cash

Domingo, 17 de octubre de 2010

FINANZAS › EL FMI PROPONE APRECIAR LA MONEDA PARA TRANSFERIR LOS COSTOS DE LA CRISIS A LOS PAíSES EN DESARROLLO

La guerra de monedas

El Fondo Monetario recomienda controles de capitales pero no tantos y, en especial, presiona para que los países en desarrollo fortalezcan sus monedas para permitir mejorar las cuentas de las potencias en crisis.

 Por Tomás Lukin

“A grandes rasgos, las fuerzas de mercado, en la forma de grandes ingresos de capitales, están presionando a los países emergentes en la dirección correcta. Sin embargo, en la medida que algunos países no permiten los ajustes suficientes del tipo de cambio, esto exacerba el problema para otros. El uso de reservas debe ser limitado, y el rol de los controles de capitales, si es que tienen alguno, debe ser dirigir los flujos de acuerdo con las preocupaciones macroprudenciales y no prevenir los necesarios movimientos en el tipo de cambio. La receta de política para los países en desarrollo lleva la firma del economista jefe del Fondo Monetario Internacional, Olivier Blanchard, y en el Banco Central rechazan esa oxidada propuesta. El cuestionamiento que realizó la presidenta de la entidad, Mercedes Marcó del Pont, estuvo acompañado por el reclamo de su par brasileño, Henrique Meirelles, cuyo gobierno duplicó recientemente el impuesto a la entrada de capitales.

A comienzos de año, el FMI y su economista jefe redescubrieron que los controles de capitales eran una herramienta relevante para evitar la profundización de las crisis. Ese reconocimiento duró poco y el organismo volvió a emprender contra el conjunto de políticas que utilizaron en los últimos años los países en desarrollo. La propuesta del Fondo para lograr lo que denomina “una recuperación fuerte, sostenida y balanceada de la economía global” en el marco del tensionado escenario cambiario posee cuatro ejes. Los primeros tres corresponden a los países avanzados: profundizar el ajuste en las cuentas fiscales, continuar con los rescates al sistema bancario y perseguir una política monetaria pasiva. El cuarto punto está referido a las economías en desarrollo, que deben abandonar la intervención en el mercado cambiario y apreciar sus monedas, dejar de acumular reservas y minimizar las limitaciones a los flujos de capitales.

“Una apreciación cambiaria que tendría como consecuencia que los países desarrollados exportarán su estancamiento a los emergentes, pero hay consenso entre los países en desarrollo en no permitir que esto ocurra. Además, conocemos los riesgos que supone el ingreso de capitales de corto plazo. No podemos dejar que el mundo desarrollado use nuestros mercados internos como tabla de salvación”, apuntó Marcó del Pont en referencia al discurso del FMI.

La preservación de tipos de cambio competitivos, la acumulación de divisas y la preservación de los superávit en cuenta corriente son algunos de los ejes de las políticas económicas que permitieron a muchos países profundizar sus procesos de crecimiento. Por ese motivo, en el directorio del Banco Central reiteran el compromiso de preservar un tipo de cambio competitivo y sin volatilidad. El correlato de esa política es la masiva acumulación de divisas en el BCRA, que la semana pasada volvieron a quebrar su marca histórica al superar los 51.600 millones de dólares. Las autoridades del banco reconocen que están realizando un monitoreo diario de los flujos de capitales y destacan la relevancia de que el Gobierno no haya cedido al reclamo de la Bolsa de Comercio para eliminar el encaje al ingreso de capitales financieros mediante el cual los inversores tienen que depositar por un año en el Banco Central el 30 por ciento de los fondos que ingresan al país. En cambio, desde algunos sectores cuestionan directamente la ausencia de un impuesto que grave las transacciones financieras

Compartir: 

Twitter
 

Olivier Blanchard, economista jefe del FMI. Argentina resiste su receta.
Imagen: EFE

el buen inversor

-Con una inversión de más de 3 millones de pesos, Mabe incorporó equipos de última tecnología para control de calidad de las heladeras producidas en su planta industrial ubicada en San Luis.

-Durante septiembre, 1.993.312 pasajeros utilizaron los servicios de las 33 terminales administradas por Aeropuertos Argentina 2000, 10,2 por ciento más que el mismo período del año anterior.

-El grupo chileno Sigdo Koppers invertirá 10 millones de dólares en Santa Fe para la fabricación de refrigeradores “no frost” y ampliar la capacidad de una planta de congeladores.

-La cerealera Noble Argentina inauguró en Timbúes, Santa Fe, una planta de procesamiento de soja, que demandó una inversión global de 150
millones de dólares.

-Con una inversión de 20 millones de pesos, el Grupo Cencosud desembarcará en Madero Harbour, en Puerto Madero, con un supermercado premium con bandera Disco.

-Terminal de Cargas Argentina inauguró un nuevo depósito de 3400 metros cuadrados en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza.

-Ledesma inauguró una planta de producción de bioetanol en Jujuy invirtiendo 65 millones de pesos con el 85 por ciento de la maquinaria empleada de origen nacional.

-YPF ganó la licitación de cuatro áreas en Perú para la exploración y producción de hidrocarburos integrando un consorcio con Ecopetrol del Perú.

 
CASH
 indice

Logo de Página/12

© 2000-2019 www.pagina12.com.ar | República Argentina | Política de privacidad | Todos los Derechos Reservados

Sitio desarrollado con software libre GNU/Linux.