cash

Domingo, 19 de enero de 2014

EXTENSIóN DE VIDA DE LA CENTRAL NUCLEAR EMBALSE

Con treinta años en el horizonte

En el marco de la reactivación del Plan Nuclear Argentino se planificó la extensión de vida de la central nuclear Embalse. Esta actualización adicionará 30 años de operación con participación de proveedores locales.

 Por Ricardo De Dicco *

La Central Nuclear Embalse (CNE) está situada en la costa sur del Embalse Río Tercero, en la provincia de Córdoba. En 1967, la Empresa Provincial de Energía de Córdoba y la Comisión Nacional de Energía Atómica (CNEA) suscribieron un acuerdo para que esta última realizara un estudio de preinversión de una central nuclear de potencia, finalizado al año siguiente. En 1973, por Ley 2498, se declaró de interés nacional la construcción y puesta en marcha de una central nuclear en la provincia de Córdoba, iniciándose las obras en 1974 y el suministro comercial de energía el 20 de enero de 1984.

La construcción de la CNE fue liderada por la CNEA, con la colaboración de la entonces empresa estatal canadiense Atomic Energy of Canada Ltd. (AECL) y por la empresa italiana Italimpiante SPA, participando también empresas nacionales. A propósito de la participación nacional en la construcción de la central, cabe destacar que fue de un 33 por ciento en la ingeniería, 100 por ciento en la obra civil, 95 por ciento en el montaje y 33 por ciento en los suministros electromecánicos.

La CNE posee un reactor de potencia Candu (Canada Deuterium Uranium), del tipo PHWR (Pressurised Heavy Water Reactor), refrigerado y moderado por agua pesada, emplea como combustible uranio natural, y es posible su recarga mientras la central opera a plena potencia, por lo que se logra un bajo costo de operación. Este tipo de reactor es similar a los que se encuentran operativos en Canadá, Corea del Sur, China, India y Rumania.

La potencia bruta de la CNE es de 648 MWe y aporta al Mercado Eléctrico Mayorista 600 MWe de potencia neta (los restantes 48 MWe son para consumo propio), satisface las necesidades de electricidad de 3,7 millones de habitantes y le ahorra al país alrededor de 1100 millones de metros cúbicos de gas natural por año (actualmente 2 por ciento de la demanda nacional de gas natural). Es la mayor unidad de generación de Argentina desde 1984 (a partir del año 2014 será Atucha II), y representa más del 22 por ciento de la potencia instalada de equipos de generación de la provincia de Córdoba. Comercializa su energía en Córdoba, en las provincias de la región cuyana y del norte argentino, y también en Buenos Aires, Santa Fe y Entre Ríos. En suma, la CNE satisface más del 4 por ciento de la demanda nacional de electricidad.

Esta central cuenta con una fuerza de trabajo de 550 empleados permanentes, y además de generar energía produce Cobalto-60, destinado a aplicaciones en medicina, investigación e industria, constituyéndose Nucleoeléctrica Argentina S.A. (NASA), la empresa pública que está a cargo de su operación y mantenimiento, en uno de los principales proveedores del mercado local y mundial.

En el contexto de reactivación del Plan Nuclear Argentino, el Ministerio de Planificación Federal, por medio de NA-SA, planificó la extensión de vida de la CNE. Como resultado de esta actualización, se adicionarán 30 años de operación segura, confiable y competitiva, disminuirá el sector eléctrico su aporte a los gases de efecto invernadero, y además se incrementará la potencia instalada en 35 MWe adicionales. Las primeras etapas del proyecto fueron concluidas, y correspondieron primero a la evaluación de los subsistemas que conforman la central, y segundo a la verificación de los acciones a ejecutar y a la adquisición del equipamiento y materiales requeridos.

Entre los principales hechos de relevancia, se destaca que en 2009 fue sancionada y promulgada la Ley 26.566, que declara de interés nacional las actividades que permiten la extensión de vida de la central. Por otra parte, se contó con el financiamiento del Banco de Desarrollo para América Latina (CAF), la primera vez que un organismo multilateral de crédito brinda un préstamo destinado a financiar un proyecto nuclear.

Es importante señalar que en 2011 y 2012 se recibieron las certificaciones nacional e internacionales para la fabricación en el país de los principales componentes estructurales: los generadores de vapor, la totalidad de los tubos de incoloy para dichos generadores, los tubos de presión y de calandria, los end fitting, tapones de cierre, tapones de blindaje, feeders, tubos de instrumentación, moderador, etc.

De acuerdo con el cronograma del proyecto, la CNE saldrá de servicio durante 21 meses en el segundo semestre de 2014.

Entre las principales tareas que se llevarán a cabo, se destaca: cambio de 380 tubos de presión y de calandria, de los cartuchos de los cuatro generadores de vapor y de los 760 alimentadores, siendo todos éstos componentes estructurales provistos por Conuar y FAE (salvo los generadores que están siendo fabricados por Impsa), cuya fabricación se encuentra avanzada y alcanzan un nivel de calidad internacional. Otras tareas que se encuentran terminadas, en ejecución o próximas a realizar, según corresponda, son las concernientes a mejoras en los sistemas de seguridad y realización de una revisión periódica de la seguridad como requisito regulatorio. Incluye: actualización del informe final de seguridad de las instalaciones, reevaluación del riesgo sísmico del emplazamiento y modificaciones a los sistemas eventualmente resultantes de la revaluación y actualización de aspectos de radioprotección, organización, procedimientos, garantía de calidad, manuales de operaciones, etc.

En abril de 2013, NA-SA inauguró en la CNE un Simulador a Escala Real, que permite reproducir escenarios para el reentrenamiento de los operadores (este simulador fue encargado a la empresa canadiense L3 MAPPS Inc. en julio de 2010).

En suma, la participación estratégica de empresas metalúrgicas y metalmecánicas argentinas en la provisión de todos los componentes estructurales a ser reemplazados en la CNE para extender su vida favorece al desarrollo de la industria nacional y fortalece su participación como proveedora de insumos con ingeniería propia tanto en la actualización como en la construcción de futuras centrales nucleares de potencia.

* Director del Centro Latinoamericano de Investigaciones Científicas y Técnicas (Clicet).

Compartir: 

Twitter
 

La central nuclear de Embalse cuenta con una fuerza de trabajo de 550 empleados permanentes.

energía

potencia

-La potencia bruta de la central nuclear Embalse es de 648 MWe y aporta al Mercado Eléctrico Mayorista 600 MWe de potencia neta.

-Satisface las necesidades de electricidad de 3,7 millones de habitantes.

-Para las cuentas del país, ahorra alrededor 1100 millones de metros cúbicos de gas natural por año.

-De acuerdo con el cronograma del proyecto, Embalse saldrá de servicio durante 21 meses en el segundo semestre de 2014.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.