cash

Domingo, 27 de abril de 2003

IDEAS PARA LA CREACION DE EMPLEOS

“Demasiados expertos"

El titular del INTI cuestiona las proyecciones de los especialistas, consultados por Cash el domingo pasado, sobre el empleo.

Por Enrique M. Martínez *

El pasado 20 de abril se publicó en Cash una nota donde se consultó a seis expertos en política de empleo, sobre las perspectivas de la desocupación en el país. Se contestó que llevará muchos años reducir el desempleo. Todos los consultados, hacen un pronóstico de crecimiento modesto y de allí derivan la ocupación, aplicando un coeficiente empleo/crecimiento. Creo que tanto el método como las conclusiones son totalmente equivocadas. Es lógico que quienes se subordinen a la lógica liberal crean que la inversión privada viene primero y luego la ocupación, como subproducto. Pero es absurdo que quienes se inscriben en la vertiente contraria digan lo mismo.
¿Qué tal si se diseñara un programa específicamente para generar trabajo?
¿Qué tal si se pensara el crecimiento como consecuencia y no como causa?
Esto requiere poner el Estado en movimiento. Los expertos rechazan la desmesura de las propuestas de los candidatos, pero dejan solo el desaliento o la resignación como horizonte. No es justo ni correcto.
Propongo analizar cuatro acciones, de un menú potencial más amplio.
Construcción de viviendas populares. El déficit de viviendas es de 2 millones de unidades y se agrega una demanda de 100.000 unidades anuales, por las nuevas parejas que se forman. Se construyen sólo 40.000 por año. Por lo tanto con 200.000 viviendas por año, se eliminaría el déficit recién en 15 años, a partir de los cuales habría que mantener el ritmo, para renovar unidades. Para hacer vivienda masiva se necesitan 4,5 trabajadores por unidad. Aumentar el ritmo de construcción en 160.000 viviendas, ocuparía 720.000 personas en forma directa.
La inversión necesaria es de 9600 millones de pesos por años. Este monto puede ser financiado íntegramente por el sistema financiero, a constructores y compradores, con una línea diseñada por el Banco Central.
Forestación. A partir de la propuesta de un candidato de plantar 1200 millones de árboles por año, se han producido desopilantes comentarios. Sin embargo, la realidad bien estudiada, no deja tan mal parada la propuesta. En el país hay al menos 20 millones de hectáreas aptas para forestación y reforestación, especialmente con maderas duras nativas. Este material tiene demanda mundial excedente y todo pronóstico es positivo. 1200 millones de árboles necesitan 1 millón de hectáreas. Es un salto demasiado grande respecto del ritmo actual de forestación.
Supongamos 300.000 hectáreas por año. El factor de ocupación es 0,4 personas por hectárea. Por lo tanto se requiere 120.000 personas directas, que podrían trabajar indefinidamente, porque únicamente en 70 años se cubriría la superficie disponible, mientras los primeros árboles plantados habrían sido cortados entre los 10 y 20 años, según la especie. La inversión necesaria sería de 450 millones de pesos por año. Acotemos que cada hectárea cortada, al cabo del ciclo, necesita entre 6 y 10 personas para su procesamiento industrial.
Abastecimiento alimenticio. Hemos trabajado en el diseño de modelos de producción de la dieta necesaria, fuera del mercado, a escala individual o de comunidades pequeñas. Un grupo de 500 familias, con seis miembros cada una, en la ciudad de Buenos Aires, podría asegurarse la dieta completa con una inversión por familia de 300 pesos y un gasto mensual de 200 pesos, a condición de organizarse para trabajar a razón de 0,5 persona por familia.
Esto implica una ocupación –fuera del mercado, pero de personas que no buscan trabajo– de 200.000 personas, si el programa abarca 400.000 familias, con una inversión de 120 millones de pesos. Solo esta suma.
Promoción de pequeños emprendimientos. Caminando un poco –solo un poco- el país, queda claro que el régimen de monotributo y algunos impuestos locales son un obstáculo fenomenal para la expansión de pequeñas unidades de producción, que se ven forzadas a trabajar en negro, muy a su pesar. Nuestra estimación primaria es que 50.000 emprendimientos podrían ocupar 100.000 personas más, si simplemente se decidiera eximir de impuestos a quienes vendieran menos de 100.000 pesos por año.
En resumen: cuatro acciones pueden generar ocupación a corto plazo para 1.140.000 personas en forma directa, más otros centenares de miles por el efecto multiplicador en el comercio y los servicios. La inversión pública necesaria, en caso de subsidiar íntegramente la segunda y tercera medidas, es de 570 millones de pesos el primer año y sumas decrecientes a partir de allí. Esta inversión se recuperaría dentro del año por los mayores impuestos recaudados. Baste tener presente que el consumo tiene un 30 por ciento de contenido impositivo.
¿Cuánto aumentará el Producto Bruto?
¿Qué importa?
Será una consecuencia de una fuerte recuperación de la ocupación. En la Argentina, se podría tener trabajo, pero consultamos a demasiados expertos.

* Presidente del Instituto Nacional de Tecnología Industrial.

Compartir: 

Twitter
 

“Se puede generar ocupación a corto plazo para 1.140.000 personas”, asegura Martínez.

Polémica /espejitos

El domingo pasado Cash publicó las perspectivas de la desocupación de seis expertos en política de empleo.

Enrique M. Martínez, presidente del INTI, sale al cruce de esos pronósticos sombríos, señalando que son equivocados.

Detalla planes sectoriales que pueden movilizar la creación de millones de puestos de trabajo.

Dice que “es lógico que quienes se subordinen a la lógica liberal crean que la inversión privada viene primero y luego la ocupación, como subproducto”.

“Pero es absurdo que quienes se inscriben en la vertiente contraria digan lo mismo”, concluye.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.