cash

Lunes, 21 de enero de 2002

EL BAúL DE MANUEL

Vuelve la ortodoxia

Para comparar esta crisis con una de parejo calibre, debe mirarse a 1930: caída de la convertibilidad del peso luego de una intensa extracción de reservas y tasas de desocupación en alza. Depuesto el gobierno constitucional, la política económica de J. F. Uriburu se orientó hacia el ajuste: recortó el presupuesto, despidió personal y redujo salarios. Hoy el presupuesto recorta el gasto y se anuncia fuerte reducción del empleo público y convalidación del recorte salarial de 13%. Y se prevé caída del PBI ¿Mera casualidad? ¿Similares políticas? El punto no es menor, pues no se puede crecer y decrecer a la vez, y todo indica políticas para decrecer. Un testigo de entonces, el subsecretario de Hacienda Raúl Prebisch, en conversaciones familiares que ahora podemos conocer, narró su participación en los 30: “El déficit del presupuesto era serio. A mí me tocó la durísima y antipática tarea de cortar los gastos. Fue una reducción del 10 por ciento en los sueldos de la administración y un corte drástico de los gastos. La situación monetaria era muy precaria. El Banco de la Nación tenía el clearing en sus manos y los depósitos de los bancos en el clearing eran superiores a todas las existencias en caja del Banco de la Nación. Así que el Banco de la Nación estaba corriendo el gravísimo problema de una situación de iliquidez. No tenía dinero. Entonces decidimos recurrir a una vieja Ley de Redescuento, por la cual la Caja de Conversión podía redescontar papeles emergentes de operaciones comerciales”. En 1931, “aun cuando habíamos seguido una política de equilibrio fiscal, sin haberlo logrado del todo, seguían las importaciones superando lasa exportaciones. Entonces se decidió poner el Control de Cambios para frenar la salida de divisas al exterior sin frenar las importaciones”. Hasta 1933, se mantuvo el modelo de ajuste y recesión: “El peso se había sobrevaluado. La desocupación era impresionante. Se habilitaron galpones en Puerto Nuevo para dar albergue. Iba gente a golpear las puertas a pedir comida”. Después recordaría: “Yo tenía el cargo de conciencia de haber preconizado y logrado que la Argentina siguiera, en 1931 y mitad del ‘32, la política más ortodoxa, una política de contracción, de acuerdo con la teoría aceptada de que la crisis había que sobrepasarla con medidas de austeridad, cortar las obras públicas, cortar el presupuesto, rebaja de sueldos, etc.”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2021 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.