cash

Domingo, 3 de septiembre de 2006

BALANCE ECONOMICO DE JAPON DURANTE LA GESTION JUNICHIRO KOIZUMI

El regreso del sol naciente

Japón volvió a contabilizar buenos indicadores económicos luego de más de una década de estancamiento. Una serie de reformas puso final a una racha de tres recesiones.

 Por Gonzalo Robledo

Los últimos indicadores económicos del gobierno del primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, que deja el poder en este mes, confirmaron la recuperación de la economía nipona, pero apuntaron la necesidad de mayor cautela ante el futuro. El primer ministro nipón dejará su cargo el día 20, una vez que su partido, el Liberal Demócrata, elija un nuevo presidente de esa formación en sustitución de Koizumi, que, a la par, dejará la jefatura de gobierno.

Las últimas estadísticas oficiales –las de julio– mostraron la última semana que la oferta laboral alcanzó su mejor nivel en catorce años, anticipando subas del consumo individual, indicador que aporta más del 50 por ciento al Producto Interno Bruto de Japón. Pero los datos industriales, aunque no desmienten ese ritmo sostenido de crecimiento, llaman a la cautela ante posibles influencias negativas externas en los próximos meses.

La tasa de desempleo de julio se situó en el 4,1 por ciento y el número de personas sin empleo en la segunda economía del mundo fue de 2,7 millones, un descenso de 210 mil casos respecto de ese mismo mes del año 2005. En la recta final de la Administración Koizumi, el número de personas empleadas es de 64,2 millones, y el indicador laboral presenta 109 puestos de trabajo por cada cien personas en busca de ocupación, un máximo no registrado desde 1992. La mejora del empleo estuvo acompañada de un descenso del gasto familiar del 1,3 por ciento, atribuido por el gobierno a factores como el mal tiempo en ese mes.

A la incertidumbre por el consumo familiar se sumó el indicador de la producción industrial, que cedió 0,9 por ciento. El gobierno japonés restó dramatismo a la contracción y anticipó que en los próximos meses la producción industrial evolucionará con una tónica oscilante y en agosto subirá un 4,2 por ciento, para caer un 1,4 por ciento en septiembre. Las primeras reacciones a la tendencia mixta de los indicadores económicos que marcan el final de la era Koizumi fueron positivas. Dadas las buenas previsiones de las multinacionales japonesas, apoyadas por un yen debilitado que aumenta los ingresos en divisas al ser repatriados, el Nikkei se mantiene en los niveles más altos de la banda de los 15 mil yenes.

El encarecimiento del euro frente al yen produce alzas masivas en los beneficios por operaciones de fabricantes como Toyota, que, según la prensa local, percibe 6600 millones de yenes (56,8 millones de dólares) por cada descenso de un yen en el precio del euro. Debido a que para el año fiscal en curso muchas multinacionales japonesas han fijado una tasa de cambio de 135-140 yenes por euro, la tasa actual de 150 yenes por euro produce acumulación de beneficios no previstos y fortalece la confianza inversora.

El Nikkei ha subido cerca de un 12 por ciento desde que Koizumi recibiera una economía lastrada por las masivas deudas incobrables generadas por la especulación financiera de la década de los años ochenta, conocida como la época de la “burbuja económica”. Koizumi, quien llegó al poder en abril de 2001, ha sido elogiado como el promotor de una serie de reformas del mundo económico y financiero que pusieron final a una racha de tres recesiones. La fortaleza de la economía estadounidense, hasta hace unos años el principal cliente de las exportaciones niponas, ha contribuido a las alzas en Japón y sus actuales síntomas de ralentización no logran menguar la confianza inversora. China es hoy el primer socio comercial de Japón y la fuerte inversión japonesa en el vecino país contrasta con la indignación política con Pekín y Corea del Sur por los homenajes nacionalistas de Koizumi en el templo tokiota de Yasukuni, donde se honra a los caídos en conflictos armados. El diario económico Nihon Keizai citó a economistas locales que vaticinan una subida del índice Nikkei hasta los 17 mil puntos en enero, indicando así que la magia de Koizumi seguirá haciendo milagros sobre su sucesor, por el momento.

Compartir: 

Twitter
 

El primer ministro japonés, Junichiro Koizumi, deja el poder este mes con datos económicos positivos.
Imagen: AFP

El mundo

  • El Producto Interno Bruto de Brasil registró en el segundo trimestre de este año un aumento de 0,5 por ciento respecto del trimestre anterior y de 1,2 en relación con el mismo período de 2005, informó el Instituto Brasileño de Geografía y Estadística.
  • La tasa de desempleo en Uruguay bajó 1,8 punto porcentual en el trimestre abril-junio, para situarse en 10,8 por ciento contra 12,6 en el trimestre anterior, destacó el Instituto Nacional de Estadística.
  • El PIB de Filipinas creció durante el primer semestre de 2006 un 5,6 por ciento, anunció el ministro de Planificación Socioeconómica, Romulo Neri.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.