cash

Domingo, 7 de agosto de 2016

FINANZAS › EMISIóN DE BONOS DEL GOBIERNO NACIONAL, PROVINCIAS Y GRANDES EMPRESAS

El vicio de la deuda

El total de deuda del gobierno nacional aumentó en una cifra equivalente a 6 puntos del PBI, que sube a 10 puntos sumando la emisión de provincias y grandes empresas.

 Por Federico Kucher

El stock de deuda en moneda extranjera del sector público sumó 109 mil millones de dólares en junio, cuando era de 96 mil millones en diciembre pasado. Los pasivos en moneda local se ubicaron en 827 mil millones de pesos al cierre del primer semestre de 2016, cuando eran de 526 mil millones al finalizar el 2015. El total de deuda del Gobierno nacional, de este modo, aumentó en una cifra equivalente a 6 puntos del PBI, al pasar del 25 al 31 por ciento del Producto en seis meses. Cuando se suman los más de 5 mil millones de dólares colocados en bonos por las provincias y las emisiones de las empresas privadas, el endeudamiento de la economía en el gobierno de Mauricio Macri equivale a casi 10 puntos del PIB.

No son solo economistas críticos de la administración de Cambiemos quienes encienden luces de alerta sobre esta llegada de dólares. Los consultores de la city que festejaron en forma explícita la victoria del nuevo Gobierno aseguran ahora que estos niveles de emisión no resultan sostenibles en el mediano plazo.

En informes que circulan entre los principales empresarios del país llegan a comparar la situación actual con la de 1999, cuando la Alianza de Fernando de la Rúa se hizo cargo de la economía. Plantean que en estos primeros meses de gobierno hubo un “endeudamiento fácil” porque se viene de una situación inicial con bajo nivel de pasivos en moneda extranjera (12 por ciento del PBI en 2015) y los inversores internacionales estaban “ansiosos” por tener a la Argentina nuevamente disponible para colocar bonos en el mercado de capitales. Pero afirman que los dólares de la deuda cada vez serán más costosos de conseguir porque Macri no resolvió ninguna tensión macro (siguen la inflación, el déficit de las cuentas públicas, el desequilibrio de la cuenta corriente y, para colmo, se desplomó la actividad interna con caída del empleo).

La catarata de deuda que ingresó a la economía en los últimos meses no se utilizó para inversiones de infraestructura (construcción de ferrocarriles, puertos, centrales eléctricas, entre otros) ni se empleó para financiar programas de innovación que permitan impulsar la competitividad de empresas exportadoras. La Argentina se endeuda en dólares pero no los aplica en forma estratégica para ampliar los negocios de sectores productores de bienes y servicios con capacidad para generar entrada futura de divisas. Los dólares que ingresan a través del endeudamiento se están empleando para financiar el incremento de la fuga de capitales, un esquema nocivo para la estructura económica de mediano y largo plazo que se detalló en esta misma columna de Cash el domingo pasado.

El rojo por atesoramiento, turismo al exterior y giro de utilidades de multinacionales implicó una salida neta de divisas de 12 mil millones de dólares en el primer semestre del año, una cifra que llamativamente no se informó en la mayoría de los medios que hasta hace poco estaban inquietos por el nivel del tipo de cambio y el nivel de reservas.

Un documento del Ministerio de Hacienda y Finanzas al que accedió este suplemento permite precisar cuáles fueron los instrumentos financieros que explicaron el incremento notable de la deuda en el primer semestre. En lo que refiere a pasivos en dólares, se destacaron la emisión de bonos para el pago a los fondos buitre (y financiamiento del déficit fiscal) por 16.500 millones de dólares, los bonos para recompra de cupones atados al PIB por 2750 millones y las Letes por 3489 millones. En tanto, el stock de títulos de deuda emitidos en moneda local aumentó en 27.000 mil millones de pesos, mientras que stock de Lebacs se incrementó en 239 mil millones de pesos.

Compartir: 

Twitter
 

Los actuales niveles de emisión de deuda no resultan sostenibles en el mediano plazo, advierten en la city.
Imagen: Lucia Grossman

el buen inversor

-El Grupo Arcor abrió una nueva planta de molienda húmeda de maíz, ubicada en el complejo industrial Arroyito, Córdoba.

-La maderera Fiplasto invertirá 20 millones de dólares hasta 2020 para el desarrollo de nuevas líneas de productos.

-IMPA inauguró su fábrica de aerogeneradores y presentó la última generación de máquinas IWP100.ar

-Frávega, una de las compañías líderes en ventas de electrodomésticos, lanzó descuentos en calefactores, heladeras y lavarropas, entre otros.

-La marca deportiva Nike dejará de vender equipamiento para jugar al golf por la caída de las ventas de palos, pelotas y bolsos a nivel mundial.

-Aeropuertos Argentina 2000 invirtió 700 millones de pesos para modernizar el aeropuerto de Córdoba e incorporar tecnología de frontera.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.