cash

Domingo, 4 de marzo de 2007

EL BUEN INVERSOR › FUERTE RETROCESO DE LAS PRINCIPALES BOLSAS MUNDIALES

¿Crac o ajuste?

Las caídas generalizadas de los mercados accionarios encendieron luces de alerta. La duda es si se trata de una corrección luego de abultadas ganancias acumuladas o el comienzo de la debacle.

 Por Claudio Zlotnik

¿Hacia dónde apuntará el actual ajuste de las Bolsas? ¿Será cuestión de esperar a que finalice la volatilidad? ¿O se trata del inicio de una crisis financiera global? ¿Quién tendrá razón, Alan Greenspan o su sucesor en el cargo, Ben Bernanke? La polémica en la city está al rojo vivo. La experiencia de los últimos seis años da cuenta de que, en total, hubo cuatro grandes correcciones bursátiles y que el mercado accionario salió fortalecido de todas ellas. ¿Será éste el quinto caso de la serie o se rompió esa dinámica?

Para aproximarse a una respuesta a esos interrogantes es interesante hacer un seguimiento del índice MSCI (Morgan Stanley Capital International Index). Este indicador, que reúne a su vez un conjunto de paneles accionarios y es utilizado para monitorear la evolución de los mercados internacionales, permite observar que desde 2000 hubo cuatro grandes desplomes globales. Pero que la tendencia de fondo siempre fue alcista. Especialmente a partir de marzo de 2003.

El primer derrumbe del siglo ocurrió tras el atentado a las Torres Gemelas. En aquel momento, el MSCI se anotó un quebranto del 28 por ciento. Tras una recuperación que duró hasta junio de 2002, hasta fines de aquel año hubo otra caída fuerte de los mercados accionarios internacionales del 26 por ciento promedio. En forma simultánea, la Reserva Federal (banca central estadounidense) fue reduciendo la tasa de interés de corto plazo. Del 6,5 por ciento anual del 2001 la llevó al 1,0 por ciento hacia comienzos de 2003, el menor nivel desde la década del ’50.

Ese escenario impulsó a los mercados accionarios, que treparon la friolera de 64 por ciento en promedio, entre marzo de 2003 y abril de 2004. En ese momento sobrevino un ajuste bajista del 15 por ciento, que se dio en unas pocas jornadas. Y de nuevo retomó la tendencia alcista. En los dos años que van desde mayo de 2004 al mismo mes de 2006, el índice MSCI recuperó un 87 por ciento (de 19.900 a 37.400 puntos). El año pasado –se recordará– se produjo una fuerte caída de los activos financieros y también de los commodities. En el caso de las acciones, el retroceso fue del 20 por ciento. Superado ese traspié, el MSCI Index continuó hacia arriba: subió 28 por ciento hasta que se produjo la ola de ventas de la semana pasada.

La clave de esa última recuperación fue, en gran medida, la enorme liquidez disponible en los mercados internacionales. Si bien Estados Unidos ya no tiene la tasa en el nivel de 2001, la actual de 5,25 por ciento anual es, en términos reales, uno de las más bajas de la historia, según consigna un informe elaborado por el JP Morgan.

Otro banco internacional –HSBC– sacó un informe consignando las sucesivas rebajas de las tasas de interés, tanto en los Estados Unidos como en Europa. Y destacó la manera en que esa política monetaria expansiva se fue reflejando en la continua revalorización financiera, en un contexto de crecimiento económico generalizado.

En Wall Street y en la city porteña coincidían en que la Bolsa de Shanghai iba a ajustar sus precios, que en los últimos tiempos estuvieron inflados por la masiva participación de inversores que tomaron créditos para apostar por las acciones. Más que hacia China, las miradas están puestas en lo que ocurra con la economía estadounidense. Por ahora, los operadores le asignan una probabilidad baja a una recesión. Y que, aun si lo hiciera, una rebaja adicional de la tasa internacional aseguraría la liquidez global. La señal que los bancos les están enviando a sus clientes es que el actual escenario es parecido al de los cuatro ajustes anteriores de este siglo. Y que la fiesta continuará.

Compartir: 

Twitter
 

En el recinto, por ahora, no hay pánico, porque evalúan que la caída de las cotizaciones obedece a un ajuste y no a un cambio de tendencia.
Imagen: Télam

Molinos Río de la Plata obtuvo una ganancia de 68 millones de pesos en el último año, un monto superior a los 43 millones del ejercicio anterior.

El Banco Provincia dará hasta el último día de marzo para inscribirse en el programa Borrón y Cuenta Nueva, que brinda la oportunidad de reinsertarse en el sistema bancario a los deudores afectados por la última crisis.

Visa puso en marcha la promoción “Volvé al colegio con VISA”, que permite diferir el pago de las compras hasta 30 días y hasta en 3 cuotas sin interés.

El centro comercial El Solar de la Abadía concretó un plan de expansión en la oferta marcas de primer nivel. Se prevé una facturación anual de 95 millones de pesos.

Cabaña Argentina, empresa líder en producción de carne porcina, adquirió un predio para instalar un frigorífico. La propiedad, de 38 hectáreas, tuvo un costo de 381 mil dólares.

Siderar declaró una ganancia de 1342,1 millones de pesos en su ejercicio del año pasado, superior a los 1190,9 millones obtenidos en 2005. La variación se generó por mayores resultados de inversiones en sociedades vinculadas, como fue la compra de Hylsamex.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.