cash

Domingo, 27 de febrero de 2011

FINANZAS › LA CRISIS EN LIBIA DISPARó EL PRECIO DEL PETRóLEO

Tormenta de arena

Los principales índices bursátiles internacionales se derrumbaron ante el temor de una nueva fase de recesión global como consecuencia de los estallidos en los países productores de crudo. Impactos positivos y negativos para Argentina por el alza de los commodities.

 Por Cristian Carrillo

La escalada de violencia en Libia provocó una fuerte inestabilidad en los mercados bursátiles internacionales. La rebelión contra Muammar Khadafi paralizó la actividad en ese país, dejando fuera de operaciones al tercer productor de petróleo de Africa y noveno a nivel mundial. El recorte en el suministro desencadenó un alza sostenida en el precio del crudo, que llegó a tocar esta semana los 120 dólares el barril de Brent, de referencia del Mar del Norte. Como contrapartida, los principales índices bursátiles se derrumbaron ante el temor de una nueva fase de recesión global. En la Argentina, el aumento de los commodities tiene un impacto positivo por los mayores ingresos comerciales y fiscales, pero también puede generar mayores tensiones en materia de inflación.

La revuelta en Túnez, que obligó al presidente Abdine Ben Alí a dejar el poder después de 40 años, se propagó a Egipto, donde el pueblo instalado en las calles durante 18 días también logró sacar de la Presidencia a Hosni Mubarak. Las inesperadas rebeliones de los pueblos árabes, donde coexisten países ricos con una población mayoritariamente sumida en la pobreza, contagiaron a muchos otros de Medio Oriente. Estos conflictos plantean entonces nuevos interrogantes para un mundo todavía convulsionado por el efecto de la crisis financiera de las subprime.

“Existe un nuevo antes y después para el mundo. La recuperación económica mundial pasa ahora a estar muy contaminada por el cambio de precios de algunas materias primas”, explicó a Cash el ex director del Banco Central Arnaldo Bocco. El impacto de la suba del petróleo presionará a un proceso de inflación que, a su vez, obligará a muchos bancos centrales a aplicar políticas monetarias restrictivas, subiendo las tasas de interés o reduciendo la oferta de dinero.

El barril de crudo Brent promedió en la Bolsa londinense los 120 dólares para entrega en abril. Por su parte, el petróleo West Texas Intermiediate (WTI) –el referente para el continente americano– volvió a cotizar por encima de los 100 dólares en el mercado de futuros de Nueva York (Nymex). La Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), de la que forma parte Libia, informó en Viena una revaluación del petróleo, superando los 105 dólares. Sobre el cierre de la semana, los precios bajaron levemente como consecuencia del anuncio de tratativas entre Arabia Saudita y refinerías europeas para compensar con crudo propio el que dejó de producir Libia. El país de Khadafi produce 1,6 millón de barriles por día y exporta un 80 por ciento al Viejo Continente.

En igual sentido se pronunciaron el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, y el secretario del Tesoro, Timothy Geithner. El presidente norteamericano destacó que los precios del petróleo no irán tan lejos y que “superarán la crisis desatada en Libia y volverán a estabilizarse”, en tanto Geithner sostuvo que el mundo cuenta con las reservas estratégicas suficientes como para hacer frente a una interrupción del suministro procedente de Libia. Sin embargo, los mensajes de tranquilidad no lograron calmar los ánimos de los inversores. Las Bolsas mundiales se derrumbaron y los metales en los que se refugian inversores y especuladores evidenciaron una fuerte apreciación. En particular, el oro inició una nueva escalada de precios, hasta superar los 1415 dólares la onza (31,1 gramos).

La plaza bursátil local no quedó ajena a esos cimbronazos externos. Las acciones y los títulos públicos sufrieron el recorte de precios. Acá también el interrogante es cuál será el impacto de la suba de precios de los commodities en la economía doméstica. “Con una economía creciendo nuevamente de manera salvaje este año, lo cual en sí genera tensiones en los precios internos, los aumentos que se importen a través de las materias primas serán un factor que habrá que cuidar”, señalaron desde el Palacio de Hacienda. “Sobre todo teniendo en cuenta que los sectores concentrados van a usar a la inflación como elemento de presión”, agregaron

[email protected]


Compartir: 

Twitter
 

Libia es el tercer productor de petróleo de Africa y el noveno a nivel mundial.
Imagen: EFE

el buen inversor

-Zanella reanudó sus exportaciones de motos de fabricación nacional a Brasil, tras más de diez años de la última venta de la firma al vecino país.

-Con motivo del comienzo del año lectivo, Carrefour desarrollará distintas actividades en beneficio de la educación de los niños de los sectores más vulnerables.

-British Airways lanza una promoción de vuelos para viajar en World Traveller (Economy) y en su exclusiva Club World (Business) hacia destinos de Europa.

-Las ganancias de MercadoLibre aumentaron 41,2 por ciento en el cuarto trimestre de 2010 respecto de igual lapso del año anterior, alcanzando 15,9 millones de dólares.

-Banco Credicoop anuncia una línea de Leasing para pequeñas y medianas empresas a tasa fija del 13 por ciento para la compra de bienes de capital que se fabriquen en el país.

-Mercedes Benz lanzará a fin de año el nuevo modelo de su Sprinter. Esta van lleva vendidas 200 mil unidades desde que se empezó a producir en el país, en 1996.

-Nissan invertirá 20 millones de dólares para levantar una planta en Uruguay, donde producirá 20 mil vehículos por año, cuyo principal destino será
el mercado argentino.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.