cash

Domingo, 18 de diciembre de 2005

EN LA CUMBRE DE LAS AMERICAS TAMBIéN SE DISCUTIó EL MERCADO LABORAL

“Generar un nuevo paradigma”

Además del ALCA, en Mar del Plata se debatieron con intensidad otras políticas clave, como el empleo y la distribución del ingreso.

 Por Fernando Krakowiak

La discusión sobre el Area de Libre Comercio para las Américas acaparó toda la atención durante la Cumbre de Presidentes realizada en Mar del Plata. Sin embargo, durante la negociación del documento final, el ALCA no fue el único motivo de conflicto. Estados Unidos y los países latinoamericanos debatieron la inclusión de otros conceptos polémicos como “distribución del ingreso”, “tramas productivas”, “pleno empleo” y “promoción estatal”. Cash conversó con Norberto Ciaravino, jefe de gabinete del Ministerio de Trabajo, y con Julio Rosales, coordinador de Asuntos Internacionales, para conocer los detalles de esa negociación.

En la Cumbre de las Américas se emitió una declaración final donde se reafirmó el “compromiso de combatir la pobreza, la desigualdad, el hambre y la exclusión social”. ¿Qué efectos concretos tiene esa declaración?

Norberto Ciaravino: –Este tipo de consideraciones operan como mandatos respecto de organismos internacionales. Tienen incidencia, por ejemplo, en las decisiones del Banco Interamericano de Desarrollo para facilitar líneas de crédito e impulsar determinados programas, pero la importancia mayor es el aporte para ir generando un nuevo paradigma. El Consenso de Washington fue el fruto de un proceso, bastante largo y aparentemente disperso, en cuyo transcurso ciertos conceptos se fueron instalando en organismos internacionales, en medios académicos y periodísticos. Se fue creando un consenso acerca de que el Estado de Bienestar había fracasado, de que había que privatizar las empresas públicas y que había que desregular el trabajo. Los neoliberales se impusieron cuando se apropiaron del lenguaje, cuando se empezó a hablar del impuesto al trabajo en lugar de los aportes jubilatorios. Ahora buscamos instalar nuevos conceptos. Hay un punto donde se notan claramente las diferencias. Hasta hace un tiempo, este tipo de documentos mencionaban la necesidad de desregular el trabajo. Este documento tiene como eje el concepto de trabajo decente con protección social y con negociación colectiva.

En los ’70 también aparecían objetivos ambiciosos en los documentos de las cumbres de los países del Tercer Mundo, pero esas metas fueron barridas por el mercado.

Julio Rosales: –Así es. Desde los ’70 la economía de mercado ha ido por un lado y las políticas sociales y laborales iban por otro, simplemente como paliativos. Ahora nosotros estamos cambiando el eje al plantear la necesidad de articular políticas económicas, sociales y laborales en torno del empleo. Volver a instalar el tema del crecimiento con equidad y con generación del empleo.

Las coincidencias entre los países del Cono Sur que se expresaron en el documento no se condicen con la práctica, porque las diferencias que tienen Argentina y Brasil en el Mercosur son notables.

J.R.: –Como decía Samir Amin, cuando se provocan avances se genera un desarrollo desigual en el avance. En el Mercosur estamos discutiendo la estrategia regional de crecimiento del empleo, y al mismo tiempo se mantienen asimetrías económicas, comerciales y productivas. Los avances no se producen de una manera ordenada.

El documento menciona la necesidad de estimular políticas que mejoren la distribución del ingreso, ¿costó incluir ese punto?

N.C.: –Hubo que pelearlo mucho. Uno de los ejes que atravesó toda la discusión estuvo referido al grado de intervención del Estado. Los países del Cono Sur plantearon la necesidad de una mayor intervención, mientras que Estados Unidos y Canadá encabezaron la oposición.

Estados Unidos también se opuso a que se haga mención a la posibilidad de articular redes productivas entre empresas.

N.C.: –No querían saber nada, pese a que ellos las tienen y las promueven.

J.R.: –Estados Unidos interpreta que si incentivamos la conformación de redes productivas, estamos generando una barrera comercial que les podría dificultar su inserción en nuestro mercado.

N.C.: –Parten de la idea de que el modelo neoliberal es perfecto. Si hay algún país donde no funciona es porque su dirigencia es corrupta e inepta.

Compartir: 

Twitter
 

“Los avances no se producen de una manera ordenada”, afirma Norberto Ciaravino.

Claves

“Los neoliberales se impusieron cuando se apropiaron del lenguaje, cuando se empezó a hablar del impuesto al trabajo en lugar de los aportes jubilatorios.”

“Ahora buscamos instalar nuevos conceptos.”

“Hasta hace un tiempo, este tipo de documentos mencionaban la necesidad de desregular el trabajo.”

“Este documento tiene como eje el concepto de trabajo decente con protección social y con negociación colectiva.”

“Volver a instalar el tema del crecimiento con equidad y con generación del empleo.”

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.