cash

Domingo, 21 de mayo de 2006

LA BURGUESIA INDUSTRIAL DE RAFAELA COMO UNA RAREZA ARGENTINA

Espejo del modelo italiano

La ciudad santafesina es un caso de estudio internacional sobre el desarrollo de las pymes y el entramado productivo que han constituido.

 Por Diego Rubinzal

Se identifica como “burguesía nacional” a empresarios locales que motorizan un cambio del paradigma productivo agroexportador. En la década del ’50, la sustitución de las importaciones, la revalorización del mercado interno, el Estado como impulsor del crecimiento económico y la posibilidad de un desarrollo capitalista autónomo son algunos de los pilares que permitieron el surgimiento de ese actor social en la escena. En los ’70 se produce un avance de concepciones ligadas al papel central que debería jugar la burcnómico. Ese proceso facilita el arribo al Ministerio de Economía (1973-1974) del “alma mater” de la Confederación General Económica, José Ber Gelbard.

Con la dictadura militar se reconfigura el perfil productivo y se produce la debacle de la denominada “burguesía nacional”. La política económica de los ’90 profundiza este derrumbe al alentar la extranjerización de la economía. A poco de asumir, el presidente Kirchner manifestó: “Es imposible un proyecto de país si no consolidamos una burguesía nacional”. El discurso registra un punto débil: no es tarea sencilla encontrar sectores que puedan liderar ese proceso. Algunos economistas entienden que para reinventar una burguesía nacional es preciso generar condiciones que alienten el nacimiento y consolidación de miles de pequeñas y medianas empresas. En este sentido, la mirada apunta sobre la experiencia de los distritos industriales italianos. Estos se caracterizan por conformar sistemas económicos de pequeñas industrias agrupadas que cooperan entre sí y que se caracterizan por una permanente innovación tecnológica. Actualmente existen cuatro regiones –diseminadas en territorio italiano– que contienen a 4 millones de empresas que ocupan una media de seis obreros cada una. El consultor de la Cepal y profesor de la Universidad Nacional del Litoral, Pablo Costamagna, sostiene que las pymes tienen un importante compromiso con la comunidad en la que se desarrollan.

Con esas características surge el caso Rafaela. Esta ciudad de 70.000 habitantes ubicada en el oeste santafesino es un ejemplo (estudiado a nivel mundial) de desarrollo de pymes. Andrea Saba, profesor de Economía Industrial de la Universidad de Roma La Sapienza, afirmó que Rafaela tiene todas las condiciones para repetir la exitosa experiencia italiana en la implementación de distritos industriales con alta innovación tecnológica. Las industrias lácteas, las fábricas de colchones, de muebles, autopartistas con altos estándares tecnológicos que están instaladas en dos parques industriales confirman ese análisis del profesor italiano. La diversidad industrial de la ciudad se comprueba en que de los 22 sectores del clasificador industrial, 19 de ellos se encuentran en la estructura productiva rafaelina.

Una de las rarezas de esa economía local es que durante el proceso de desnacionalización y concentración de los ’90, las empresas lo resistieron y permanecieron en manos locales, salvo contadas excepciones. Según estimaciones del Centro Comercial de dicha ciudad, el 98 por ciento del patrimonio de las compañías radicadas en Rafaela permanecen con sus dueños originales. Costamagna intenta explicar ese proceso señalando que “la ola de concentración estuvo más ligada a la gran empresa, y Rafaela es un esquema ligado a pymes. Otra diferencia con la media nacional es que aquí cerraron menos firmas. Las razones son varias. Por ejemplo, la existencia de empresas innovadoras, con un segmento que hace años trabaja en mercados externos, con productos de calidad, ayudadas por un esquema territorial con fortaleza institucional donde se derraman acciones que contribuyen a que las compañías funcionen competitivamente”.

Otra de las características que Costamagna rescata es el rol que ha desempeñado el municipio: “Desde hace más de 15 años trabaja en la construcción de ventajas territoriales para sus empresas, acompaña, articula recursos, ayuda, genera externalidades en forma conjunta con la institucionalidad privada para que haya mejores condiciones de negocios. Este nuevo rol contribuye al crecimiento y a que los empresarios no se desprendan de sus activos”. Un Estado presente más pymes es la fórmula que dio buenos resultados en Rafaela.

Compartir: 

Twitter
 

Para reinventar una burguesía nacional hay que generar condiciones a favor de las pymes.
Imagen: Jorge Larrosa

Experiencia - Empresas


  • A poco de asumir, el presidente Kirchner manifestó: “Es imposible un proyecto de país si no consolidamos una burguesía nacional”.

  • El discurso registra un punto débil: no es tarea sencilla encontrar sectores que puedan liderar ese proceso.

  • En este sentido, la mirada apunta sobre la experiencia de los distritos industriales italianos.

  • Rafaela tiene todas las condiciones para repetir la exitosa experiencia italiana en la implementación de distritos industriales con alta innovación tecnológica.

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa> nota de tapa
    A destajo
    Talleres textiles con empleados bolivianos. Extensión horaria en comercios minoristas y en...
    Por Veronica Gago
  • BUENA MONEDA > BUENA MONEDA
    ¿Tigrecito del Cono Sur?
    Por Alfredo Zaiat
  • CONTADO > CONTADO
    Felisa y Roberto
    Por Marcelo Zlotogwiazda
  • FINANZAS > FINANZAS > CRECE LA INCERTIDUMBRE EN EL ESCENARIO FINANCIERO INTERNACIONAL
    El miedo al ajuste
  • EL BAúL DE MANUEL > EL BAUL DE MANUEL
    El otro y las normas - Libros
    Por Manuel Fernández López
  • LA BURGUESIA INDUSTRIAL DE RAFAELA COMO UNA RAREZA ARGENTINA
    Espejo del modelo italiano
    Por Diego Rubinzal
  • LA UNIDAD ECONOMICA REGIONAL A PRUEBA
    Debilidades comunes
    Por Antonio Elías - Jorge Marchini
  • LA UE Y EL ABASTECIMIENTO DE GAS Y PETROLEO
    La batalla por la energía
    Por Desde Madrid y Bruselas
  • ME JUEGO > ME JUEGO
    Me juego
    Por Leopoldo Olivari
  • AGRO > EL DESPLAZAMIENTO DE ALARCON EN DIPUTADOS Y EL LOBBY DEL CAMPO
    María del Carmen, una pinturita
    Por Susana Díaz
  • E-CASH DE LECTORES > 
    Greenpeace

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.