cash

Domingo, 27 de junio de 2010

Factor...

 Por Roberto Navarro

Una variable relevante en los últimos años ha sido la evolución de las exportaciones. En los primeros cinco meses de 2010 alcanzaron los 25.988 millones de dólares, un 123 por ciento más que en el mismo período de 2003. Más significativa aún es la conformación de las ventas externas. Entre enero y mayo, los despachos de productos primarios aumentaron 73 por ciento comparado con el mismo lapso de 2003, mientras que las manufacturas de origen industrial crecieron 188 por ciento y las de manufacturas de origen agropecuario, 192 por ciento. El fortísimo incremento de las ventas de bienes manufacturados es una señal de la tendencia sobre el actual rumbo económico.

En los primeros cinco meses de 2003 las exportaciones de automóviles, camionetas y camiones fueron de 561 millones de dólares. Entre enero y mayo de 2010 sumaron 2647 millones de dólares, con un aumento de casi el 500 por ciento. Ese sector se convirtió en el segundo rubro de ventas externas, luego de harina de soja, que despachó al exterior 2994 millones de dólares hasta mayo. El sector industrial que más incrementó sus ventas externas fue el de maquinaria agrícola: en los primeros cinco meses del año aumentó sus exportaciones en un 1080 por ciento con respecto al mismo lapso de 2003.

“Hay una mayor participación y diversificación sectorial, y además se acabó esa paradoja de que se exportaba manufactura de origen industrial cuando venían las vacas flacas. Antes la alternativa era exportar cubriendo los mínimos costos porque había que mantener las fábricas en funcionamiento. Hoy podemos tener una industria que elige exportar y puede abastecer al mercado interno. Las causas fundamentales de este cambio son el marco macroeconómico y el apoyo estatal en materia de financiamiento y apertura de mercados”, explicó a Cash la ministra de Industria y Turismo, Débora Giorgi.

En 2003, las exportaciones de manufacturas de origen industrial (MOI) representaban el 25 por ciento de las exportaciones; en la actualidad son el 34 por ciento. En el mismo período los productos primarios bajaron de 26 a 24 por ciento del total. Las manufacturas de origen agropecuario, que triplicaron su valor de ventas, se mantienen en el 32 por ciento del total. Y las exportaciones de combustibles y energía disminuyeron del 17 al 10 por ciento en la participación del total de las exportaciones.

Los despachos al exterior de software también presentaron un dinamismo importante: crecieron 217 por ciento en los últimos siete años, pasando de 173 millones de dólares en 2003 a 547 millones en 2009. En los primeros cinco meses de 2010 ya se exportó software por un valor de 312 millones de dólares. En este sector el país compite con países de bajos salarios, como China e India. En Argentina, por el contrario, la escasez de recursos humanos ante el fuerte incremento de la demanda, resultó en una importante suba de los salarios de los trabajadores de ese sector.

A pesar de que la mayor parte de los países aún están saliendo de la crisis internacional desatada en 2008 y que en la Unión Europea la situación sigue empeorando, las exportaciones de los primeros cinco meses del año sumaron un 17 por ciento más que las del mismo período del año pasado y apenas un 7 por ciento menores a las de 2008, año de record histórico. Aun con el fuerte incremento de las importaciones, consecuencia del repunte de la producción y el consumo, el superávit comercial entre enero y mayo fue de 6157 millones de dólares, un 20 por ciento superior al de 2008. El dato cobra mayor significación cuando se lo compara con el superávit conseguido por Brasil, país que triplica el comercio exterior nacional, que en los primeros cinco meses del año presenta un superávit comercial de 5617 millones de dólares.

Las exportaciones de vinos mostraron un incremento del 271 por ciento entre 2003 y 2009. Esas ventas externas superaron los 650 millones de dólares en el último año. Aumentaron su presencia en los mercados internacionales los vinos de bodegas boutique y de alta gama, que se destacan por su alto nivel de competitividad, asociado a la calidad del producto. Un informe reciente realizado por la Secretaría de Industria señala que, de acuerdo a las inversiones realizadas en los últimos cinco años, el sector está en condiciones de duplicar sus exportaciones.

Mauricio Claveri, analista de comercio exterior de Abeceb.com, señaló a Cash que “hubo un crecimiento importante de las exportaciones en los últimos siete años. Y esta alza tuvo que ver con el crecimiento internacional, con la evolución de producción de soja y también con el de algunos sectores industriales clave, como el automotor, el químico y el metalúrgico. Argentina, entendiendo que el sector automotor es estratégico para el desarrollo industrial, negoció un muy buen acuerdo con Brasil para exportarle vehículos. Hoy, por recursos tecnológicos, humanos y por escala, se está convirtiendo en un actor importante en este rubro en el mundo”.

En el sector plásticos, caracterizado por tener una fuerte presencia de pequeñas y medianas empresas, pasaron de 185 millones de dólares de ventas externas en 2003 a 565 millones de dólares en 2009, un crecimiento del 205 por ciento en seis años. Entre enero y mayo de 2010 ya alcanzan los 330 millones de dólares. Los segmentos con mayor participación fueron los productos semiterminados y los envases y embalajes, seguidos por las tuberías, sanitarios y materiales para la construcción. Otro sector que despegó en los últimos años fue el de aparatos eléctricos. Las exportaciones de motores, generadores y transformadores eléctricos se cuadruplicaron en seis años. Pasaron de 28 a 125 millones de dólares de 2003 a 2009.

El proceso de desindustrialización comenzado por la última dictadura militar y potenciado durante el gobierno de Carlos Menem aún no fue saldado. Todavía existen asignaturas pendientes en materia de producción y exportación de productos de alto valor agregado. Por el momento ha logrado avanzar en mercados de América latina, que son los principales compradores de manufacturas nacionales. Y se está convirtiendo en un actor importante en el mercado automotor internacional, manejado por un selecto club de no más de 25 países. A pesar del enorme crecimiento de la cosecha de granos y oleaginosas, fundamentalmente la soja, los bienes industriales se han convertido en el principal rubro de exportación nacional, lo que revela que de manera lenta pero persistente el patrón del comercio exterior está cambiando

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Nicolás Zonvi

exportaciones

estructura

-Una variable relevante
en los últimos años
ha sido la evolución
de las exportaciones.

-En los primeros cinco meses de 2010 alcanzaron
los 25.988 millones de dólares, un 123 por ciento más que en el mismo
período de 2003.

-Entre enero y mayo, los despachos de productos primarios aumentaron 73
por ciento comparado
con el mismo lapso de 2003, mientras que las manufacturas de origen industrial crecieron 188 por ciento.

-Todavía existen asignaturas pendientes en materia de producción y exportación
de productos de alto valor agregado.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.