cash

Domingo, 8 de julio de 2007

E-CASH DE LECTORES

Reforma previsional

He leído con detenimiento la nota que Alfredo Zaiat junto a Claudio Zlotnik le hicieran al joven economista Martín Lousteau y se publicara en el Cash del domingo 26 de junio. Y considero oportuno y necesario hacerle un comentario sobre la misma. Sin llegar a los conocimientos técnico-económicos necesarios como para hacer una evaluación seria, sí puedo decir que comparto lo conceptual, lo básico, la orientación. Que, sin dudas, difiere de la que nos tienen acostumbrados los “gurúes” alquilados por el “establishment”. Todo fue bien hasta que llegué al sueltito sobre “la reforma previsional”. Y allí me parece que se le manifestó algún gen ortodoxo al joven que hasta entonces parecía puro. En sospechosa sintonía con la actitud del Presidente, en este tema, nos toma –agraviantemente– a los jubilados como descarte e ignorando lo que establece la Constitución y ratificó el fallo de la Corte Suprema de Justicia del 8 de agosto del 2006. Lousteau habla de una igualación que convertiría los aportes que hemos realizado –en concordancia con esa Constitución– en meros impuestos y con retroactividad. Y, más grave aún, utiliza la falacia para apoyar su criterio. Desconozco el sistema de los Estados Unidos, pero en Australia no es cierto que es igual para todos. Allí se hacen aportes similares a los de las AFJP de aquí y se va formando un capital que se va integrando con esos aportes y se lo hace rendir, agresiva o conservadoramente, según las directivas del titular, quien hasta puede hacerlo individualmente, si lo dispone. Es decir, nunca pierde la propiedad de sus aportes, que se van incrementando al ritmo que él propone, para recuperarlo en el momento oportuno. Todo respaldado por un concepto de seriedad y respeto que, en nuestro caso, es evidentemente una carencia. Además, el joven Lousteau utiliza el argumento de los desocupados y el trabajo informal como una endemia irreversible. Entonces, ¿qué sentido tiene planificar una política a mediano o largo plazo que no contemple la erradicación de ese mal, que es partícipe inclusive de la inseguridad? ¿De qué “sociedad desarrollada igualitaria” hablamos?

Carlos A Palumbo
[email protected]
Mar del Plata

Para opinar, debatir, aclarar, preguntar y replicar. Enviar por carta a Solís 1525, Capital, por fax al 6772-4450 o por E-mail a [email protected] no más de 25 líneas (1750 caracteres) para su publicación.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.