizadas –radicadas en comisarías y actuaciones policiales de oficio– y en casos no letales”, explicó Tobías Schleider, director del Cemaed.

El estudio señala que “la violencia de género no letal contra las mujeres es la más numerosa y menos difundida”. Durante el año pasado, en Mar del Plata se radicaron 1139 denuncias (1004 de ellas por lesiones; 135, por delitos sexuales): en 785 de los casos, los ataques fueron dentro del domicilio; en 216, en lugares públicos; en 23 ocurrieron en el lugar de trabajo de la víctima; en 6, en otros lugares; en 109 denuncias no se consignaron datos del lugar. Del total de denuncias, en 944 (el 83 por ciento) “se informó algún tipo de relación previa entre la víctima y el victimario”.

En 418 casos, “el vínculo se desarrollaba dentro del ámbito doméstico”: 269 de los denunciados fueron parejas que convivían con las víctimas al momento del hecho; en 131 casos el denunciado fue un familiar; en 18, una ex pareja que convivía con la víctima a pesar de estar separados. En cambio, entre las denuncias había 526 que correspondieron a relaciones que no implicaban convivencia (en 362 casos, el denunciado fue una ex pareja de la víctima; en 103, una pareja no conviviente al momento del hecho).

En los 13 casos denunciados por haber ocurrido en el ámbito laboral, 9 victimarios eran empleadores de las denunciantes; 4, un compañero de trabajo.

En 438 casos, la víctima tenía a su cargo hijos menores de 18 años. Durante 2014, hubo dos franjas horarias con más cantidad de denuncias: la más recurrida, entre las 18 y las 19,.59; la siguiente, entre las 20 y las 21.59.

El secretario Telpuk explicó a este diario que las visitas de la patrulla especializada permitirá evaluar de manera dinámica las medidas a tomar en cada caso. “Pero no sólo desde lo policial, porque para eso tenemos un área de asistencia integrada a la víctima, además de la Dirección de la Mujer. La idea, con esta unidad, es poner en valor recursos municipales que están trabajando aislados”.

Las oficiales asignadas a esta división forman parte de la policía local (que está conformada en un 62 por ciento por mujeres), y “son las primeras en recibir una capacitación más focalizada e intensiva”, detalló Telpuk en diálogo con este diario.

–¿En una etapa posterior podrían implementar la pulsera electrónica para monitorear si el agresor incumple la orden de alejamiento?

–Creemos que eso podría complementar este sistema. En Uruguay está dando buenos resultados. Queremos poner el tema en debate. La pulsera electrónica dialoga con el botón de alerta e informa de inmediato cuando se ha roto el perímetro de protección. Es hora de poner herramientas nuevas en juego, porque si no siempre estamos viendo qué sucede y no jugándonos. En este tema hay que jugarse. También creemos que es oportuno hablar de la posibilidad de establecer un registro nacional de violentos, donde consten los antecedentes del individuo. ¿Por qué hay un Veraz, donde aparecés si te rebotó un cheque, y no una base de datos en la que figures si sos un golpeador?

Compartir: 

Twitter
 

Las agentes son parte de la policía local, una fuerza en la que el 62 por ciento son mujeres.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.