cash

Domingo, 30 de octubre de 2011

DEBATE › LA RECETA DE LA ORTODOXIA ANTE LA CRISIS INTERNACIONAL

Los ajustadores

Economistas del establishment aconsejan planes de ajustes tradicionales. Para ellos siempre existe alguna excusa para ajustar. El resultado sería estanflación: estancamiento más inflación.

 Por Juan Santiago Fraschina *

Según la visión ortodoxa, la unión aduanera –esto es la eliminación de los aranceles a las importaciones– entre países europeos generaría en el largo plazo una convergencia de productividades entre sus economías, lo cual conduciría a un crecimiento y el desarrollo de la Unión Europea. Dicho de otra forma, la no intervención de los Estados y el libre funcionamiento del mercado se traduciría en un “efecto derrame” para las economías más vulnerables. La consecuencia fue que las economías como Grecia, con menor productividad en comparación con países como Alemania, experimentaron un déficit comercial debido al incremento de las importaciones que fue compensado con un aumento de su deuda externa. Esto es lo que está explotando actualmente en Europa. La crisis se debe a cuestiones estructurales provocadas por el proceso de liberalización del comercio exterior.

Para los neoliberales, el problema de países como Grecia es el excesivo gasto público y por lo tanto la solución a la crisis son ajustes del Estado. De esta manera, el FMI les impone a través de las condicionalidades la reducción del gasto público como contrapartida de los préstamos. Lo mismo que le sucedió a la Argentina a fines de la década del ’90. Pero la salida para Grecia es otra: la reestructuración de la deuda externa para el achicamiento de su capital e intereses junto con la modificación del esquema neoliberal de la Unión Europea.

Esta crisis se puede transmitir por dos vías: financiera y comercial. Es importante destacar que el efecto contagio es siempre más rápido por el canal financiero debido a la rapidez de sus operaciones. La crisis actual no se puede trasladar a la Argentina por vía financiera como consecuencia del proceso de desendeudamiento y la falta de necesidad de recurrir al mercado internacional. Por la vía comercial, a partir de la diversificación de los destinos de las ventas externas, existe un porcentaje menor de las exportaciones hacia los países desarrollados en crisis. Por lo tanto, la manera de trasladarse a la economía nacional es si la crisis repercute en los dos socios comerciales más importantes: Brasil y China.

A diferencia de la década del ’90, cuando las crisis en cualquier país del mundo se trasladaba rápidamente a la Argentina por vía financiera (como consecuencia de que el modelo de convertibilidad dependía del endeudamiento público externo), en la actualidad el país está más blindado de las fluctuaciones de la economía mundial. Además, si la crisis llegara por la vía comercial, la economía nacional presenta fortalezas como la cantidad de reservas internacionales en manos del Banco Central, el superávit comercial, fiscal y la solvencia del sistema bancario que le permitiría hacer frente a la misma.

Sin embargo, ante esta evidencia, economistas del establish-ment, al igual que los ortodoxos extranjeros, recomiendan que la Argentina debe devaluar la moneda y reducir el aumento del gasto público. Es decir, aconsejan planes de ajustes tradicionales. Para estos economistas siempre existe alguna excusa para ajustar. El resultado de sus consejos sería la estanflación: estancamiento más inflación.

En contraposición, el Gobierno viene aplicando recetas heterodoxas, como el aumento de la Asignación Familiar por Hijo, el incremento de la inversión pública, las convenciones colectivas que se traducen en una expansión de los salarios, la integración latinoamericana para la coordinación macroeconómica y la política comercial administrada. A esto se agrega el esfuerzo para aumentar la competitividad de la economía vía la reconstrucción de la infraestructura, por ejemplo en puertos, rutas y energía. Cuando los ajustadores se hicieron cargo de la economía, se terminó en el infierno

* Economista de la graN maKro.

Compartir: 

Twitter
 

Fraschina: “La competitividad aumenta con más infraestructura”.
Imagen: Enrique García Medina

planes

-“Para los neoliberales, el problema de países como Grecia es el excesivo gasto público y por lo tanto la solución a la crisis es el ajuste.”

-“Esta crisis se puede transmitir por dos vías: financiera y comercial.”

-“No se puede trasladar a la Argentina por vía financiera por el beneficio del desendeudamiento.”

-“La manera de trasladarse a la economía nacional es si la crisis repercute en los dos socios comerciales más importantes: Brasil y China.”

 
CASH
 indice
  • Nota de tapa
    Servicio...
    Informe especial Privilegios de la telefonía móvil
    El mercado de la...
    Por Sebastián Premici
  • TASAS NEGATIVAS CON CRECIMIENTO DE LAS INVERSIONES PRODUCTIVAS
    Eutanasia del rentista
    Por Diego Rubinzal
  • DEBATE > LA RECETA DE LA ORTODOXIA ANTE LA CRISIS INTERNACIONAL
    Los ajustadores
    Por Juan Santiago Fraschina
  • OPINION > CLAROSCUROS DE LA DINAMICA DEL MERCADO LABORAL
    La virtud del empleo
    Por Javier Lindenboim
  • FINANZAS > BATERIA DE MEDIDAS PARA MEJORAR LA ADMINISTRACION DE DIVISAS EN EL MERCADO LOCAL
    Orden en la city
    Por Cristian Carrillo
  • OPINION > CRISIS DEL PARADIGMA NEOLIBERAL Y EL MOVIMIENTO DE LOS INDIGNADOS
    La “sociedad de mercado”
    Por Amilcar Salas Oroño
  • MUNDO FINANCIERO > EL CASO RAJ RAJARATNAM
    Hojas de palmeras
    Por Carlos Weitz
  • ENFOQUE
    Hechos asombrosos
    Por Claudio Scaletta
  • FALLECIO PIERANGELO GAREGNANI, ECONOMISTA ITALIANO
    Heterodoxo rebelde
    Por Eduardo Crespo y Andrés Lazzarini
  • SUMA CERO
    el chiste
  • SUMA CERO
    el libro
  • SUMA CERO
    ¿cuáles?
  • SUMA CERO
    textual
  • SUMA CERO
    el número
  • SUMA CERO
    jornada
  • SUMA CERO
    el dato
  • SUMA CERO
    el acertijo

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared