cash

Domingo, 30 de marzo de 2008

LA REBAJA DEL PRECIO DE LA UREA

Fertilizar el campo

Con el lockout en el sector agropecuario pasó inadvertida la medida de reducción de precios de los fertilizantes.

 Por Diego Rubinzal

Los dirigentes agropecuarios esgrimen variados argumentos para oponerse a las retenciones móviles. Uno de ellos fue que el constante aumento de los costos de producción están erosionando su rentabilidad. El Gobierno acordó una rebaja de precios de los fertilizantes. Las principales firmas del sector (Profertil y Petrobras, entre las principales) anunciaron una disminución del 20 por ciento del precio de la urea. La rebaja de precios implicaría una transferencia de 100 millones de dólares a los productores. Esa medida podría representar un ahorro del 12 por ciento en los costos de producción.

La urea es un fertilizante nitrogenado muy utilizado en los campos. Su principal función es el fortalecimiento del crecimiento y desarrollo de los cultivos, principalmente el trigo y el maíz. Se trata de un fenómeno reciente. Los pioneros en el desarrollo industrial y en la utilización de fertilizantes fueron los países avanzados. Al finalizar la Segunda Guerra Mundial, las naciones desarrolladas lideraron su fabricación sobre la base de nitrógeno inorgánico. En cambio, la difusión de los fertilizantes resultó mínima en la Argentina hasta bien entrada la década del ‘80 debido al sistema de producción vigente. La rotación entre cultivos y ganadería permitía al suelo tomar un descanso, luego de la extracción de nutrientes generado por los cultivos agrícolas.

Durante los noventa, la generalización del sistema de agricultura permanente descendió la fertilidad natural de los suelos y creció la utilización de los productos que permitían reponerla. Así, el consumo se cuadriplicó pasando de 200.000 a 800.000 toneladas al año. El aumento de la demanda fue abastecido fundamentalmente por medio de las importaciones, estimuladas por la sustantiva reducción de los aranceles, al bajar del 60 al 12 por ciento.

Hace algunos años, la ampliación de una planta productora de urea de Campana y la instalación de una planta de urea granulada en Bahía Blanca permitieron aumentar sustancialmente la producción interna. Tal es así que como señala el trabajo Insumos. Agroalimentos Argentinos, realizado por la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola, las principales empresas productoras (Profertil y Petrobras) cubrieron las necesidades internas y también realizaron algunas exportaciones. Ambas firmas terminaron capturando la mayor parte del mercado, consolidando una estructura oligopólica. En octubre de 2004, el Ministerio de Economía ordenó a la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia iniciar una investigación integral del mercado de la urea. En particular, las autoridades económicas encomendaron analizar las posibles prácticas anticompetitivas en ese mercado. Una vez finalizada su intervención, la Comisión puntualizó en su dictamen: “Con respecto a la evolución del precio de la urea, que sufrió un aumento significativo durante el período relevado 2002/2004, cabe indicar que ha seguido la evolución del precio internacional, colocándose en el mercado interno (mercado de comercialización primario) a valores próximos a la paridad de importación.”

El informe concluyó que el dinamismo del sector, la competencia creciente entre sus actores y el comportamiento de los precios reflejando la evolución de los precios internacionales (lo que según la Comisión era esperable al tratarse de commodities) eran suficientes elementos para afirmar que no se había violado la Ley de Defensa de la Competencia.

Sin embargo, la misma Comisión dispuso realizar una tarea de seguimiento de los precios de la urea granulada, urea perlada y fertilizante líquido en todas las etapas de comercialización del mercado interno. Según el organismo, el Estado debería controlar que el mecanismo de ajuste de los precios internos –en función de los precios internacionales– se cumpla cuando se produzcan bajas en las cotizaciones de los mercados internacionales. Algo que parece impensable en el contexto actual.

A pesar de la firmeza de las cotizaciones internacionales, el Gobierno intervino en un mercado fuertemente oligopolizado rebajando un insumo importante de la producción agropecuaria. Aunque suene a poco, el acuerdo simboliza la recuperación de una presencia estatal largamente reclamada. De todos modos, esa rebaja de los fertilizantes fue un guiño para una dirigencia agropecuaria que mira para otro lado.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa> Nota de tapa
    Otra mirada

    Por Roberto Navarro
  • BUENA MONEDA
    La cuerda
    Por Alfredo Zaiat
  • CONTADO
    Intenciones
    Por Marcelo Zlotogwiazda
  • AGRO > LOCKOUT PATRONAL, CUESTION DE CLASES Y DEMOCRACIA
    El tiempo de la política
    Por Claudio Scaletta
  • LA REBAJA DEL PRECIO DE LA UREA
    Fertilizar el campo
    Por Diego Rubinzal
  • EL BAUL DE MANUEL
    Guerras. Ciclones
    Por Manuel Fernández López
  • INVERSIONES EXTRANJERAS DIRECTAS
    Mejorar la regulación
    Por Juan Pablo Bohoslavsky
  • FINANZAS > DEPOSITOS SIN JUSTIFICACION Y TRANSFERENCIAS DE CAPITALES DESDE EL EXTERIOR
    Lavado de dinero
    Por Pablo Simian

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.