cash

Domingo, 21 de septiembre de 2003

EL BAUL DE MANUEL

Baúl I y II

 Por Manuel Fernández López


Cumple 90

Cumple años la Facultad de Ciencias Económicas (FCE) de la UBA. ¿Cuál fue su origen? Antonio Dellepiane, en la colación de grados de octubre de 1909 en Derecho, propuso crear una carrera de Altos Estudios Comerciales, idea que tomó el ministro de Instrucción Pública Rómulo S. Naón al fundar en la UBA una Facultad de Ciencias Económicas y Comerciales, llamada en el presupuesto de 1910 Instituto de Altos Estudios Comerciales (IAEC). El Consejo Superior (CS) de la UBA aprobó en 1912 su plan de estudios, con dos cursos: contador público (3 años) y licenciado en Ciencias Económicas (4 años). Sobre la base del IAEC, el proyecto del diputado José Arce creó la FCE por la Ley Nº 9254, del 30/9/1913 –promulgada el 9/10/1913–. Su Consejo Directivo (CD) eligió decano a Carlos Rodríguez Etchart. Las autoridades constituidas tomaron posesión de los bienes del IAEC, archivos, etc. el 5/3/1914. El 28/11/1914 el CD aprobó un plan de estudios, derivado del de IAEC. Con 26 asignaturas la FCE fusionó los cursos de contador y de licenciado: doctor en Ciencias Económicas, carrera de cinco años, con 3 materias de matemáticas, 1 técnica industrial-rural, 3 técnicas comerciales, 12 económicas y 7 jurídicas. Tenía casi tantas asignaturas de derecho y legislación como de economía. Raúl Prebisch, formado en él, 30 años después lo impugnaría por confundir carreras dispares y agobiar al estudiante con materias inútiles. El 24/4/45, en su clase inaugural de Dinámica Económica, Prebisch denunció la falta de economistas y propuso generarlos con jóvenes estudiantes y graduados. Proponía: 1) separar carreras: contador, economista, actuario. La de economista tendría materias básicas, con un mínimo de derecho y mayor intensidad de estudio de la economía y el medio social, histórico e institucional. Las optativas se combinarían en grupos y en tres especializaciones: moneda, bancos y ciclos económicos; industria y comercio internacional; finanzas y administración; 2) ofrecer a los mejores egresados la oportunidad de proseguir estudios en grandes universidades del extranjero. La separación se hizo desde el 16/10/58 con el informe de la Comisión de Plan de Estudios sobre creación de la Escuela de Economía Política, con grado habilitante de licenciado en Economía Política. El 13/11/58 el CS de la UBA, presidido por Risieri Frondizi, aprobó el nuevo ordenamiento de carreras.

Cumple 100
En octubre se cumplen 100 años del nacimiento del ilustre docente e investigador de la UBA, el doctor José Barral Souto. Había nacido en Oleiros, La Coruña, el 23 de octubre de 1903. Emigrado a la Argentina, estudió en la hoy Escuela Superior de Comercio Carlos Pellegrini y en la FCE, que funcionaba en el mismo edificio. En 1925 se recibió de contador público, en 1931 de actuario y en 1934 de doctor en Ciencias Económicas, con una peculiaridad: entre 1926 y 1930 completó los dos primeros años del doctorado en ciencias fisicomatemáticas en la Universidad de La Plata, aunque sin rendir examen de las asignaturas. Luego de retornar Hugo Broggia su patria en 1927, fue Barral Souto la mano derecha de Luis Roque Gondra para demostraciones matemáticas. Y aun lo suplió en el dictado de clases, en 1936 y 1937. La tarea lo puso en contacto con el problema de los costos comparativos, enunciado por Ricardo en 1817. Desde 1939 trabajó en el tema y en 1941 publicó sus resultados en Principios fundamentales de la división del trabajo, una importante contribución a la ciencia económica del siglo 20: que anticipó la Programación Lineal. Barral Souto reemplazó el cálculo infinitesimal, herramienta de la economía neoclásica, por otra más simple y, para fines prácticos, más eficiente, la de las inecuaciones lineales y restricciones a los recursos. Un trabajo contemporáneo fue el de Leonid V. Kantorovich (1939). Cuatro autores resolvieron casos particulares, sin lograr un planteo general: Cornfield (1941, nunca publicado) y Stigler (1945), el problema de la dieta balanceada; Hitchcock (1941) y Koopmans (1942) el de la ruta óptima. Leontief (1936) había publicado su enfoque de insumo-producto, y Samuelson (1949) su solución del problema ricardiano mediante programación lineal. Kantorovich, Stigler, Koopmans, Leontief y Samuelson obtuvieron sendos premios Nobel. ¿Por qué Barral Souto no? De todos modos, el 27 de diciembre de 1940 el Consejo de la American Association for the Advancement of Science lo eligió Fellow “in recognition of your standing as scientist”. En 1941 el Instituto Interamericano de Estadística lo eligió miembro titular, vicepresidente primero en 1957-65 y presidente honorario en 1965. La Academia Nacional de Ciencias Económicas le otorgó en 1966 el Sitial Nº 19. Y la UBA, el 14 de mayo de 1971, le nombró Profesor Emérito. Falleció el 15/11/1976.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.