SOCIEDAD

Una marcha en Palermo para pedir la despenalización de la marihuana

El acto fue convocado en 179 ciudades de 39 países. Aquí será frente al Planetario, contra “la persecución a los usuarios”.

Sin el permiso del gobierno porteño y con algunos invitados de lujo (o “gente del palo”), los consumidores de marihuana se darán el gusto de fumar a cielo abierto frente al Planetario. Mañana a las 14, la marcha mundial del millón de porros encontrará a los manifestantes con el mejor de los ánimos. “El fallo del lunes pasado sienta jurisprudencia, ya es tiempo de que dejen de molestar a los usuarios terapéuticos. También es importante descriminalizar a la gente que le da un uso recreativo al cannabis”, advirtió Orge, un militante de larga data y con una arenga impactante: “¡Salgan del armario... del cultivo!, hay mucha gente que fuma y no pelea por sus derechos”.

“Creemos en las libertades individuales, por eso el sábado vamos a estar ahí”, es el mensaje de los organizadores que circuló en varios foros de Internet junto a un fotomontaje del Planetario rodeado de plantas de cáñamo repletas de cogollos. La marcha ha sido convocada en más de 179 ciudades de 39 países; en Argentina, según explicó Orge, “la situación es un poco prehistórica, por lo que se apunta primero a la despenalización como paso previo a la legalización: por dar un ejemplo, en España ya se habla de normalización a nivel social”. Otro de los fines de la movilización es evidenciar la cantidad de fumadores e impulsar el autocultivo. Los organizadores han tratado de asegurarse la presencia de algunos famosos como Andy Kuznetzoff y Mario Pergolini para que encabecen el reclamo y amedrenten cualquier tipo de accionar violento por parte de la Policía Federal.

Los rumores sobre la actitud favorable de algunos miembros de la Corte Suprema de Justicia y varios fallos en beneficio de los consumidores han generado buenos pronósticos para los fumadores. Desde la Asociación de Reducción de Daños de Argentina vienen organizando actos, petitorios y festivales para terminar con “la persecución, procesamientos y enjuiciamientos de los usuarios”, según recuerda una de sus fundadores, Ricardo Paveto. “El fallo sobre el uso medicinal es auspicioso. Esperamos que el Estado cambie el garrote por una mano amigable, las leyes represivas no sirvieron para bajar el consumo y nos parece que hay dejar de lado los prejuicios y la estigmatización: los que fuman no son todos adictos y tampoco criminales”, resaltó Paveto, quien aclaró que el asunto debe dejar de ser un delito federal: “Un pibe fumando porro no constituye un peligro para la seguridad de la Nación, seguir afirmando eso es hipócrita”.

Para Sebastián Basalo, director de la revista THC (primera publicación nacional especializada en marihuana), la marcha del millón de porros sirve “para concientizar, educar respecto del consumo de cannabis y terminar con las políticas represivas, las detenciones ilegales y la discriminación. Pero fundamentalmente, sirve para exigir por nuestras libertades individuales”. La primera movilización pro legalización fue en el ’83, pocas semanas antes de la vuelta de la democracia y con represión incluida. Recién en 2002 los militantes cannábicos se animaron a salir a la calle. Un año después llegaría el primer acto multitudinario: 15 mil personas coparon el Rosedal de Palermo. Las cosas empezaron a complicarse cuando el gobierno porteño se negó a autorizarla e intentó negociar otro lugar: “El año pasado nos dijeron que solo podían darnos el Parque Indoamericano, frente a Villa Lugano –comentó Orge–, y lo rechazamos por ser un lugar distante y conflictivo para encarar una marcha pacífica”.

Informe: Emilio Ruchansky.

Compartir: 

Twitter
 

La marcha mundial se viene haciendo desde hace varios años.
Imagen: AFP
 
SOCIEDAD
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.