cash

Domingo, 10 de mayo de 2015

LOS ULTRARRICOS DE CHINA Y LA FUGA DE CAPITALES

También los chinos

El gobierno reconoció que hay una creciente presión sobre el yuan por el fortalecimiento del dólar. La salida de capitales está liderada por los ultrarricos chinos.

Cash En Gran Bretaña

Desde Londres

La fuga de capitales está alcanzando al país con mayores reservas del mundo: China. Las cifras oficiales indican que el banco central de China y las entidades financieras del país vendieron unos 156 mil yuanes (25.200 millones de dólares) en marzo. Esta cifra contrasta con las compras netas de unos 42 mil millones en febrero. La diferencia entre los dos meses roza los 200 mil millones de yuanes: fuga de capitales.

El gobierno reconoció que hay una creciente presión sobre el yuan por el fortalecimiento del dólar, pero indicó que no se trata de una fuga de capitales. “La salida de capitales corresponde a ajustes esperados que no son equivalentes a actividades ilegales o fuga secreta de capitales. La presión a la baja de la economía doméstica, los ajustes de la economía mundial y la creciente fortaleza del dólar contribuyen a este fenómeno”, señaló Guan Tao, director del Departamento de pagos internacionales de la Administración Estatal de Divisas de China.

Sin embargo, según el Banco Barclays, la suma real de la salida de capitales es tres veces mayor y está impactando en las reservas del país que, según el cálculo de esa entidad inglesa, cayeron en 70 mil millones de dólares. El debilitamiento del yuan está llevando a las compañías a convertir sus fondos en dólares, pero el motor más poderoso de este proceso es el exclusivísimo club de los ultramillonarios de China.

Un 1 por ciento de los hogares urbanos chinos –unos cinco millones de personas– tienen una riqueza combinada de 45 billones de dólares y son dueños de alrededor del 50 por ciento de los 10 billones de dólares invertidos en inmuebles y finanzas. Estos ultramillonarios han aprovechado la creciente apertura e inserción internacional china para la evasión fiscal y la fuga de capitales.

En 2012 un informe del Global Financial Integrity (una coalición de grupos que luchan por la transparencia del sector financiero) calculó que la fuga de capitales china fue equivalente a 165 mil millones de dólares, mucho más que la de Rusia el año pasado en plena crisis, pero mucho menor que la actual.

El informe detallaba algunos de los mecanismos favoritos de esta fuga de capitales. Unos 3790 millones de dólares se habían fugado por sobreprecios: la factura de compra realizada a una compañía en el exterior registraba un precio mucho mayor del real. Esta diferencia entre el precio real y el inflado se destina a la adquisición de propiedades o acciones en Londres, Nueva York o Sidney.

Otro mecanismo cada vez más usado es la facturación de servicios inexistentes. En 2014 el déficit en la cuenta de servicios de China fue de casi 200 mil millones de dólares, un 59,1 por ciento más que en 2013.

Según la U. S. National Association of Realtors, una organización que representa a las inmobiliarias de Estados Unidos, en los últimos doce meses unos 22 mil millones de dólares en propiedades fueron vendidos a clientes chinos.

El Parlamento australiano concluyó recientemente una investigación para determinar si la creciente presencia china en el mercado inmobiliario estaba generando una burbuja. La respuesta fue que no “por el momento”. Este momento puede estar a la vista. Según una compañía de Shanghai, Hurun, un 64 por ciento de los ricos –definidos como los que tienen más de un millón y medio de dólares– está planeando irse de China. Entre las razones más citadas de este futuro éxodo están la contaminación ambiental, la seguridad alimentaria, la inseguridad y, curiosamente, la corrupción.

¿Son estas presiones suficientes para causar una crisis en un país que tiene más de tres billones de dólares en reservas? Según el especialista sinoamericano Victor Shih, de la Universidad de California, un 20 por ciento de fuga de capitales de este 1 por ciento podría causar presión, pero sería manejable. Si el porcentaje trepara al 30 por ciento, equivalente a un billón de dólares, la crisis sería una posibilidad más fuerte.

Con un sistema bancario bajo control estatal, es posible que el gobierno tenga las herramientas necesarias para impedir una estampida. Es lo que sucedió con el poderoso sector financiero en la sombra que, según algunos cálculos, llegó a representar entre el 25 y el 50 por ciento del sistema bancario. Un fuerte ajuste regulatorio terminó con la plata dulce y desarticuló el explosivo crecimiento de este sector que inflaba una peligrosísima burbuja inmobiliaria.

Compartir: 

Twitter
 

Los ultramillonarios chinos han aprovechado la apertura internacional para la fuga de capitales.

evasión

dólares

-La fuga de capitales está alcanzando al país con mayores reservas del mundo: China.

-Las cifras oficiales indican que el banco central de China y las entidades financieras
del país vendieron unos 156 mil yuanes (25.200 millones de dólares) en marzo.

-El debilitamiento del yuan está llevando a las compañías a convertir sus fondos en dólares.

-Un 64 por ciento de los ricos, definidos como los que tienen más de un millón y medio de dólares, está planeando irse de China.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.