cash

Domingo, 17 de octubre de 2010

OPINION › INFORME DE LA INVERSION PARA LA CAMPAñA 2010/2011

Cifras poco AACREAíble sobre el campo

 Por Enrique Aschieri y Demian Dalle *

Algunos medios porteños hicieron eco favorable a un estudio de la Asociación Argentina de Consorcios Regionales de Experimentación Agrícola (Aacrea) según el cual “en la campaña 2010/11, el sector agropecuario invertirá 70.156 millones de pesos para la producción de granos en la Argentina, los cuales producirán 95,35 millones de toneladas de alimentos”. Uno de ellos fue más lejos y en lugar de “70.156 millones de pesos” no se arredró por el insignificante detalle de la realidad y editorializó –citando como fuente al informe de Aacrea– que el verosímil record en toneladas se debe a “una inversión de más de 70.000 millones de dólares” del sector y no sólo al buen tiempo. Es cierto que 277 mil millones de pesos no es lo mismo que 70 mil, pero eso no fue óbice para que ese mismo día otro matutino editorializara su amarga queja sobre el injusto motejar al sector agropecuario de “primario”, en el sentido de primitivo. Así, no reparó en el hecho de que según el diccionario de la Real Academia las dos primeras acepciones del adjetivo “primario” refieren a: “Primero en orden o grado” y también: “Principal, esencial”. Es por eso que se lo llama “primario” al sector; nada desdeñable –más bien lo contrario– en un mundo donde lo que importa es el valor de cambio en vez del valor de uso. Clima de época que le dicen.

A todo esto, lo cierto es que los datos de Aacrea, en pesos o correctamente expresados en dólares, son falsos. Considerando las cifras de 2009 en pesos corrientes, el PIB fue de 1 billón 244 mil millones de pesos y el PIB agropecuario fue el 6 por ciento de ese total, o sea: 73 mil millones de pesos. Toda la economía invirtió 20,9 por ciento del PIB, esto es: 256 mil millones de pesos. Aplicado al agro, éste habría invertido unos 15 mil millones de pesos.

¿Dónde está la trampa de Aacrea? En que toma toda la estructura de costos del sector (el PIB) como si fuera inversión, cuando inversión es nada más –y nada menos– que el nuevo capital que se crea por períodos –usualmente un año– para tornar más productivo un emprendimiento. Pagar salarios u otros gastos no se cuentan como inversión

* Economistas, coordinadores del Departamento de Economía Internacional de la Sociedad Internacional para el Desarrollo (SID) Capítulo Buenos Aires.

Compartir: 

Twitter
 

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2017 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.

Logo de Gigared