cash

Domingo, 10 de enero de 2016

EL BANCO CENTRAL ESTUDIA LANZAR UN íNDICE DE ACTUALIZACIóN DIARIO ATADO A LA INFLACIóN

Créditos indexados

Con la referencia del modelo chileno, la nueva conducción de la autoridad monetaría lanzará un sistema de indexación como el de Unidad de Fomento de Chile. Uno de los objetivos es pesificar el crédito hipotecario.

 Por Cristian Carrillo

El gobierno de Mauricio Macri continúa importando modelos para armar. En el Banco Central y el Ministerio de Hacienda y Finanzas trabajan contrarreloj para lanzar una moneda que se indexe por el nivel de precios de la economía, emulando el sistema de Unidad de Fomento que funciona en Chile y que, con escaso éxito, se implementó desde hace cinco años en Uruguay como Unidad Indexatoria. El mecanismo es parte de la política contractiva basada en Metas de Inflación que impulsa el equipo económico macrista.

La instrumentación de esta moneda tiene el objetivo oficial de dar una alternativa que mantenga el poder adquisitivo en la renovación de contratos respecto a la inflación –la cual todavía no se conoce porque rige la emergencia estadística– y que tendrá como destino en un primer momento al mercado inmobiliario. Economistas alertan sobre la dificultad de aplicar este mecanismo en el actual contexto de alta inflación derivada de la abrupta suba del dólar.

La intención había sido adelantada por Federico Sturzenegger en su discurso de inicio de gestión y replicada en un extenso informe de objetivos y planes del BCRA para 2016. En el punto referido a recuperar la fuerza del peso, el banquero central advierte la necesidad de evaluar un sistema parecido al de la Unidad de Fomento chilena. “Un mecanismo que ellos lanzaron cuando tenían niveles de inflación parecidos a los nuestros, y que les permitió construir un sistema financiero seis veces más grande que el nuestro”, señaló. Según adelantó, el mecanismo permitirá a los bancos captar dinero, cuyo valor real estará preservado para el depositante.

La Unidad de Fomento (UF) se utiliza actualmente para informar los precios principalmente cuando se trata del valor de las viviendas, pero no es dinero. Para tener un correlato con un instrumento de similares características en el mercado financiero argentino habría que compararlo –con sus diferencias– con los activos ajustables por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER). Se trata de uno de los sistemas que se utilizan para expresar el valor actualizado de una moneda respecto de la inflación.

La UF creada el 20 de enero de 1967, cuando comenzó a funcionar con un valor trimestral de 100 escudos y que era calculado trimestralmente. A partir de los noventa el Banco Central de Chile pasó a determinar el valor diario y son informados por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Los contratos se reajustan a partir del día 10 de cada mes y hasta el día 9 del siguiente, en forma diaria, a la tasa promedio correspondiente a la variación experimentada por el Indice de Precios al Consumidor.

El objetivo del Gobierno es adecuar este mecanismo para establecer topes en las tasas de interés bancarias en sintonía con los movimientos de los precios. Es un esquema que se enmarca en la política de Metas de Inflación. La cercanía de su implementación coincide con la baja en las tasas de interés de referencia para el sistema financiero que está impulsando Sturzenegger en las últimas semanas, a través de las licitaciones de Letras, instrumento de regulación monetaria. La iniciativa tiene dos objetivos claros, enunciados por el propio gobierno, subordinar las variables económicas al objetivo de bajar la inflación y, de no poder lograrlo, quitarle el efecto distorsivo de los precios al mercado bursátil y financiero.

Los inconvenientes que se plantean en este sentido se basan en el alto nivel de inflación actual y en el descalce entre la indexación de los contratos crediticios minoristas y los aumentos salariales. El riesgo de que no bajen los precios bajo este esquema es que los contratos se sigan indexando, generando un espiral inflacionario. En ese sentido, será importante definir el alcance de la unidad de fomento made in Argentina. A esto se suma que el mecanismo restará efectividad a la comunicación entre el Banco Central y el mercado, lo que limitará el poder de acción de la política monetaria. Si bien hubiese requerido un trabajo más profundo y más extenso, la iniciativa oficial debería haberse centrado en promover la moneda local sin cláusulas de reajuste, como lo hicieron de manera exitosa Brasil y México.

[email protected]

Compartir: 

Twitter
 

Imagen: Lucía Grossman

el buen inversor

-Las acciones de Transener y Edenor volvieron integrar el panel del índice Merval, principal indicador de la Bolsa de Buenos Aires, según informó el Mercado de Valores.

-El Banco Santander Río anunció la puesta en marcha de una línea de créditos en dólares para empresas y pymes cuya producción se destine, directa o indirectamente, a la exportación.

-Pago Fácil se sumó a la plataforma de pagos Expensas Pagas, con lo cual son ahora más de veinte las opciones de cobranza que ofrece esta plataforma online: Rapi Pago, Provincia Net y las redes electrónicas Banelco-Prisma y Red Link.

-AlquilerArgentina.com, el sitio de alquileres temporarios más grandes del país, lanzó su aplicación mobile para buscar y reservar alojamientos durante las vacaciones desde el celular.

-Narvaez Superbid, la plataforma de subastas online líder de la región destinada tanto a usuarios finales como a todo tipo de empresas, refuerza la apuesta incorporando empresas de todos los rubros.

-La tabacalera Massalin Particulares se renueva lanzó su nuevo logo corporativo.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.