cash

Domingo, 29 de mayo de 2005

FINANZAS › SE CIERRA EL CANJE Y SE MUEVE EL MERCADO DE BONOS

Negocios postdefault

En esta semana se trocarán los viejos bonos en default por los nuevos surgidos del canje. Hasta ahora los nominados en pesos fueron los preferidos, pero los inversores extranjeros se mudarían a los emitidos en dólares.

 Por Claudio Zlotnik

Esta semana, cuando finalmente el Ministerio de Economía entregue los nuevos bonos surgidos del canje, la Argentina saldrá del default. Desde el punto de vista macroeconómico, el balance post reestructuración indica que el problema de la deuda sigue siendo importante, aunque ya no es tan agobiante gracias al alargamiento de los plazos de vencimientos. Desde el costado de las inversiones financieras, ahora que el canje terminó, la pregunta es si se dará un rally alcista de los bonos. Por lo pronto, varios grandes fondos de inversión internacionales están evaluando desprenderse de los nuevos papeles, al menos los nominados en pesos.

La razón de esa decisión es simple: desde que empezaron a cotizar en el denominado "mercado gris", los Discount en pesos acumularon un alza del 10 por ciento. Pasaron de 30,5 a 33,6 pesos en los tres meses que transcurrieron desde el cierre del canje. No fue la única ganancia de los grandes inversores: hay que añadirle aproximadamente un 10 por ciento adicional que obtuvieron al adquirir en el mercado títulos públicos en default a precios de remate, durante las semanas que estuvo abierta la operación. Conclusión: los grandes bancos de inversión y fondos internacionales embolsaron una utilidad promedio del 20 por ciento en los últimos 90 días con el canje de la deuda.

Con esa ganancia, algunos de esos grandes inversores venderán parte de sus tenencias en Discount en pesos no bien el Gobierno liquide esos papeles. Creen que la posición en títulos en pesos es altamente especulativa y que ya llegó la hora de bajar esa exposición. Como no se espera que haya una corrida en contra de esos papeles, hay que descartar un impacto sobre el tipo de cambio. Distinto sería el caso si se diera una liquidación masiva de inversores que busquen cambiar los pesos para llevarse dólares.

En cambio, en la city no descartan que los inversores dejen los Discount pero se traspasen a otros bonos también nominados en pesos ajustables por CER, pero a plazos menores, como el Bogar con vencimiento en 2018.

Si bien en el microcentro y en Wall Street existe consenso de que el dólar caerá frente al peso y que la inflación será mayor que la del año pasado, los financistas saben que el menú de opciones de bonos en pesos se ampliará en los próximos meses. Y que por eso no hay apuro en salir a comprar ahora. De acuerdo con el programa financiero oficial, en lo que resta del año quedan por emitir alrededor de 5000 millones de pesos en bonos. La mayor oferta les pone techo a los papeles en moneda nacional.

La opción más buscada por los inversores extranjeros, no obstante, podría ser la de los Discount nominados en dólares. Quienes se inclinan por esta alternativa no pierden de vista que esos papeles cotizan por debajo de sus similares brasileños y que tienen margen para subir, tendencia que no se verifica con los pesificados.

El escenario financiero del post default, entonces, ya ofrece la primera conclusión. Cerrado el canje, los financistas del exterior amagan con darse vuelta: en lugar de buscar los bonos en pesos, como ocurrió en la operación, ahora se apurarán por adquirir los títulos en dólares.

Compartir: 

Twitter
 

En el recinto están ansiosos por comenzar a operar los nuevos bonos que nacieron del trueque.
 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.