cash

Domingo, 3 de mayo de 2009

LA SEQUIA, ESTADISTICAS AGROPECUARIAS Y EL PANORAMA LACTEO

Rindes decrecientes

La sequía está afectando el resultado de la presente campaña. También impacta en la lechería y ganadería vía menores pasturas.

 Por Claudio Scaletta

Con el consumo de la información agropecuaria sucede algo similar a lo que pasa con el Indec: el lector debe esforzarse para saber qué parte es verdad y cuál no. A partir de la sequía que afecta los rindes de la presente campaña, quizás una suerte de castigo divino por el desabastecimiento y los aumentos de precios que las corporaciones agropecuarias provocaron en 2008 afectando a la población más vulnerable, toda la información generada en el sector es cuasi apocalíptica. Según la interesada mirada de la Federación Agraria, la caída de las exportaciones correspondientes a la campaña de granos 2008-2009 superaría los 18.000 millones de dólares. Probablemente no sea tanto, pero la caída será importante. Para CREA (Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola), la producción de maíz, trigo y girasol se reducirá a la mitad. En el último Informe de Inflación del Banco Central se habla de una caída un poco menor, alrededor del 37 por ciento sólo para los cereales (el aporte del girasol es marginal en el contexto). Parece complicado culpar a las retenciones por la sequía, pero que el Estado se lleve una parte cuando la torta se achica parece ser más doloroso que cuando se agranda. De esto se lamentan los empresarios agrícolas.

Por supuesto la sequía afecta indirectamente, vía menores pasturas, a la ganadería y a la lechería. En un comunicado difundido esta semana, CREA realizó un diagnóstico de la situación de la lechería con componentes que no se escuchan para otros sectores. Sostuvo que los tamberos sólo reciben por el litro de leche un tercio del valor del sachet en los supermercados.

El precio primario rondaría, según los productores, los 75 centavos por litro. La Secretaría de Agricultura dejó de publicarlo el pasado septiembre, cuando estaba en 90 centavos. En teoría, según lo acordado entre usinas, Gobierno y tamberos en octubre de 2008, el precio debería ser de un peso el litro, pero los tamberos insisten en que este valor no se cumple.

El problema es que el valor recibido se encontraría en el borde de los costos de producción. En el último Informe Lechero de CREA se destaca que luego de alcanzar un pico de más de 80 centavos por litro en septiembre pasado, los costos de producción (para un tambo que produce 3500 litros) bajaron a 75 centavos.

Más allá de la situación interna, los datos del exterior no son halagüeños. Decididamente, los precios internos no siguieron el sendero de los internacionales. Tomando como referencia los valores pagados en Europa, y luego de alcanzar un techo de 5600 dólares la tonelada en octubre de 2007, en los primeros tres trimestres del año pasado las cotizaciones se estabilizaron en torno de los 4500 dólares, pero desde entonces cayeron fuertemente hasta los 2200 dólares en febrero pasado. En los últimos dos meses se registró una leve recuperación, hasta pasar los 2300 dólares. Los pisos de precios parecen quedar atrás, pero el camino de la recuperación es largo. El año pasado, además, el consumo mundial habría caído el 0,5 por ciento, baja que por sí sola no justifica el derrumbe de las cotizaciones.

Un dato llamativo es lo que ocurre en Brasil, donde la leche importada desde la Argentina se vende a 17 centavos de dólar el litro, cuando el precio pagado a los productores locales es de 25 centavos de dólar. Por eso la Confederación de Agricultura y Ganadería de Brasil demandó al gobierno que restrinjan las importaciones y dijo que acusaría a la Argentina por dumping. En 2008 las ventas argentinas a Brasil crecieron el 40 por ciento.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

El precio acordado fue un peso el litro, pero los tamberos afirman que ese valor no se cumple.
Imagen: Pablo Añeli

Agro

La principal empresa en la Argentina que provee de herbicidas a la producción en el agro, Atanor, apuesta a “empujar la producción en el campo este año” y adelantó que están trabajando en la construcción de una planta para generar bioetanol.

Activistas de la organización ecologista Greenpeace pidieron en Pekín a varias multinacionales agrícolas que no empleen las semillas alteradas genéticamente para controlar el mercado alimentario chino, de unos 1300 millones de personas.

La Bolsa de Cereales de Buenos Aires informó que en marzo cayó entre 2,4 y 6,5 por ciento el valor de los fletes por camión, con respecto a un año atrás, mientras se produjo una reducción mucho más pronunciada, de hasta 62,9 por ciento, en el costo de los fletes marítimos para granos.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.