cash

Domingo, 22 de julio de 2012

DESARROLLO Y EXPANSION DE LA PRODUCCION DE BIOCOMBUSTIBLES

Energía de la soja

 Por Federico Kucher

El mercado mundial de biocombustibles avanzó mucho en los últimos años. En el país se construyeron las plantas más grandes del mundo. El sector local se favoreció porque se implementaron promociones fiscales y regulaciones a favor del uso de las energías limpias. Ese crecimiento también lo estimuló el incremento de la demanda en los países avanzados. Unas pocas empresas que pertenecen al complejo sojero-aceitero concentran el negocio y exportan por 2000 millones de dólares. Existe la posibilidad de ampliar la producción en el corto plazo. Se trata de una de las estrategias para reducir el déficit que registra la balanza energética.

En el mundo la innovación y desarrollo de biocombustibles creció en los últimos años. Ese proceso se aceleró gracias a las alianzas y los acuerdos estratégicos que realizaron las multinacionales de agricultura y de biotecnología, lo que generó una constante investigación. Es un negocio que se volvió rentable. Las empresas más importantes son ADM, Monsanto y Cargill. Ese es el tridente que maneja la industria porque controla la ingeniería genética, el procesamiento y el transporte de los productos. Hasta el momento los biocombustibles que se masificaron son el bioetanol, que es un derivado del azúcar, y el biodiesel, que es un derivado de las oleaginosas. El primero se usa para mezclar la nafta y el segundo el gasoil. Las petroleras son los principales consumidores de esos productos. Hacen el proceso de mezclado, para distribuirlo posteriormente en las estaciones de servicio.

El país se especializa en un tipo de biodiesel que se elabora en base al aceite de soja, mientras que Brasil es uno de los productores más importantes de bioetanol, porque tiene un clima que favorece a la caña de azúcar. En los últimos cuatro años la producción nacional de biodiesel se incrementó más de cuatro veces. “Se están construyendo nuevas plantas y se estima aumentar en un 45 por ciento la capacidad de producción para el 2015”, dijo a Cash Alfredo Langesfeld, titular de la Cámara Argentina de Energías Renovables, para agregar que “Argentina es el primer exportador de biodiesel y el cuarto productor mundial”.

La instalación de nuevas plantas comenzó en 2006, estimulada por una ley que promocionó los biocombustibles y el uso de energías renovables. En la regulación se establecía una fecha límite (2010) para que la nafta y el gasoil comercializados en el mercado interno fueran cortados con un mínimo del cinco por ciento de bioetanol o biodiesel. Para conseguir ese objetivo se otorgaron facilidades fiscales a las empresas que ingresaron en el negocio. A pesar de que la mayoría de esas promociones se destinaron a los productores de menor escala, el sector se concentró en escasas compañías de gran tamaño. En pocos años la capacidad instalada registró un fuerte crecimiento, lo que permitió cubrir con facilidad los cupos estipulados en la reglamentación del 2006.

La modalidad de mezclar nafta o gasoil con biocombustibles fue introducida por los países desarrollados en los comienzos de la década pasada. La Unión Europea fue una pionera en el asunto. Esos países ampliaron la exigencia en los cortes hasta que la proporción requerida de biodiesel o bioetanol superó sus posibilidades de autoabastecimiento. Eso les permitió a los productores locales expandirse, ya que se hizo efectiva una importante demanda de los mercados europeos. En 2008-2011 las exportaciones aumentaron alrededor del 140 por ciento, alcanzando los 2000 millones de dólares.

En Santa Fe se localiza la mitad de las plantas de biodiesel. Esa provincia se especializa en la elaboración de aceite de soja, producto que se destila para transformarlo en biodiesel. De esa manera los biocombustibles agregan un nuevo eslabón a la cadena sojera, lo que les permite a los empresarios del sector diversificar sus riesgos. Los productores de menor tamaño se dedican a abastecer el mercado interno, mientras que los grandes productores destinan el grueso de su producción a la exportación. Grupos empresarios como Vicentín, Dreyfus, AGD, Bunge, Eurnekian y Pérez Companc concentran el negocio. Explican las tres cuartas partes de la producción y la totalidad de los dólares que genera el sector. Tienen un puerto propio para realizar sus intercambios comerciales

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.