cash

Domingo, 6 de febrero de 2011

SUMA CERO

el mito

Un equipo multidisciplinario de investigadores del Centro Nacional de Investigación Atmosférica y la Universidad de Colorado en Boulder sostienen que demostraron, mediante un complejo modelo matemático, que fue el viento y no Moisés quien separó el mar Rojo. Las simulaciones computarizadas arrojan que el viento puede empujar y hacer retroceder el agua cuando una curva de río se funde con una laguna costera. El estudio que pretende refutar cómo se organizó el éxodo de Egipto tiene como objetivo analizar si los tifones del océano Pacífico pueden aumentar las tormentas y otros efectos de vientos fuertes y sostenidos en aguas profundas.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.