cash

Domingo, 8 de julio de 2007

EL BAúL DE MANUEL

Médico 1: Petty

Dos padres fundadores de la ciencia económica, Sir William Petty (1623-87) y François Quesnay (1694-1774), fueron también médicos. Pero a diferencia de otros médicos-economistas, como Clément Juglar, por ejemplo, se elevaron, desde un origen más bien modesto, al rango de terratenientes, en un mundo en que ser terrateniente era una prerrogativa limitada a la nobleza. ¿Cómo hicieron? Casualidad o estrategia, tomaron el mismo camino: acercarse al poderoso del momento, atender la salud de su hijo, y a cambio recibir el título nobiliario habilitante para ser dueños de tierras. En una guerra, las tierras incautadas al derrotado pasan a poder del vencedor. En 1649 Oliver Cromwell desembarcó en la capital de Irlanda, con diez mil soldados veteranos, y produjo una espantosa matanza. Como pago de los gastos de guerra, los irlandeses fueron expropiados de sus tierras y hasta se les obligó a tomar otro nombre. Las tierras no quedaron sin dueño, sino que fueron repartidas entre soldados ingleses y otros. Para registrar a los nuevos propietarios se levantó el Down Survey en 1655-58. Petty ya se encontraba en Irlanda, adonde había ido en 1651, nombrado administrador médico principal del ejército en Irlanda y en particular de Henry Cromwell, hijo de Oliver. Se lo nombró a cargo del plano agrimensor y cobró sus honorarios en tierras, con lo que se hizo gran terrateniente en Irlanda, participando de ese modo en la rapiña. Hasta su muerte debió ocuparse en administrar sus tierras y atender interminables pleitos sobre títulos de propiedad e impuestos. Sin embargo, el título de barón que obtuvo en 1661 de Carlos II le permitió legitimar su participación en el pillaje y transmitir una enorme fortuna a sus herederos. Entonces se dedicó a escribir sus experiencias: Tratado de impuestos y contribuciones (1662), Verbum Sapienti (1664), Anatomía política de Irlanda (1672), Aritmética Política (1676) y Quantulumcunque concerning money (1682). En cada uno focalizaba una cuestión práctica: finanzas de guerra, reforma monetaria, ayuda a pobres, fuerza relativa de Inglaterra en relación con sus rivales. Acuñó categorías que perduraron, como pleno empleo, ceteris paribus, la identidad entre ingreso y gasto nacional, las obras públicas y desempleo y el ajuste automático de la oferta monetaria a las necesidades de las transacciones vía velocidad de circulación.

Médico 2: Quesnay

En cuanto a François Quesnay, nació el 5 de junio de 1694 en una familia de labriegos, en Mérey (o Méré), cerca de Montfort-l’Amauri, a veinte leguas de Versailles, lugar al cual hoy se llega rápido desde París. Su padre era abogado del Parlamento, y ejercía en Montfort. Fue analfabeto hasta los doce años, y aprendió las primeras letras con la obra Maison rustique. Deseoso de saber más, pidió al cirujano del lugar le enseñase nociones de latín y griego; casi sin maestros, aprendió ambos idiomas y nociones de distintas ciencias. A los quince años ya tenía inclinación por la cirugía y pidió le enviaran a París para aprender un oficio. La cirugía era ejercida entonces por prácticos, a menudo por los barberos, con sus “sangrías”. En octubre de 1711, a los 17 años, entró como aprendiz de un importante grabador de París y dibujante oficial en la facultad de Medicina, lo que le permitió aprender la profesión de grabador y a la vez escuchar, en dicha facultad, clases de destacados profesores de aquella época. En 1718, a los 24 años, se recibió de maestro cirujano y se instaló en Nantes para ejercer la profesión. Allí se relacionó con cirujanos de renombre, que lo vincularon al cirujano mayor del reino, La Peyronie. En 1730 apareció su primer trabajo, Observations sur les effets de la saignée, y en 1734 obtuvo el cargo de médico-cirujano del duque de Villeroi, gobernador de Lyon. Gracias a su contacto con La Peyronie, ingresó al colegio de cirugía de San Cosme, y en 1740 fue electo secretario de la nueva Academia de cirugía fundada por Le Peyronie. En 1748-9 entró al servicio de Madame de Pompadour, que apoyaba la política reformista y a los enciclopedistas, y le placía llamarlo “mi pensador”. En 1752 ocurrió una epidemia de viruela, y Quesnay salvó al delfín, por lo que el rey le otorgó las lettres d’anoblissement (letras de nobleza), que lo habilitaron para ser terrateniente, y lo nombró en 1754 en el cargo de primer médico a su servicio. Madame de Pompadour lo apoyó para instalarse en Versailles como médico del rey. Ya había cumplido sesenta años, cuando el marqués de Mirabeau hizo imprimir el libro de Cantillon (1755). En 1758 representó en un diagrama los ingresos y gastos de la nobleza, en relación con los gastos e ingresos del Estado llano, el celebérrimo Tableau Economique (cuadro económico), precursor de las cuentas nacionales y del cuadro de insumo-producto de Leontief.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.