cash

Domingo, 4 de septiembre de 2005

AGRO › LA BRASILEÑA FRIBOI PAGARA 200 MILLONES DE DOLARES POR SWIFT

Desnacionalización, en frigoríficos también

 Por Susana Díaz

El frigorífico de origen estadounidense Swift, controlado desde 1999 por capitales argentinos, pasará en los próximos días a manos brasileñas. La transferencia involucrará 200 millones de dólares. El adquirente, Friboi, es el cuarto exportador mundial de productos cárnicos. La transacción contará con la asistencia financiera del Banco Nacional de Desarrollo del vecino país, Bndes, que aportará 80 millones de dólares. Según trascendió, Friboi adquirirá el 85 por ciento del paquete accionario de Swift, del cual un 49 por ciento pertenece a los fondos de inversión JP Morgan y Greenwich Street Capital Partners, quienes saldrían del negocio. El accionista local mayoritario, Carlos Oliva Funes, titular del resto del paquete, se desprendería de un 36 por ciento del total de las acciones.

La firma había sido adquirida a la estadounidense Campbell en 1999 por 80 millones de dólares. El precio de venta conseguido asegura a los socios una considerable ganancia de 120 millones de dólares sin contar que Oliva Funes conservará una porción del capital accionario.

La noticia admite varias lecturas. Miguel Schiariti, titular de Ciccra, una de las cámaras que agrupan a los frigoríficos locales, consideró que la decisión de la firma brasileña ratifica el buen momento y la potencialidad futura del sector cárnico. Recordó que durante los ‘90, “cuando llegaban inversiones a todos los sectores”, la industria frigorífica se mantuvo al margen. Las nuevas reglas del juego local, que incluyen “la percepción de la continuidad del tipo de cambio competitivo” y la realidad de que Latinoamérica será el principal proveedor mundial de carnes en un mercado global en expansión, son las dos claves del ingreso del capital extranjero.

La transferencia de Swift completa un camino iniciado con la absorción de Finexcor por parte de Cargill y de AB&P por parte de capitales supermercadistas ingleses. Sin embargo, la unión de Swift y Friboi tiene otra dimensión. Se trata de los primeros exportadores en cada uno de sus mercados. Este año Brasil, el primer exportador mundial, venderá 1,4 millón de toneladas, mientras que Argentina, cuarta en el ranking global, exportará 800 mil toneladas. Juntas, las dos firmas controlarán el 50 por ciento del mercado mundial de carnes procesadas. A las 14 plantas frigoríficas que Friboi posee en Brasil se sumarán las 2 que Swift tiene en Argentina, una en Entre Ríos y otra en Rosario. Con clientes en 70 países, en su mercado la brasileña está integrada verticalmente, pues produce ganado en campos propios. Desde tiempo atrás las dos firmas comercializan juntas a Europa. Swift es también la marca que la brasileña utiliza en muchos de sus productos.

La segunda lectura destaca el continuo retroceso de la burguesía local en el control de áreas estratégicas. Su contracara es el avance del capital brasileño que, en su expansión, cuenta con la activa participación del Estado a través de diversos instrumentos, entre los que se destaca el consistente apoyo financiero a través del Bndes. De acuerdo con una fuente de la industria local, “llamaba la atención que Brasil no haya puesto antes los ojos en el sector cárnico”. En este contexto resulta imposible no recordar las absorciones del negocio petrolero de Pérez Companc por parte de Petrobras, de Quilmes por Ambev en el mercado cervecero y de Loma Negra por Camargo Correa en el de cementos. Todos símbolos del nuevo desarrollo del Mercosur y de la vocación productiva de la “burguesía nacional”.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.