cash

Domingo, 10 de noviembre de 2013

INNOVACIóN PRODUCTIVA Y BIENES DE ALTO VALOR AGREGADO

El Estado y el desarrollo

Para lograr la profundización del crecimiento inclusivo es necesario evolucionar de commodities agrarias e industriales a productos diferenciados de alto valor agregado con tecnología nacional.

 Por Eduardo N. Dvorkin *

El actual proceso de desarrollo inclusivo puede ser definido como de crecimiento del valor de la producción y disminución simultánea del índice de Gini. La simultaneidad en la evolución de ambos indicadores es imprescindible ya que es su característica distintiva. Para lograr la profundización del crecimiento inclusivo es necesario evolucionar de commodities agrarias e industriales a productores de productos diferenciados de alto valor agregado con tecnología nacional.

Evolucionar hacia productos de alto valor agregado con tecnología nacional ampliará la demanda de trabajadores con niveles crecientes de educación, estimulará el establecimiento de cadenas de valor en las que intervendrán pymes y grandes empresas (privadas y estatales) y traccionará fuertemente el sistema científico nacional.

La producción de commodities industriales implica:

- Trabajadores con un buen nivel educativo y capacitados para las tareas que desarrollan, pero en número limitado y decreciente, ya que normalmente se trata de industrias de productividad creciente.

- El establecimiento de cadenas de valor con el consiguiente desarrollo de pymes proveedoras aguas arriba, pero dado que se trata de producciones basadas en tecnologías maduras, los principales proveedores son normalmente externos, ya que pueden asegurar elementos muy testeados y de confiabilidad establecida. De esta forma la tracción sobre el sistema nacional de Ciencia y Tecnología es mínima y se reduce a temas de trouble shooting.

- El establecimiento de cadenas de valor aguas abajo cuando la producción no es mayoritariamente para exportación.

- La inestabilidad inherente a una demanda y precio internacional no controlable.

La producción de commodities industriales puede eventualmente evolucionar en la determinación de nichos de productos que, aun siendo commodities, implican una mayor especialización, pero las limitaciones para crear masivamente trabajo de calidad, para incorporar pymes proveedoras y para traccionar del sistema nacional de Ciencia y Tecnología, más allá de algunos servicios tecnológicos puntuales, siguen estando presentes.

Los principales actores en el proceso productivo son:

- Las empresas productivas privadas: su lógica es necesariamente maximizar la relación beneficio/inversión, minimizar riegos y minimizar el tiempo de circulación del capital. Si en algunas circunstancias el desarrollo local fuese la mejor solución a su ecuación para minimizar (costos + riegos + tiempo) lo adoptarán, pero en caso contrario no. Mucho más distante de las necesidades nacionales es la lógica de las empresas multinacionales, ya que optimizan su solución con producciones, clientes y proveedores diseminados por países con diferentes costos, con diferentes tasas impositivas, con diferentes legislaciones sociales y ambientales.

- El Estado nacional actuando como productor.

Intentar modificar la matriz productiva del país para evolucionar hacia la producción de bienes de alta complejidad con tecnología nacional implica asumir riesgos y aceptar tiempos largos para obtener beneficios por las inversiones realizadas. Resulta evidente, además, que para desarrollos de alta complejidad tecnológica las ventajas competitivas actuales del país pueden no ser atractivas y en la lógica de las empresas productivas privadas sólo por excepcionalidad nuestro país resultaría la opción de elección para localizar este tipo de desarrollos.

Normalmente, el Estado tracciona del desarrollo tecnológico a través de seis mecanismos fundamentales:

1. Las empresas estatales como conductoras de grandes proyectos nacionales, con sus clusters de pymes e instituciones de ciencia y tecnología.

2. El uso inteligente del poder de compra del Estado para promover innovaciones locales (cuidando el no otorgar “licencias de caza para cazar en el zoológico”, como muchas veces ha pasado en nuestra historia).

3. El establecimiento de consorcios público-privados para el logro de objetivos específicos.

4. La estandarización.

5. La I+D en universidades estatales y laboratorios nacionales.

6. Los subsidios directos al I+D tecnológico.

La opción del Estado encabezando conjuntos conformados por pymes e instituciones del complejo nacional de ciencia y tecnología hoy aparece como la única posible. No el Estado solamente como promotor o regulador sino el Estado como productor.

Así surge que la expansión y consolidación de entidades productivas Estado-pymes-organismos de I+D, actuando eficientemente en la concreción de políticas de desarrollo definidas desde la conducción del Estado, aparece como la única estrategia viable para complejizar la producción y para avanzar en el camino del desarrollo inclusivo.

El tema del Estado como motor de la innovación productiva no solo es relevante en nuestro país, sino que constituye el standard internacional, como analiza la profesora Mariana Mazzucato, de la University of Sussex, en el libro The Entreprenurial State. Pone como ejemplo que el algoritmo de Google se desarrolló con el soporte económico de la NSF de EE.UU., y el hecho de que los gobiernos de Estados Unidos y la Unión Europea tuvieron roles protagónicos en el desarrollo de la industria de la computación, de Internet, de la industria farmacológica, de la industria de biotecnología, de la industria de energía nuclear, de la tecnología espacial, de la aviación.

En la Argentina, los casos más relevantes de desarrollo tecnológico se han producido y se están produciendo con el Estado nacional actuando como productor:

- Con el Invap en radarización, satélites para Arsat y Conae, centrales nucleares de baja potencia (cuatro están actualmente en desarrollo).

- El desarrollo del lanzador satelital Tronador II (Veng: sociedad desarrollada por la Conae).

- La finalización de Atucha II por parte de Nucleoeléctrica Argentina S.A.

- Crecimiento de la actividad petrolera a posteriori de la renacionalización de YPF tanto en la recuperación de yacimientos convencionales como en los esfuerzos por la explotación del shale.

- El establecimiento de YTEC=YPF+Conicet como hito histórico en nuestro país de la cooperación entre el sector científico y el productivo

* Doctor en Ingeniería Mecánica.

Compartir: 

Twitter
 

Con Nucleoeléctrica Argentina, el Estado es un actor relevante en Atucha II.
Imagen: Télam

Inversión

Tecnología

-Evolucionar hacia productos de alto valor agregado con tecnología nacional ampliará la demanda de trabajadores con niveles crecientes de educación.

-También estimulará el establecimiento de cadenas de valor en las que intervendrán pymes y grandes empresas (privadas y estatales).

-Además traccionará fuertemente sobre el sistema científico nacional.

-Modificar la matriz productiva del país implica asumir riesgos y aceptar tiempos largos para obtener beneficios por las inversiones realizadas.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.