SOCIEDAD › FUE LIBERADO EL JOVEN IANNONE, TRAS EL PAGO DE 300.000 PESOS

La noche que Hernán volvió a casa

El padre entregó el dinero en medio de un tortuoso peregrinaje por el conurbano. La liberación fue cerca de la ciudad de Campana.

 Por Raúl Kollmann

Hernán Iannone fue liberado anoche por la banda de secuestradores que lo tenía cautivo, dieciséis horas después de que su padre, Luis, pagara un rescate de 300.000 pesos cerca del río Reconquista. El dinero fue arrojado desde un tren hacia un lugar en el que había una fogata prendida. El secuestro de Iannone siempre fue considerado por los investigadores como un caso atípico, en el que se mezclan las relaciones políticas de su padre con el intendente de José C. Paz, Mario Ishii, un crecimiento económico asombroso e incluso la detención de uno de los matones del intendente como partícipe directo del secuestro. Con Hernán de regreso a su casa se alivia la preocupación por la vida del joven, pero existe la convicción de que, si no se detiene al núcleo de la banda, es muy posible que ésta vuelva a secuestrar.

El primer contacto de Iannone fue con el Destacamento Los Cardales de la Policía Bonaerense. Desde allí llamó a su casa y minutos más tarde era llevado hasta la comisaría de Campana, en donde permanecía al cierre de esta edición. El fiscal Paul Starc, que llevó adelante el caso desde un principio, se dirigía anoche a Campana para verificar el estado físico del joven y entablar los primeros diálogos con él. Cuando declare por primera vez, le preguntarán cómo fue el proceso de su liberación, cuánto tiempo lo tuvieron en un auto, si le pareció que el vehículo iba por caminos de tierra, rutas o autopistas, si estuvo siempre en la misma casa, si percibía allí ruidos de trenes o de aviones, si vio el piso o el baño y otros detalles que en algún momento puedan servir para identificar el lugar donde la banda lo tuvo cautivo.

El proceso de pago del rescate fue truculento y supervisado por el fiscal Starc, la SIDE y la Policía Bonaerense, aunque en la investigación también participó la Federal. Empezó el lunes 4, cuando Luis Iannone acordó la cifra a pagar y les dijo a los delincuentes que ya contaba con el dinero. Después de eso, la banda no volvió a comunicarse hasta el viernes. Esa noche llamaron y le dijeron al padre de Hernán que saliera para hacer el pago, que ellos lo irían guiando a través de un celular. Durante horas lo movieron de un lugar a otro, finalmente le dijeron que las cosas quedarían para el día siguiente. El sábado volvieron a llamar y ocurrió lo mismo. Lo hicieron subir y bajar de trenes, lo movieron de un lugar a otro y terminaron la noche diciéndole que no se podía hacer la transacción. Finalmente, el lunes la banda se comunicó otra vez. Se inició el tortuoso peregrinaje por colectivos y trenes hasta que a las cinco de la mañana del martes el dinero fue arrojado desde un tren hacia el lugar donde había una fogata, cerca del río Reconquista. Como ya prácticamente amanecía, la liberación se produjo al anochecer.

En el caso Iannone hay dos detenidos. Pocas horas después del secuestro fue apresado Jorge Viana, dueño de una agencia de venta de autos usados, que según el fiscal Starc y el juez Juan Cullota proveyó a la banda del Fordo Focus usado en el secuestro. Siguiendo esa línea de investigación fue detenido Salvador Jorge, alias “el Loco Jorge”, un matón que trabajaba para el intendente Ishii. La sospecha es que la banda se armó alrededor de gente que trabaja en el municipio de José C. Paz y que veían cuánto dinero cobraba Iannone padre por el suministro de maderas para la construcción de viviendas. En el expediente hay testigos que hablan incluso de vinculaciones del hecho con el narcotráfico.

Compartir: 

Twitter
 

Hernán Iannone fue capturado tras salir de su casa en José C. Paz y permaneció secuestrado 27 días.
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.